PUBLICIDAD
 
domingo, 21 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

Alabando su nombre, saltando de alegría

El hecho de ver pasar sus prodigios ante nosotros y no darles la relevancia que merecen, hace que olvidemos con torpeza a quien es merecedor de nuestra continua alabanza.

ÍNTIMO AUTOR Yolanda Tamayo 09 DE ENERO DE 2018 20:22 h

"Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración. Y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo. Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le diesen limosna. Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos. Entonces él les estuvo atento, esperando recibir de ellos algo. Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda". Hch 3:1-6



¿Cuántos años llevaría aquel hombre sentándose a la puerta de la hermosa?¿Cuántas veces habría soñado con recibir sabrosas limosnas que le permitieran vivir más cómodamente? Jamás habría  pensado que aquel encuentro con Juan y Pedro iba a resultar tan trascendental. El milagro fluye, los tullidos miembros son restaurados, la cojera desaparece, su vida es transformada. En ese vertiginoso cambio, en ese vuelco maravilloso que efectúa su existencia,  reconoce el poder de Dios en todo lo que le acaba de acontecer. Entra  gozoso en el templo, exultante de alegría, saltando y alabando a Dios. Reconoció este hombre con inmediatez al autor de aquel regalo. Sabía que había utilizado  hombres sencillos  para ejecutar el milagro, pero la transformación, el cambio, era   poder absoluto de Dios. No siempre reconocemos el poder de Dios en nuestras vidas. Aceptamos su misericordia y todo lo que ello  conlleva con la naturalidad de quienes  creen ser merecedores de tal despliegue de amor. A veces no somos conscientes de que cada día es un pequeño gran milagro que hemos de agradecer a quien nos lo da. No podemos acostumbrarnos a Dios. El hecho de ver pasar sus prodigios ante nosotros y no darles la relevancia que merecen, hace que olvidemos con torpeza a quien es merecedor de nuestra continua alabanza.

Cuando la monotonía y ajetreo diario me roba la claridad para ver lo que me acontece con ojos agradecidos, reconozco la necesidad que tengo de pasar un tiempo a solas con Él. En esos encuentros solitarios, hallo la respuesta que mi corazón ansía, ese soplo de aire renovador que me indica donde esta mi hogar. Cuando las piernas que con anterioridad estuvieron atadas, son desligadas de amarres, busco con alegría el lugar de recogimiento para decirle a Él que me alegro que aún tenga misericordia de mí. Me acerco a él desnuda de miedos, portando mi vida cómo ofrenda de amor, Alabando su nombre y  saltando de alegría.


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Alabando su nombre, saltando de alegría
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.