PUBLICIDAD
 
martes, 22 de octubre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    11
     

    Una reflexión cristiana sobre Mandela

    Una reflexión inquietante del papel del cristianismo en la historia de Sudáfrica me ha hecho recordar cómo lo cristiano ha llegado a corromperse en la historia, y la valentía nutrida por la fe de algunos cristianos luchando contra el abuso y la injusticia.
    MI UNIVERSO AUTOR Samuel Escobar 04 DE JULIO DE 2013

    Nelson Mandela


    Mi paisano arequipeño y premio Nóbel Mario Vargas Llosa acaba de publicar en El País de este pasado Domingo (30-6-2013) un artículo brillante y apasionado sobre el líder sudafricano Nelson Mandela. Es un elogio que resume y aclara la trayectoria política de quien evitó que un cambio social de grandes dimensiones terminase en la carnicería de una guerra civil.

    No se puede negar que pese a su proclamado agnosticismo y su sospecha respecto a todas las religiones, Vargas Llosa mantiene una profunda sensibilidad moral y una conciencia de la dimensión ética de la vida que aparece en sus escritos sobre los temas más diversos.

    He de confesar que este artículo de Vargas Llosa me ha llevado a una reflexión inquietante y turbadora acerca del papel del cristianismo en la historia de Sudáfrica. Me ha hecho recordar momentos singulares en los que llegué a comprender algo de la hondura del drama que vivió esa nación, de las formas en que lo cristiano ha llegado a corromperse en la historia, pero también de la valentía nutrida por la fe con que algunos cristianos lucharon contra el abuso y la injusticia.

    El apartheid, es decir la segregación racial impuesta por los blancos a los negros, en vivienda, relaciones humanas, salud y educación dominaba la vida social, cultural y religiosa de Sudáfrica.

    Comprendí algo de lo que fue el apartheid en un Congreso de Evangelización convocado por Billy Graham en Berlín, en 1966. Los organizadores tuvieron que enfrentarse a las quejas de los líderes evangélicos sudafricanos blancos que protestaban de que los hubiesen alojado en el mismo edificio con los evangélicos sudafricanos negros que habían asistido al evento.

    En la sección sobre obstáculos a la evangelización tuve el honor de conocer a Michael Cassidy, un joven y brillante evangelista que se atrevió a decir desde la plataforma, en su breve ponencia, que en Sudáfrica el apartheid era un obstáculo a la evangelización. También tuve que escuchar la defensa apasionada del apartheid de boca de evangélicos sudafricanos blancos, calvinistas celosos de la ortodoxia protestante, que intentaban explicar por qué el apartheid no contradecía la conciencia social cristiana. Ellos condenaban a Cassidy y lo acusaban de ser comunista.

    En su artículo Vargas Llosa nos recuerda que el “progenitor intelectual” del apartheid fue Hendrik Verwoerd, un afrikáner, profesor de sociología en la Universidad de Stellenbosch. Los afrikáner eran la minoría blanca, descendientes de los calvinistas holandeses, alemanes y franceses que se habían establecido en territorio sudafricano desde 1652, fundando las colonias de Transvaal y Orange y que pasaron a vivir bajo el dominio británico en 1894.

    Un calvinismo estricto era la religión oficial única de estos estados blancos hasta fines del siglo 19. Poseedores de una ética protestante de trabajo duro, ahorro y vida disciplinada los afrikáners habían creado una colonia rica y bien organizada, pero habían llegado también a la convicción de que su presencia en África y el régimen social inicuo que habían establecido eran de origen divino. La Unión Sudafricana, creada por los británicos en 1910, incluía también británicos, colonos procedentes de la India y por supuesto una mayoría (88%) de africanos nativos, pero siempre estuvo gobernada por aquella minoría boer de origen calvinista.[1]

    A lo largo del siglo 20, el régimen de dominio férreo de los blancos se mantuvo a sangre y fuego, pese a que fue criticado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1952, siendo Sudáfrica expulsada de la ONU en 1974.

    La oposición de la población negra fue canalizada por el Congreso Nacional Africano, uno de cuyos líderes fue precisamente Nelson Mandela a quien el gobierno condenó a cadena perpetua en 1964. Vargas Llosa nos recuerda que para Mandela en esa época “el régimen racista y totalitario sólo sería derrotado mediante acciones armadas, sabotajes y otras formas de violencia”.

    Lo que describe nuestro premio Nobel con una prosa magistral es el cambio de mentalidad, esa especie de “conversión” que se operó en Mandela durante su estancia en la prisión: “Debió de tomarle mucho tiempo – meses, años – convencerse de que toda esa concepción de la lucha contra la opresión y el racismo en África del Sur era errónea e ineficaz y que había que renunciar a la violencia y optar por métodos pacíficos, es decir, buscar una negociación con los dirigentes de la minoría blanca – un 12% del país que explotaba y discriminaba de manera inicua al 88% restante-, a la que había que persuadir de que permaneciera en el país porque la convivencia entre las dos comunidades era posible y necesaria cuando Sudáfrica fuera una democracia gobernada por la mayoría negra”.

    La personalidad de Mandela es descrita por Vargas Llosa con lenguaje que recuerda las virtudes que admiramos en algunos héroes cristianos: “Maravilla pensar que Mandela perfectamente consciente de las vertiginosas dificultades que encontraría en el camino que se había trazado, lo emprendiera, y más todavía que perseverara en él sin sucumbir a la desmoralización un solo momento y veinte años más tarde consiguiera aquel sueño imposible…”

    Hay que recordar, sin embargo, que Mandela no es cristiano ni se convirtió a la fe cristiana. Y nos hace bien, contra las tentaciones a la arrogancia que a veces nos asaltan, recordar que los cristianos no tenemos el monopolio de la virtud y el buen vivir ni de la lucha por la justicia en el mundo. Hemos de aprender a reconocer el bien allí donde éste se manifiesta y agradecer a Dios por eso que Calvino llamaba la “gracia común” por medio de la cual Dios hace que sea todavía posible la supervivencia de la raza humana en este planeta.

    Sin embargo como cristianos también hemos de recuperar la memoria histórica. Hacia 1979 conocí en un encuentro académico al misionólogo sudafricano David Bosch con quien compartí una habitación del centro en que estábamos reunidos en Ventnor, New Jersey, Estados Unidos.

    En nuestras largas conversaciones David me contaba el calvario que pasaban muchos académicos y dirigentes cristianos, africanos, ingleses o afrikáners, por su abierta crítica al apartheid. Recordamos al novelista Alan Patton con su magistral novela de protesta Tierra Mártir, y a líderes cristianos como Trevor Huddleston, Desmond Tutú, Beyers Naudé , Manas Buthelezi.

    También a organizaciones como el Consejo Sudafricano de Iglesias y la Comisión Católica Sudafricana para la Justicia y la Paz. Con sus escritos, sus posturas críticas y sus proyectos audaces estos cristianos contribuyeron a crear la atmósfera social y espiritual que hizo posible el milagro de la transición pacífica: la liberación de Mandela en 1990, las elecciones multirraciales en abril de 1994 y la investidura de Mandela como primer presidente negro del país en mayo de ese mismo año.

    La prosa de Vargas Llosa adquiere tonos épicos cuando nos dice que “Habría que ir a la Biblia, a aquellas historias ejemplares del catecismo que nos contaban de niños para tratar de entender el poder de convicción, la paciencia, la voluntad de acero y el heroísmo de que debió hacer gala Nelson Mandela todos aquellos años para ir convenciendo primero a sus propios compañeros de (la prisión) Robben Island, luego a sus correligionarios del Congreso Nacional Africano, y por último a los propios gobernantes y a la minoría blanca de que no era imposible que la razón reemplazara al miedo y al prejuicio, que una transición sin violencia era algo realizable…”

    En resumen, Vargas Llosa refiriéndose a la salud de Mandela y el desenlace que ya se espera dice “Por una vez podremos estar seguros de que todos los elogios que lluevan sobre su tumba serán justos, pues el estadista sudafricano transformó la historia de su país de una manera que nadie creía concebible y demostró con su inteligencia, destreza, honestidad y valentía que en el campo de la política a veces los milagros son posibles”.

    Hoy que la corrupción campea a sus anchas en la vida política española y que los evangélicos se preguntan cuál puede ser su papel dentro de la realidad socio-política actual, vale la pena detenerse a considerar hazañas políticas como las de Mandela o más cerca de nosotros Martin Luther King. Eso nos permitirá saber cómo empezar por lo menos obedeciendo mejor el consejo paulino: “Exhorto ante todo a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.” ( 1 Tim 2: 1-2).



    [1] Parte de la información sobre Sudáfrica que presento está tomada de dos libros: John Baur,2000 años de cristianismo en África, Editorial Mundo Negro, Madrid 1996; y Todd M. Johnson and Kenneth Ross, Eds. Atlas of Global Christianity, Edinburgh University Press, 2009.
     

     


    9
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Pablo Romero
    23/09/2013
    17:40 h
    9
     
    'Mandela sí fue cristiano.?' El hecho de haber asistido a alguna iglesia en algún momento de tu vida no te hace cristiano para siempre. El término cristiano es tomado muy a la ligera y mal aplicado. Mandela fue una muy buena personal al parecer pero yo no leí, ni escuche en ningún lado que predicase el evangelio de Jesucristo o que siquiera nombre a Jesús. Cristiano es el que aman a Jesucristo (El CRISTO) y quien lo ama hace su voluntad, no la propia. NO MESCLEMOS.... Lucas 12:8 (RV1960), Dios los bendiga...Y que nuestro ejemplo a seguir sea siempre JESUS y no Mandela ni ningún otro.
     

    ynes
    14/08/2013
    00:51 h
    8
     
    En lugar de leer a Vargas Llosa ( que ya lleva en su escrito su ideología política, social, etc. y que cuenta también que no es creyente ) mejor lean su autobiografía que el mismo Mandela ha hecho ( El Largo camino a la libertad ), es asqueroso leer : que Mandela tuvo mucho tiempo ( en prisión ) para pensar ¿? ...Mandela era sobre todo 'africano'-universal, admiraba a Gandhi y a Jesús...era cristiano pero con una visión muy amplia...mucho mejor que Vargas Llosa que por cierto ¿ qué extraño que no ha escrito nada a cerca del papel de USA y Reino Unido en las Naciones Unidas en ese tiempo...
     

    Enrique Montenegro (Madrid)
    06/07/2013
    10:33 h
    7
     
    Excelente articulo don Samuel. Gracias por compartirlo. Es 'dar honra a quien merece honra' y por otro lado plasmar una lección de la importancia de anteponer los 'procesos de cambios' ante que las medidas desesperadas que nunca producen transformaciones en pos de la unidad de una nación. Lo mejor, no llagar tarde con las flores, sino honrarlo en vida. ¡felicitaciones!
     

    ana
    06/07/2013
    10:33 h
    6
     
    que bueno! ya me parecia que solo con la fuerza de Dios un ser humano puede ser instrumento de cambios tan notorios! toooda la gloria sea a El, a jesus por los siglos de los siglos!!!!
     

    Adán Quintanar Vargas
    05/07/2013
    01:33 h
    5
     
    Muy interesante, gracias por compartir este articulo, saludos cordiales
     

    Leonel Angelillo Dos Santos
    05/07/2013
    01:33 h
    4
     
    Muy buen articulo, He aprendido a que detrás de un agnóstico sincero, hay un creyente que fue lastimado, y que busca, por todos los medios, reflotar la fe.
     

    Daniel Hofkamp
    05/07/2013
    01:33 h
    3
     
    Tremendo artículo. Gracias Samuel.
     

    David Bea
    05/07/2013
    01:33 h
    2
     
    Que gran reflexión, sabia, equilibrada y justa. Gracias, Don Samuel, un abrazo.
     

    Carlos Moreno
    05/07/2013
    01:33 h
    1
     
    Mandela sí fue cristiano.De hecho, era de filiación Metodista.Su madre lo fue también y fue educado en una escuela misionera metodista en Sudáfrica existen documentos que lo comprueban.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Una reflexión cristiana sobre Mandela
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Cataluña, Argelia, y evangélicos-OEA: 7 Días 1x03 Cataluña, Argelia, y evangélicos-OEA: 7 Días 1x03

    Debate de actualidad: crisis en Cataluña, persecución a cristianos en Argelia y petición de no renovar al secretario general de la OEA por su activismo proaborto.

     
    La indispensable formación en atención familiar La indispensable formación en atención familiar

    “La sociedad cambia a pasos agigantados”, explica Juan Varela, director de un curso de consejería y orientación familiar en el que, basados en la Biblia y de la mano de las ciencias, se enseñan principios prácticos.

     
    Unamuno y Mackay: el balcón y el camino Unamuno y Mackay: el balcón y el camino

    El teólogo Samuel Escobar explica la amistad entre el misionero escocés y el escritor vasco, y la influencia del Unamuno en el pensamiento teológico contemporáneo.

     
    Voluntariado, el pulmón de la acción social Voluntariado, el pulmón de la acción social

    Alberto Crespo, voluntario de Alianza Solidaria, explica su experiencia de varios años participando en los proyectos de esta entidad.

     
    Genética y homosexualidad: análisis del genetista Daniel Beltrán Genética y homosexualidad: análisis del genetista Daniel Beltrán

    Beltrán analiza el mayor estudio científico realizado hasta la fecha, su metodología y conclusiones. Una entrevista de Julio Pérez (Onda Paz, El Tren de la Vida).

     
    España, ante la ‘tormenta perfecta’ España, ante la ‘tormenta perfecta’

    La crisis de investidura tras las elecciones nacionales, la amenaza de un Brexit duro y la sentencia del "procés" en septiembre colocan a España ante una "tormenta perfecta" social, política y económica, opina César Vidal.

     
    “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera” “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera”

    Luis Fajardo explica de qué forma involucrarse en esta iniciativa para regalar el Nuevo Testamento a miles de personas que atraviesan la frontera en verano.

     
    Día del Orgullo gay: análisis crítico Día del Orgullo gay: análisis crítico

    Entrevista a César Vidal, sobre la celebración de Madrid, con ataque a partido político que participaba en el evento. Analiza también el trasfondo de esta manifestación.

     
    “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio” “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio”

    Nacho Marqués, director de Agape en España, explica la visión de la entidad que celebra su 50ª aniversario este año 2019.

     
    “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

    Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: cuando todos desaparecieron Héroes: cuando todos desaparecieron

    José de Arimatea mostró su valor y fidelidad a Jesús en un entorno de abandono.

     
    El informativo #15: Reconstrucción en Siria El informativo #15: Reconstrucción en Siria

    La actividad de entidades cristianas en Alepo es uno de los temas que presentamos en nuestro espacio semanal.

     
    Héroes: la belleza de ser segundo Héroes: la belleza de ser segundo

    Baruc nos da ejemplo de que las cosas que parecen secundarias o cotidianas son apreciadas por Dios.

     
    Héroes: el valor de una adolescente Héroes: el valor de una adolescente

    Marcó el rumbo de la historia al dejar de lado el rencor y convertirse en un agente de bendición para quien no lo merecía.

     
    El informativo #12: Por la vida y la familia en México El informativo #12: Por la vida y la familia en México

    La actualidad evangélica desde México a la Unión Europea, donde se pone en marcha un proyecto pionero de estudio del cerebro.

     
    El informativo #11: Evangelismo entre alemanes en Mallorca El informativo #11: Evangelismo entre alemanes en Mallorca

    Entre otros temas, viajamos a Hong Kong, donde se ha celebrado un congreso para promover la unidad de los cristianos chinos.

     
    El informativo #10: Día mundial contra la trata El informativo #10: Día mundial contra la trata

    Visitamos las excavaciones arqueológicas que revelan la ciudad bíblica de Gat. Un testimonio directo nos explica cómo los cristianos memorizan la Biblia en Corea del Norte.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.