PUBLICIDAD
 
viernes, 16 de noviembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    2
     

    ¡A sus órdenes!

    La soberbia le cegaba un ojo y la devoción nublaba la vista de cuantos le seguían.

    TUS OJOS ABIERTOS AUTOR Isabel Pavón 20 DE OCTUBRE DE 2017 11:55 h

    Había nacido para militar pero se le había truncado la carrera y, lejos de ascender en el ejército, le pareció más fácil infiltrarse en algún grupo ya compuesto y, de ahí, directamente en las vidas ajenas mostrando un interés benigno por las personas. Vio fácil dar así rienda suelta a sus chismorreos y ansias de poder, una combinación a todas luces explosiva.



    Su primera táctica para menospreciar a los demás era el encuentro cara a cara con el pardillo. Cada vez que uno de estos pasaba junto a él y le daba los buenos días, aprovechaba para quitar la fama y levantar falso testimonio a cualquier inocente fuera de escena que hubiese confiado en él con anterioridad contándose sus cosas. Su segunda mejor arma era el teléfono. Almacenaba números y números de contactos y buscaba hasta encontrar receptores dispuestos a escuchar sus mentiras a esa hora precisa. Su tercera baza era aconsejar que corriera la voz de las infamias que él juraba por Dios bendito quedarse corto y certificaba, con  palabrita del Niño Jesús, que eran ciertas. Se le hacía la boca agua cada vez que un subordinado le respondía: ¡ S´ordenes! y cumplía sus deseos.



    Lo que no estaba a su alcance lo remitía a sus más fieles secuaces cuya velocidad de comunicación era similar a la de las liebres cuando salen de sus madrigueras para saltar a sus anchas yendo de un lado a otro por el campo.



    Todo aquel que no estaba de acuerdo con sus deseos era tachado de estar poseído por un demonio. O por dos.



    Con tal de mandar quería hasta trajinar a Dios. Cada vez que uno no entraba por el aro de sus deseos, ya que no podía ordenar que le cortaran la cabeza ni le pegasen un tiro, ¡lástima!, le castigaba por sus desobediencias con algo que él llamaba, a saber,  “disciplina constructiva”.



    Siendo tan duro en los planes que llevaba a cabo, fue curioso que no faltó en su boca la sonrisa facilona, nunca alteró el tono musical de su voz, ni el baile lento de sus manos, ni la estudiada bajada de párpados tan ensayada en los momentos oportunos para esquivar miradas claras.



    La soberbia le cegaba un ojo y la devoción nublaba la vista de cuantos le seguían.



    Por aquel tiempo yo temía que ese mandón muriera de pronto por causa de algún subidón de estima repentina, porque me imaginaba a todos aquellos súbditos que le seguían el juego, entregarse como voluntarios para acompañarle a la tumba, como los esclavos de faraón hacían, y que jamás se recuperasen de aquella manipulación que era tan demencial como absurda. Pero no, me equivoqué en mis sospechas a Dios gracias. Algunos fueron espabilando y, poco a poco, igual que yo hice en su momento, comenzaron a retirarse de su presencia.


     

     


    2
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Earendil
    28/11/2017
    04:25 h
    2
     
    Muchos hay. Cuantos peligros dentro del pueblo de Dios. Gracias Isabel.
     

    el culé
    20/10/2017
    12:58 h
    1
     
    Se que a alguno le sentara mal lo que dices; pero yo lo aplaudo y corroboro. !Que lástima de miserias arrastramos!. Hay tanto "cacique" suelto,... que a gusto estarían si fuesen ellos los que pudieran repartir las "salvaciones". Menos mal que Dios no sólo es Grande, sino Justo y lo mejor...NOS CONOCE !!!. De nuevo,un abrazo, no te canses de comentar la verdad....
     



     
     
    ESTAS EN: - - - ¡A sus órdenes!
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Orando por los cristianos perseguidos Orando por los cristianos perseguidos

    “Oramos con ellos, los que están sufriendo la persecución, para que puedan tener la fortaleza para seguir adelante”, expresa Ted Blake.

     
    Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

    Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

     
    La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

    Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Juan Toda la Biblia: Juan

    Este evangelio señala con claridad a Jesús como Dios hecho hombre.

     
    Castillo Fuerte es nuestro Dios Castillo Fuerte es nuestro Dios

    El himno de batalla de una Reforma que continúa en miles de corazones que se encuentran con la gracia que transforma vidas.

     
    Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

    El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.