PUBLICIDAD
 
martes, 23 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

Hacia abajo. Pegaditos a Jesús

Si quieres estar pegadito a Jesús, la práctica de tu espiritualidad no debe ser unidireccional.

DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro 17 DE OCTUBRE DE 2017 16:15 h

¿Quiénes son los que van pegaditos a Jesús, los que miran hacia arriba o los que miran hacia abajo? Pregunta vana. Ni los que sólo miran hacia arriba van pegaditos a Jesús, ni los que sólo miran hacia abajo. Los que van pegaditos al Maestro son aquellos que, habiendo mirado hacia el Señor y habiéndose cogido de su mano, son capaces de mirar hacia abajo, hacia allí donde está el prójimo que nos necesita. Mirar hacia abajo está en relación de semejanza con mirar hacia arriba. Como el amor.



Observa. Tú que dices ser seguidor del Maestro. Él miró mucho hacia abajo, lógicamente sin dejar de mirar hacia el Padre del que venía su fuerza. Se puede decir que Jesús tenía un deseo, una tendencia de mirar hacia abajo. Quizás por eso vino al mundo. Miró a todos, a los pecadores, pero tuvo una sensibilidad especial y una concienciación divina, de mirar a aquellos hombres que más sufren.



¿Hacia dónde miramos nosotros para estar pegaditos a Jesús? Hacia arriba, hacia abajo o, como el Maestro, podemos compaginar ambas cosas en un nivel de semejanza. Para mirar, desde la auténtica vivencia de la espiritualidad cristiana hacia abajo, se necesita la fuerza del que está arriba, del Altísimo. Si quieres mirar hacia los focos de conflicto para ser una mano tendida, si quieres tener un seguimiento de los desclasados y proscritos convertidos en malditos por sus semejantes, si quieres mirar a los pobres y marginados despojados por los que acumulan en grandes almacenes, mira hacia arriba. Verás como el Señor redirige tu mirada.



Imita a Jesús. Estar pegaditos al Dios que descendía, que dejaba tronos y gloria, que dejaba al Padre para venir a morar, de forma humilde, entre los hombres, preocupándose por los tristes, por los tildados de pecadores, por los pobres y marginados, por la situación de la mujer y de los niños, por los despreciados incluso por los prepotentes religiosos de la época.



No. Estar pegadito a Jesús no es sólo mirar hacia arriba. No es sólo pensar estar sentado junto a Jesús en su gloria. Si quieres estar pegadito a Él, debes buscar la mirada integral dirigiéndola hacia aquellos que han quedado tirados al lado del camino. Si no es así, de nada valdrá tu ritual y tus alabanzas nunca traspasarán el techo de la iglesia en la que te congregas. No estarás pegadito al Señor.



Quizás los más pegaditos a Jesús, no son solo los que piensan en estar en la nueva Jerusalén disfrutando de la presencia del Altísimo, sino aquellos que también se han sentido llamados a misericordia para con el prójimo apaleado. Quizás, junto a ellos, experimentes una presencia de Jesús jamás pensada. Él está con los pobres, los necesitados, los que sufren, los oprimidos de la historia.



Dios, Jesús hecho hombre, se identifica de alguna manera con ellos. Por eso pudo decir: “Tuve hambre y me disteis de comer”, aunque nuestra ayuda haya sido para otros, los débiles y marginados de la historia. ¿Será que cuando el creyente no mira hacia abajo tiene una fe muerta? ¿Es posible que si no estamos atentos al grito de los pobres y sufrientes nuestra fe está muriéndose con el riesgo de dejar de ser?



Mira también hacia arriba. Si no, ¿de dónde vas a recibir tus fuerzas? ¿De dónde vas a recibir la gracia que necesitas para ser una mano tendida de ayuda? ¿De dónde vas a recibir la sabiduría necesaria para saber tratar al prójimo dentro de las líneas de misericordia? M ira. No lo dudes. El cristianismo es bidireccional. Cuando eliminamos cualquiera de ambas direcciones, estamos mutilando el cristianismo. Cuando enfatizamos una mucho más que otra, lo estamos desequilibrando. Pasamos a vivir vidas espirituales desequilibradas que nos pueden llevar al desastre espiritual.



Los que son insolidarios no miran hacia abajo. Entonces, es imposible caminar por el mundo pegaditos a Jesús. Separados de él, para nosotros los pobres, los proscritos, los desclasados y los que sufren serán como la nada. Les daremos la espalda y, sin darnos cuenta, estaremos dando la espalda a ese Jesús al que queremos estar pegaditos. Caminaremos por el mundo, quizás haciendo alabanzas y largas oraciones ante las cuales se dará el silencio de Dios. Un Dios sordo a nuestras plegarias porque no buscamos justicia ni practicamos misericordia. Quizás tus oraciones reboten en las paredes de un túnel volviendo hacia ti sin que se eleven hacia lo alto o, quizás, reboten sobre un muro en el que parece que no hay nadie detrás.



Si quieres estar pegadito a Jesús, la práctica de tu espiritualidad no debe ser unidireccional. No sea que te conviertas en un insolidario para con el prójimo y nunca tengas la experiencia de ser movido a misericordia. No te montes nunca un cristianismo sin prójimo. Esto te separará de ese Jesús al que quieres seguir.


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Hacia abajo. Pegaditos a Jesús
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
‘Vaso roto’, Alex Sampedro ‘Vaso roto’, Alex Sampedro

Un corazón quebrantado ante Dios en la voz del compositor español.

 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.