PUBLICIDAD
 
lunes, 23 de octubre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    X. Manuel Suárez
    23
     

    El problema catalán: la norma y la gracia

    La Constitución es absolutamente inútil para resolver la cuestión catalana si no recomponemos las relaciones entre personas y entre pueblos.

    OLLADA GALEGA AUTOR X. Manuel Suárez 29 DE SEPTIEMBRE DE 2017 10:41 h

    Hay que ser algo temerario para, con la que está cayendo, ponerse a hincarle el diente a esta cuestión. Quizás la mayoría de ustedes, al empezar a leerme, se pondrán a la defensiva y dirán: “Este ¿es de los nuestros o de los de enfrente?” Pues, señores, sean ustedes españoles unitaristas, catalanes independentistas o nada, si son hijos de Dios, soy de los de ustedes, porque eso es lo que define mi primera identidad. Y les animo a que se desnuden de sus capas para, desde esa identidad, elaborar su posición en este tema; al hacerlo, podremos estar de acuerdo o no en los argumentos y las propuestas, pero podremos dialogar porque compartimos el mismo lenguaje y los mismos códigos, y dialogar es lo que más falta hace en este momento.



    Sin este criterio básico, los evangélicos no tenemos nada constructivo que aportar al debate, porque sentiremos, razonaremos y diremos lo mismo que los demás, y, peor, con el mismo dogmatismo de los demás. Hace unos años promoví un diálogo entre evangélicos unitaristas españoles y catalanistas; les pedí a todos que empezasen por explicar las bases bíblicas desde las que elaboraban su argumentario. Los tres hermanos unitaristas lo primero que dijeron fue: “La Biblia no dice nada de las identidades nacionales”; fue de agradecer, porque me llevó a ponerme a escribir un libro sobre lo que la Biblia dice sobre las identidades nacionales: empecé a recoger desde Génesis en adelante textos que abordan la cuestión, y para cuando llegué al Éxodo ya llevaba páginas y páginas escritas; sigo escribiendo el libro y va para largo. Si no somos capaces de encontrar en la Biblia valores y fundamentos desde los que construir nuestro argumentario, nuestras propuestas serán irrelevantes porque no aportaremos nada nuevo.



    Pero no les voy a hablar de mi libro. Vamos a sentarnos a pensar si es que hay una forma específicamente evangélica de abordar esta cuestión. Por favor, no se pongan otra vez a la defensiva: no voy a proponerles las posibles soluciones políticas concretas bíblicamente fundamentadas, aunque las tengo elaboradas, pero no toca ahora hablar de ellas. Pensemos en la forma de abordar el problema.



    Los evangélicos tenemos muy claro que la gracia tiene muchísimo más poder que cualquier normativa y podríamos hablar horas sobre Romanos o Gálatas, pero a veces ese discurso se nos evapora cuando bajamos de nuestros púlpitos y entramos en la plaza pública. Recuerden, por favor, que no es posible construir gracia desde las normas, pero conducirse con normas estables y voluntariamente asumidas es la consecuencia natural de la gracia.



    Aplicándolo a la cuestión catalana, es ineficaz pretender construir relaciones estables desde la pura norma; hay que escoger otro camino, no el de la mera imposición de la norma; los acuerdos estables se asientan desde la libre y voluntaria decisión. Uno queda perplejo cuando ve apelar a la Constitución (así, con mayúsculas) como si estuviese redactada en 3ª (sí, 3ª) Corintios. Los protestantes fuimos pioneros en la construcción de democracia desde el pacto social y deberíamos saber que las normativas no imponen el pacto, sino es el pacto libre y voluntariamente asumido el que establece las normativas. Si ese pacto se debilita, la normativa es inútil para reconstruirlo. La Constitución es absolutamente inútil para resolver la cuestión catalana si no recomponemos las relaciones entre personas y entre pueblos.



    El problema mayor no es el desencuentro político: éste refleja un desencuentro progresivo de personas y pueblos, un desencuentro que se debe reconducir con voluntad de entendimiento, no desde la imposición ni con la “santa” Constitución en el puño. Hay que aplicar un criterio realista y bíblico del amor: “Si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda1.



    Si crees que el culpable del desencuentro contigo es tu hermano, deja el ritual y la normativa aparcados por un momento y toma la iniciativa de acercarte a tu hermano para reconciliarte con él. Si crees que los catalanes se han vuelto locos y te sientes ofendido por sus pretensiones, párate y acércate, pregúntales por qué, escucha sus razones y sus sentimientos y después propón, no impongas, porque es inútil: hoy podrás acallar, pero sólo conseguirás que el movimiento rebrote mañana con mucho más poder y de forma definitivamente imparable; no arregla absolutamente nada conducirse bajo la norma: “Si te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, aplica la Constitución”.



    La Palabra nos enseña que Dios, siendo supremo Soberano, no nos impone nuestra identidad: es cada uno de nosotros el que decide arrepentirse y entregarse voluntariamente a Él y, desde el nacimiento de nuevo, reconocemos nuestra identidad como hijos suyos2. Esto nos debe llevar a una forma específica de entender la vida y las relaciones humanas; en efecto, la identidad no se impone: se reconoce. Tantos siglos nos hemos enfrentado a Roma diciendo que el bautismo desde niños no impone carácter, que nuestra identidad no nos la impone la pertenencia oficial a ninguna institución, sino la asumimos por libre decisión, ¿y no sabemos aplicarlo a esta cuestión? Por favor, ¿alguien se cree que la identidad nacional es diferente y se puede imponer? ¿Y de qué sirve hacerlo? ¿No sobran ejemplos en la historia que prueban que la imposición genera una más viva reacción de autoafirmación y resistencia?



    No voy a entrar en el fundamental tema de la definición del sujeto político de decisión, pero cuando escucho a algunos decir: “Si se hace un referéndum, habría que hacerlo en toda España”, pregunto: ¿Y qué arreglaríamos? Es razonable suponer que en España un 80% votaría en contra de la separación y en Cataluña un 60 ó 70% votaría a favor; ¿y qué haríamos con esto? ¿Arreglaría algo decir: “Os queréis marchar, pero os quedaréis porque así lo decidimos nosotros”?



    Los desencuentros entre personas no se resuelven con la norma, sino con el amor; los desencuentros entre pueblos, lo mismo. Si ustedes quieren de verdad que Cataluña siga compartiendo su camino con España, atrévanse a ser diferentes y actúen de forma diferente: empiecen por escuchar a los catalanes con el corazón y la mente abiertos, interésense por ellos, renuncien a sumarse a esa fiebre popular (no sólo de políticos) catalanofóbica que pervierte todo el proceso. Mi sobrina Miriam, que habla con ese peculiar lenguaje de los jóvenes, me dice:



    –Tío, lo que percibo es que nos están diciendo: “los catalanes sois unos h. de p., pero os vais a quedar por c..ones”.



    Perdón, pero merece la pena reproducirlo porque describe perfectamente cómo lo sienten muchas personas. Cuando vemos al pueblo haciendo el paseíllo a la guardia civil, despidiéndoles en su heroica campaña hacia Cataluña con ese glorioso “¡A por ellos!”, me es difícil decirle a mi sobrina que no, que hay mucha gente que les quiere y les respeta su identidad y quiere establecer con ellos relaciones libres, no de imposición. Desde esta actitud poco se puede construir, y es fácil comprender que ante esta épica guerrera cualquier catalán te diga “por poco me persuades a ser español”.



    Alguien debe levantar la voz y reclamar la reconstrucción de los puentes, dejar su ofrenda ante el altar y estar dispuesto a escuchar al de enfrente, recordar que lo primero es primero, que el amor es más poderoso que la ley. Este problema no se arregla con la Constitución, se arregla con una aplicación práctica del amor, que implica la disposición a reconocer al otro, respetarle, respetar su identidad, descubrirla (¿Cuántos de ustedes se han ocupado de aprender catalán? ¿Han leído a Salvador Espríu, a Josep Plá, a Mercé Rodoreda…? ¿Y se siente usted molesto cuando oye hablar en catalán o ve los letreros en catalán? ¿Y se ha preguntado por qué se siente molesto?); esa aplicación práctica del amor implica empatía, simpatía, voluntad política de construir soluciones concertadas, significa abrir la puerta para acoger y además mantenerla abierta para que tu hermano circule por ella con libertad: si alguien se quiere quedar en tu casa, que sea porque quiere.



    1 Mt 5:23-24



    2 Ro 8.16-17


     

     


    23
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Tomás
    20/10/2017
    12:27 h
    23
     
    Muchas gracias Manuel. Que Dios siga bendiciéndote, un abrazo.
     

    ramon lopez peralta
    11/10/2017
    22:22 h
    21
     
    yo no quiero pagar el IBI me independizo todos los de mi casa ,calle ,barrio no quieren pagarlo es un SENTIMIENTO INTERNO puedo declarar al ayuntamiento que por imposicion me obliga a pagarlo que son fundamentalistas u otras lindezas?y que hemos hecho un referendum y que por inmensa mayoria ha salido NO PAGAMOS....PUEDO HACER ESTO?
     

    Earendil
    10/10/2017
    02:32 h
    20
     
    Saludos. Le agradezco su escrito, en el que intuyo buen animo por hacer a una parte comprender los sentimientos de los otros. Ahora espero otro escrito suyo en el que también anime a la otra parte a no tensar la situación, y ser empáticos con los sentimientos de la otra parte.Tengo familia en Cataluña y siempre trato de mostrar amor hacia ellos como me manda Jesus (me encanta su idioma).Pero no por ello doy por bueno el victimismo de algunos que es tan pecaminoso como el "impositivismo" de otros
     
    Respondiendo a Earendil

    ramon lopez peralta
    15/10/2017
    20:48 h
    22
     
    Respondo,aqui no hay IMPOSICION sino una ley como tantas que ha elaborado la generalidad y que obligan a los catalanes a cumpli por favor dejemos de decir tonterias.y si no yo mañana no pago la luz el agua las tasas etc....hay que cumplir la ley Y LOS INDEPENDENTISTAS TAMBIEN o es que carlos puigdemont NO OBLIGA A QUE LOS CATALANES PAGUEN LOS IMPUESTOS Y TODAS LAS DEMAS LEYES?.aqui el CULPABLE ES QUIEN SE SALTA LA LEY Y DESOBEDECE A LOS JUECES ...MUY MUY PELIGROSO ..ojo
     

    campis
    03/10/2017
    22:21 h
    19
     
    Hola: Salvo matices, estoy de acuerdo contigo X. Manuel. Cuando publiques el libro, da la noticia para que pueda adquirirlo. Salud y bendiciones. Joaquim Campistron.
     

    unapastoraateaseatrincheraensuiglesia
    02/10/2017
    21:28 h
    16
     
    Creo que el problema en CATALUÑA es un problema con trasfondo economico.Hemos visto tiempo atras como politicos abanderando el nacionalismo fueron acusados de CORRUPCION y tristemente se pudo constatar estas acusaciones.Creo que el amor al dinero es el movil de estos separatismos como asi lo afirma la PALABRA DE DIOS (Sat 4:1).Francisco gomez
     
    Respondiendo a unapastoraateaseatrincheraensuiglesia

    ani_pascual
    03/10/2017
    11:10 h
    18
     
    Estoy de acuerdo, pero voy más allá, y nunca mejor dicho; creo que detrás de todo este conflicto, como de casi todos, se hallan "los gobernadores de las tinieblas y las huestes espirituales de maldad", luego lo más eficaz es orar a Dios para que tenga misericordia de esta sociedad. La radicalización social, el odio en las caras de muchas personas no augura mucha esperanza, la verdad.
     

    Manolo
    02/10/2017
    18:27 h
    15
     
    La Constitución fue aceptada por el 95% de los votantes de Cataluña en los años 70(5 puntos sobre el resto), esta insurrección cuanto menos es una involución social causada por adoctrinamiento posterior durante décadas que procede del Mal. Respecto al tratamiento que hace de la Gracia es imprescindible, a mi entender, distinguir la "Gracia Específica" para el Pueblo de Jesucristo y la "Gracia Común" de la que goza toda la Humanidad, DLB mora.
     

    bnsalvador
    02/10/2017
    07:49 h
    12
     
    No he vivido en Cataluña, mis padres sí y después de haber estado viviendo en 16 lugares diferentes, esa era la etapa que con más cariño recordaron, siendo de Ávila. Yo viví mas de 2 años en Mallorca y también la recuerdo con cariño. No llegué a aprender a hablar, pero si a entender perfectamente y a leer también bien el Mallorquín. Me parece muy interesante el artículo y sobre todo como empieza "si son hijos de Dios, soy de los de ustedes".Que sea siempre la Gloria para Él por parte de todos.
     

    Garcilaso
    30/09/2017
    20:02 h
    11
     
    Gracias Manuel por esta invitación a una reflexión iluminada por la Palabra de Dios, desde una postura basada en nuestra identidad evangélica. Espero algún día ver ese libro que estás escribiendo y me gustaría conversar contigo sobre estos temas. Ya habrá oportunidad.
     

    Javier
    30/09/2017
    17:39 h
    10
     
    Gracias Manuel por su honestidad y sinceridad y el buen espíritu que transmite en su articulo. Sólo añadir que lamentablemente ese amor lo tiene usted y muchos buenos hijos de Dios que aman a Cristo, pero falta obviamente en los políticos de ambos bandos, entre los ciudadanos e incluso entre los evangélicos. Sólo queda orar que Dios decida en su soberania que es lo mejor para Cataluña y para el Evangelio allí. Porque antes que la cultura esta la salvación.
     

    Daniel Banyuls
    30/09/2017
    00:29 h
    9
     
    Aunque no suscribo lo del 'problema catalán' sí deseo felicitarte, hermano Suárez, por la mano tendida y la empatía cristiana que refleja tu escrito, a la vez tan vacío -por fin- de beligerancia, fobia y hooliganismo. Tus reflexiones valientes son una brisa fresca en Catalunya que, de haber sido populares y oficiales en su momento, sin duda no nos habrían permitido llegar a donde estamos. Sin olvidar que para los cristianos el único texto sagrado e intocable sólo puede ser la Palabra de Dios.
     

    Ricard
    29/09/2017
    20:06 h
    5
     
    Pienso que el "A por ellos" que usted menciona, para que se lo cuente a su sobrina, va dirigido a personas del tipo de los que destrozaron los coches de la guardia civil, no al resto de los catalanes con los que seguramente nos unen lazos familiares o de entrañable amistad. Sería parecido a las pitadas al himno nacional, también difíciles de explicar a su sobrina, supongo. Un abrazo.
     

    Alatriste
    29/09/2017
    17:47 h
    4
     
    Ya que hablamos de Constitución,..¿no es esa carta magna la que reconoce como autoridad del Estado en Cataluña al gobierno regional? ¿No es gracias a la Constitución que ejerce todas sus funciones, su posición y su derecho legal a gobernar? ¿No fue refrendada por el 92% de los catalanes? Todas las atribuciones y garantias del Estado de derecho las puede disfrutar gracias a ella, entonces...¿por qué ataca a la esencia del derecho que le da ese poder? Si no está de acuerdo, que dimita en pleno.
     
    Respondiendo a Alatriste

    JRRiudoms
    02/10/2017
    16:45 h
    14
     
    #4 Alatriste: La actual Generalitat de Cataluña fue reconocida por el Estado español antes de la actual Constitución. Atentamente
     
    Respondiendo a JRRiudoms

    Protestantólogo
    29/09/2017
    23:19 h
    7
     
    La comunidad católica de Cataluña ha generado decenas de manifiestos contra el orden constitucional, condenando las acciones judiciales contra los miembros de la Generalitat investigados por la organización del 1-O y a favor de que se pueda celebrar un referéndum. 14 entidades católicas difundieron una carta en la que mostraban su “apoyo a las instituciones catalanas, y el rechazo a las últimas actuaciones del Estado español contra la democracia y el Estado de derecho”. Jesuitas en primera fila.
     

    R.Boedo
    29/09/2017
    16:21 h
    3
     
    Creo que en el artículo se realiza una interpretación incorrecta de Mt 5:23-24. El sentido de "si tu hermano tiene algo contra ti..." no es "Si crees que el culpable del desencuentro contigo es tu hermano...", sino todo lo contrario: si eres consciente de que has contraído una deuda contra él. ponte al día. Y en contexto, el concepto "deuda" es amplio. De ahí el "perdona nuestras deudas...".
     
    Respondiendo a R.Boedo

    X. Manuel Suárez
    29/09/2017
    23:05 h
    6
     
    Respeto las respuestas a mis artículos y no suelo responder, pero en este caso debemos aclarar que el texto dice literalmente "que tu hermano tiene algo contra ti"; en ningún caso habla de deuda y el versículo va precedido de un "por tanto" que lo hace depender de la referencia previa a la ofensa contra un hermano. La cuestión de la deuda no aparece hasta el siguiente versículo, que inicia otra fase del texto. Los vs. 23-24 son, pues, pertinentes para nuestro tema.
     

    ani_pascual
    29/09/2017
    13:16 h
    2
     
    Sí. España debería tratar con amor a los idependentistas como hizo el padre con el hijo pródigo, pero éstos deberían recordar la enseñanza del Maestro antes de decidir. Dios quiere una relación libre y voluntaria con él, pero, Norma 1: Amarás a Dios de todo tu corazón, con toda tu alma y todas tus fuerzas. No rompe sus pactos. ¿Sólo una de las partes ha debilitado el pacto constitucional? Jesús se sometió a Roma, mantuvo su identidad y convirtió zelotas en ovejas. No se dejen engañar por Satán.
     
    Respondiendo a ani_pascual

    JRRiudoms
    02/10/2017
    16:40 h
    13
     
    #2 ani_pascual: Quizá esté confundido, pero ¿de verdad hace falta "igualar" Dios con España? Atentamente
     
    Respondiendo a JRRiudoms

    ani_pascual
    02/10/2017
    22:02 h
    17
     
    # 13 JRRiudoms: El artículo trata, entre otras cosas, acerca de formas de resolver desencuentros entre pueblos y hace sugerencias. Desde luego que Dios no es igual a España, pero lo que sí es Dios es amor y unidad. La historia de España es impensable sin la aportación de Cataluña y viceversa. Las relaciones se deben mejorar. La división sólo traería tragedias para todos, como le sucedió al hijo pródigo. Cerca está 1936. ¿Contempla la Generalitat una división del territorio de Cataluña?
     

    Estéfanas
    29/09/2017
    12:03 h
    1
     
    Querido Manolo,me llama la atención: 1) que hables de la gracia sin el fundamento de la ley, que es lo que le da sentido; 2) que no des importancia a la fidelidad a los pactos (la "sagrada" Constitución), las leyes o los jueces (Ro. 13); 3) que hables de entender a los catalanes como si todos fueran independentistas (el 60 o 70 % necesita validación); 4) que no consideres las elecciones anticipadas como el mejor modo de resolver el conflicto). Y cierto, los Xnos somos uno y debemos entendernos.
     
    Respondiendo a Estéfanas

    Protestantólogo
    29/09/2017
    23:36 h
    8
     
    La unidad jurisdiccional y territorial es básica para la supervivencia de un Estado. Unidad, no en el sentido del nacional-catolicismo latente que la proclama como “un bien superior que hay que defender porque de ello depende también la credibilidad social de la propia Iglesia” (cardenal Cañizares, para quien: "no hay justificación moral para la secesión"). Es un pacto libremente acordado que no se puede transgredir vía mayorías exiguas, ni procedimiento ad hoc, antojadizos y prematuros.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - El problema catalán: la norma y la gracia
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica

    El que ha sido director de la entidad durante 32 años nos habla de su experiencia y las expectativas de futuro en la Sociedad Bíblica de España.

     
    El secesionismo catalán: análisis de César Vidal El secesionismo catalán: análisis de César Vidal

    ¿Hay base para un independentismo catalán? ¿Cuál es el papel de Podemos, Iglesia católica, oligarquías catalanas, CUP y los antisistemas? Entrevista a César Vidal.

     
    El Coro de la Reforma en Galicia El Coro de la Reforma en Galicia

    Emilio Lagos y Jonatán Recamán cuentan la experiencia de cantar las verdades de la Biblia en varios conciertos en las principales ciudades de Galicia.

     
    “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona” “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona”

    Rubén Navarro, de ADF International, considera que la ley que se debate este martes en el Congreso supone una pérdida de derechos para el conjunto de los ciudadanos y un peligro para los que disientan de las opiniones protegidas por la norma.

     
    “El crecimiento evangélico en España no es solo numérico”

    Máximo Álvarez presenta el nuevo mapa misionológico de España, donde todavía hay 526 ciudades de más de 5.000 habitantes sin presencia evangélica.

     
    Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

    "El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

     
    FOTOS Fotos
     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Yo no estoy en venta! Yo no estoy en venta!

    "Los llamados afuera" (15J). Jóvenes cristianos reunidos en la Puerta del Sol de Madrid denuncian la trata de personas como una forma moderna de esclavitud y tráfico humano. Un flashmob realizado por tres ONGs que ayudan a mujeres que huyen de la esclavitud sexual en España.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    3MJ #75: cuando no podemos ver a Dios 3MJ #75: cuando no podemos ver a Dios

    Lo que hace la diferencia en la historia es la victoria sobre la muerte.

     
    Indiferente Indiferente

    La indiferencia nos aleja de otros y de sus circunstancias. Los cristianos somos llamados al amor. ¿Lo demostramos?

     
    Trata, la realidad olvidada Trata, la realidad olvidada

    Millones de personas viven en la esclavitud hoy. Está ocurriendo en todo el mundo, también en nuestras ciudades.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.