PUBLICIDAD
 
viernes, 27 de abril de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    Las tradiciones, los rituales y el Dios vivo

    Nunca debemos perder de vista que el objeto de nuestra fe es Dios mismo.

    DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro 26 DE SEPTIEMBRE DE 2017 15:54 h

    No sé si pensáis que, a lo largo de los últimos años, ha habido cambios entre los evangélicos españoles a la hora de vivir la vida cristiana en sus pueblos, en sus ciudades y en nuestro país en general. Hace décadas, muchos de los evangélicos éramos personas que habíamos abandonado las filas del catolicismo. Entrábamos en una nueva y fresca relación con Dios dejando atrás tradiciones, procesiones, imágenes, rituales que muchos de ellos se hacían en latín. Dejábamos también el sin fin de costumbres religiosas y dogmas que parecía que nos ponía una camisa de fuerza que impedía vivir la espiritualidad cristiana en libertad y frescura.



    Quizás, muchos de esos primeros evangélicos convertidos se dieron cuenta de que hay muchas situaciones y ocasiones en las que ni la religión, ni el conocimiento de teologías nos llevan a la experiencia de Dios. Ellos encontraron, a partir de su conversión, esa nueva experiencia que les iluminaba y les llenaba de lo que ellos llamaban el primer amor.



    Nadie duda de que, en estas décadas pasadas y en nuestros pueblos, había personas sencillas que se lanzaban a la práctica religiosa, del ritual, pero que estaban confusas. Las tradiciones y rituales no les llenaban. Quizás por eso quedaban iluminadas ante una Biblia abierta o ante una oración personal hablando directamente con Dios sin que fuera un rezo repetitivo y mecánico u cumplimiento de penitencia.



    En contacto con el mundo evangélico, muchos experimentaban la presencia de Dios en sus vidas, cosa que no les había ocurrido en la práctica de multitud de rituales, práctica de tradiciones religiosas, misas que casi no entendían y, además, una confusión importantísima: Podían llegar a creer que el objeto de la fe era la iglesia, la devoción y adoración de imágenes, el cumplimiento de ir a misa todos los domingos y fiestas de guardar, el casarse y bautizar a sus hijos en la iglesia. Quizás no se daban cuenta que el objeto de la fe debe ser Dios, al que, directamente y sin mediaciones se puede alabar, orar y adorar.



    Así, para muchos creyentes, descubrir iglesias sencillas, con la Biblia abierta y personas que hablaban con Dios y le adoraban directamente y sin mediaciones de imágenes ni tradiciones, era toda una iluminación, una experiencia vital que hacía que ellos, a pesar de haber sido personas religiosas toda la vida, le llamaran conversión. Pasaban a llamarse los nuevos creyentes. En su sencillez, decían que comenzaban a vivir el primer amor.



    Desde su experiencia, veían la religión católica tradicional como la práctica de ritos externos, hablaban de su idolatría, de la confusión que tenían con sus mediaciones de santos y vírgenes, cuando ellos, esos nuevos creyentes, al conocer la Biblia, aprendían que sólo hay un mediador entre Dios y los hombres que es Jesús mismo. Vivían la experiencia de la conversión a raudales y experimentaban un gozo jamás sentido en sus rutinarias prácticas religiosas anteriores.



    Una pregunta que nos podríamos hacer es si hoy se vive así el Evangelio, si los evangélicos hoy, muchos ya nacidos en el ambiente de las iglesias evangélicas, seguimos teniendo ese anclaje en la adoración de un Dios vivo al que amamos y al que, directamente, adoramos sin mediaciones. Es posible que sí, en líneas generales, pero quizás tengamos el riesgo de caer en una vivencia de la religión como ética de cumplimiento. Es posible que estemos anclando tradiciones, rituales y usos que nos pueden acercar a aquella fuente de la cual salimos buscando la relación directa y viva con Dios.



     





    ¿Se tiene el riesgo hoy en nuestras iglesias de vivir la fe de forma rutinaria como si necesitáramos, de nuevo, una conversión, la vuelta al primer amor? ¿Podemos caer en errores similares a los que hemos narrado al pensar que el objeto de la fe es asistir a la iglesia, leer la Biblia, ofrendar y escuchar los sermones? No es que esto sea malo, pero nunca debemos perder de vista que el objeto de nuestra fe es Dios mismo al que debemos sentir de forma viva en nuestras vidas y al que debemos seguir sin quitar importancia a la asistencia a la iglesia, a la lectura de la Biblia, a los sermones y otros, como ayudas para experimentar la presencia de Dios en nuestras vidas, una experiencia que nos cambia, que nos llena de un gozo inmenso y que nos vivifica.



    Pero cuidado, el objeto de la fe no debe ser solamente el cumplimiento de las normas religiosas, asistencias y ofrendas. El objeto de la fe es la experiencia directa de Dios en nuestras vidas que nos convierte, transforma y nos llena de luz, paz y de deseos de comunicar el Evangelio, eliminando toda rutina y búsqueda de comodidades eclesiales para ser servidores del prójimo.



    Por eso, la auténtica fe, a veces, no se desarrolla solamente en una ética de cumplimientos religiosos. Por eso hay personas religiosas, asistentes a los cultos y cumplidoras de todo el ritual, que no se encuentran contentas y que no sienten en sus vidas ese gozo que tenían los recién convertidos que salían de la iglesia católica.



    La experiencia de la auténtica fe, debe de cambiar todo nuestro mundo de relaciones tanto con la congregación, como con nuestros amigos, compañeros, familiares y con la sociedad en general. La experiencia de fe debe estar inundada por el gozo y el amor en acción de forma constante. Nunca la fe se debe vivir de forma rutinaria, sino que se debe activar haciéndola obrar a través del amor. Si no, acabará por morirse y dejar de ser.



    Las estructuras eclesiales, los sermones, ofrendas y rituales, sólo adquieren su auténtico sentido cuando, a su vez, nos están lanzando a la experiencia directa de Dios, a una conversión que debe tener también fuertes repercusiones en la esfera social. El cristianismo no sólo se vive en la intimidad de loa cuatro muros de la iglesia. “Saca a Dios de los templos donde le encerraron a hace muchos años”, nos dice un corito que, quizás, también cantamos rutinariamente.



    Yo amo a la iglesia y no le quito sentido a la asistencia al templo, ni al ritual bien entendido. Pero no confundamos cuál debe ser el objeto de nuestra fe. Éste debe ser la experiencia directa de un Dios vivo que nos transforma.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Las tradiciones, los rituales y el Dios vivo
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Cristianos PSOE, puente fe cristiana-política (Juan Carlos González) Cristianos PSOE, puente fe cristiana-política (Juan Carlos González)

    Entrevista a Juan Carlos González, Coordinador Federal de Cristianos Socialistas, sobre su papel, visión del hecho religioso en la vida pública y puntos centrales de conflicto fe-política en España.

     
    El sello del #500Reforma y de la Biblia del Oso

    José Luis Fernández Carnicero explica el proceso que ha llevado a la feliz resolución de la publicación de un sello que hará historia en España.

     
    ¿Qué hay después de la muerte? ¿Qué hay después de la muerte?

    Todo ser humano muere. La gran cuestión es: ¿Qué pasa luego, seguimos existiendo, hay otro tipo de vida, cómo sería? ¿Me pedirán cuentas por cómo he vivido? Reflexión de Andy Wickham.

     
    ¿Es fiable la Biblia? ¿No está llena de errores?

    Para los cristianos la Biblia es Palabra de Dios. Pero ¿tenemos el texto original? Muchos creen que contiene errores ¿Es así, o podemos fiarnos de lo que dice? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

    Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Guillermo y Milagros Aguayo: ¡Salvemos la familia! Guillermo y Milagros Aguayo: ¡Salvemos la familia!

    Entrevista al matrimonio Aguayo, impulsores del movimiento #ConMisHijosNoTeMetas que ha impactado Perú y todo Latinoamérica.

     
    “Me preocupa más que los cristianos se callen a que los callen”

    Ser influenciadores en una sociedad secular es el tema central del próximo Fórum de Apologética (4-6 mayo). Jaume Llenas introduce el tema.

     
    Héctor Pardo, el evangélico que negoció con las FARC

    'La Colombia evangélica lucha por el Evangelio, la paz y la justicia social', dice el líder evangélico Héctor Pardo, hijo de uno de los fundadores de la guerrilla en Colombia.

     
    “Es muy poco progresista querer destruir a la familia”

    Xesús Manuel Suárez cuenta el trabajo que se está llevando a cabo en Latinoamérica para que los evangélicos sean agentes de transformación.

     
    FOTOS Fotos
     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Proverbios Toda la Biblia: Proverbios

    En este libro encontramos píldoras de sabiduría de Dios con un gran valor práctico.

     
    Mosaico en Buenas Noticias TV Mosaico en Buenas Noticias TV

    El programa evangélico de RTVE dedica un amplio reportaje a presentar la comunidad de youtubers cristianos, que está a punto de cumplir su primer año.

     
    ‘En la cruz’, Marcos Vidal y Ulises Eyherabide ‘En la cruz’, Marcos Vidal y Ulises Eyherabide

    “La realeza que se obstina, Tu cabeza que se inclina, Mi pobreza que termina en la cruz”.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.