PUBLICIDAD
 
martes, 23 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

No me encierres en palabras

¿Habremos olvidado las obras de la fe?

DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro 19 DE SEPTIEMBRE DE 2017 19:12 h

A veces decimos que en nuestras iglesias evangélicas, hablando en general, tenemos muy poca liturgia. Pudiera ser verdad que nuestro fuerte no sea la práctica del ritual de signos externos. Sin embargo, yo creo que, en ocasiones, en nuestras líneas de celebración de cultos, nos encerramos en palabras. No sería malo dejarse encerrar por La Palabra, así con mayúsculas, la Palabra de Dios. Lo malo es que, muchas veces, nos dejamos encerrar por nuestras propias palabras que usamos de una manera más o menos litúrgica.



No es que sea malo dejarse llevar por la reflexión sobre La Palabra de Dios. Al contrario, es necesario, bueno e imprescindible. Lo menos positivo es que sin darnos cuenta, a veces nos enredamos en nuestras propias palabras en las que también nos introducimos en formas de lenguaje que acaban siendo para iniciados. Hablamos de cosas preciosas, muchas veces a favor de los pobres y desfavorecidos, de los sufrientes del mundo. Reflexionamos sobre la misericordia, sobre la fe y sobre el amor con palabras sublimes que intentan llegar al corazón, al alma, a la mente, a la sensibilidad, a nuestras emociones.



Sí. Muchas veces tenemos palabras que reflejan cierta empatía y preocupación por los sufrientes de la tierra, nos gustaría comunicarlo con palabras angélicas, directos al corazón. Lo que pasa es que yo creo que ni el amor, ni la fe, ni la vivencia de la espiritualidad cristiana se dejan encerrar sólo en palabras que pueden ser rechazadas por Dios como verborrea cuando no somos consecuentes en la acción. Es como si estos conceptos nos pudieran gritar pidiéndonos que no los encerráramos en palabras bellas, sublimes, angélicas. Quizás sea que todo esto toma valor y vigencia cuando a las palabras les unimos la práctica diaria de la solidaridad y del amor al prójimo en una praxis de coherencia cristiana. 



Así, muchas veces, hablamos y predicamos sobre conceptos que van mucho más allá de las palabras, realidades que no se dejan encerrar por ellas. Es como si estos conceptos nos quisieran lanzar a la arena de la realidad como si fuera su objetivo y función primaria, acercarnos a los focos de conflicto, a los espacios en donde el prójimo sufre pobreza y exclusión, allí donde el sufrimiento de Cristo encuentra su reflejo humano en los apaleados de nuestra historia.



Las palabras, aunque son sumamente válidas y creemos en la fuerza de la Palabra y de la palabra con minúscula, nuestra palabra, pueden tener, cuando no somos responsables y no seguimos las líneas de un Evangelio integral, un valor teorizante y teologizante pero que, al faltarle el compromiso de la acción, puede mutilar la vivencia integral de la espiritualidad cristiana. Debemos de tener cuidado y ser inteligentes para analizar si es que hemos teorizado todo, hemos, incluso, teologizado todos los términos que se deben a una realidad práctica que debe cambiar el mundo.  



Hablamos de la salvación por fe como una experiencia mística, un don de Dios que nos hace diferentes. Pero el amor y la fe siguen sin querer encerrarse en palabras. En todo esto surge la idea del apóstol Pablo: La fe que actúa por amor, un amor activo que nos compromete tanto con Dios como con el prójimo. Una fe-amor que nos demanda continuamente una praxis.



Nosotros tendemos en nuestras reflexiones y predicaciones a encerrar el amor o la fe en palabras bellas, excelsas, místicas como si sólo fueran experiencias internas, individualistas. Pero, en el fondo, estos conceptos están clamando para que no se les encierre exclusivamente en palabras. Quizás ni siquiera prioritariamente. Los definimos con palabras a efectos didácticos para entendernos, pero de nada sirven si no se llevan a la práctica diaria en el seguimiento a Jesús.



Imaginaos a la fe y al amor diciendo que no los encerremos en palabras, que les dejemos abierta la espita hacia la praxis, hacia la práctica del amor, hacia el “haz tú lo mismo” de la parábola del Buen Samaritano. Parábola de fe en acción, una fe que se ejecuta en el mundo a través del amor y de la práctica de la justicia. 



Ahora tengo que decir: ¡Cuidado! Que nadie piense que en este artículo estamos contraponiendo la fe a la praxis cristiana. Al contrario, las estamos relacionando y uniendo como si fueran las dos caras de una misma realidad que es el Evangelio integral, la vivencia completa y práctica de la espiritualidad cristiana. 



No sé si os acordaréis del libro que publiqué hace ya varios años en CLIE: “Diaconía. Las obras de la fe”. Se trataba de ver, de forma consecuente, las consecuencias de una fe viva que no se deja encerrar en palabras, sino que demanda acción a través del amor que se despliega en dos dimensiones en plan de semejanza: El amor a Dios y el amor al prójimo. 



Mi única afirmación, quizás un poco crítica, sea el decir que algunas iglesias han recogido con mucha más fuerza una fe encerrada en palabras que la expresada a través de un amor en acción que puede cambiar el mundo. ¿Habremos olvidado las obras de la fe? Si fuera sí, esto haría que cayéramos en la vivencia de un cristianismo cómodo y de autogozo al que hay que darle una nueva dinámica de acción a través de los compromisos de amor cristiano. Debemos mostrar al mundo una fe actuante, un amor que se despliega en hechos, en gestos y en compromisos a favor de los más débiles como práctica de la projimidad que nos enseñó Jesús.


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - No me encierres en palabras
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
‘Vaso roto’, Alex Sampedro ‘Vaso roto’, Alex Sampedro

Un corazón quebrantado ante Dios en la voz del compositor español.

 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.