PUBLICIDAD
 
miercoles, 19 de septiembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Estudios bíblicos (CXXI)
    1
     

    Y Jesús fue tentado

    Mateo, el evangelio judío (VI):  Mateo 4: 1-11. Las tentaciones de Jesús en el desierto.

    LA VOZ AUTOR César Vidal 06 DE SEPTIEMBRE DE 2017 23:00 h
    jesus desierto, jesus tentaciones

    Hay predicadores que sostienen la tesis peculiar de que la vida cristiana es un camino de rosas. Cuando no es así, se debería a la falta de fe, a la ausencia de espiritualidad o a una incomprensión de lo que es la vida cristiana.



    La realidad es bien diferente y Jesús es la prueba fundamental. Tras su bautismo, no sólo no se produjo una vereda de alegrías sino el sometimiento a las tentaciones diabólicas. No se trató del azar ni mala suerte.



    Fue el mismo Espíritu el que llevó a Jesús al desierto para ser tentado (4: 1). Era indispensable.



    Las tentaciones de Jesús son el modelo exacto de las que ha tenido que enfrentar el cristianismo a lo largo de su Historia y, por supuesto, cada cristiano.



    La primera tentación es la de colocar lo material por encima de cualquier consideración. En unas ocasiones, se hace cubriendo la codicia con legitimaciones supuestamente teológicas; en otras, se insiste en “lo social” como si eso fuera lo más importante del Evangelio.



    En unos y otros casos –lo mismo si se promete prosperidad a los fieles que si se les impulsa a asaltar los cielos– lo material es colocado en primer término como si, efectivamente, fuera capaz de convertir las piedras en pan.



    Para Jesús, sin embargo, estaba más que claro que el hombre no vive sólo de pan y que su vida arranca de toda palabra –subrayemos el toda– que sale de la boca de Dios (4: 4).



    La segunda tentación es la de la espectacularidad. Alguien que sepa aunar un lugar sagrado –como el Templo de Jerusalén, pero no sólo el Templo de Jerusalén– con el concepto del espectáculo -¿puede haber algo más espectacular que descender a pie de calle con los fieles, rodeado de magia y boato?– tiene enormes posibilidades de éxito religioso.



    No es menos cierto que está actuando de acuerdo a los deseos del propio Satanás. Por supuesto, igual que el Diablo, puede hasta citar pasajes descontextuados de la Biblia (4: 5-6), pero no dejará de estar tentando a Dios (4: 7).



    La última tentación es, quizá, la peor y la que ha tenido resultados más trágicos a lo largo de la Historia. El Diablo tiene en sus manos el poder y la gloria de los reinos del mundo (4: 8-9).



    A decir verdad, Satanás se los da a quien quiere y ofreció a Jesús dárselos a cambio de una mera genuflexión.



    Lo que el Diablo estaba ofreciendo no era que Jesús realizara una misa negra y a cambio recibiera el poder y la gloria. No, bastaría con un doblar la rodilla, inclinar la cabeza, ser… flexible.



    Sí, no es que estuviera bien, pero si se comparaba con el bien que se podía hacer, ¿qué importaba?




    • Es verdad que se arrojó a la hoguera a los supuestos herejes por millares y millares, pero ¿no quedó compensado con una sociedad que se creía cristiana?

    • Sí, es cierto que la toma de Jerusalén por los cruzados vino acompañada por una matanza tal que la sangre corría por las calles a la altura de los tobillos, pero ¿no quedó justificado porque el papa había extendido su autoridad espiritual sobre los Santos lugares?

    • Sí, es verdad que tribu tras tribu fue sometida a servidumbre y que sus culturas fueron totalmente arrasadas, pero ¿no quedó más que equilibrado porque aquellos indígenas entraron, aunque fuera a empujones, en la única iglesia verdadera?

    • Sí, es verdad que se amenaza a la gente con terribles maldiciones si no entregan su dinero, pero ¿acaso no se emplea para expandir el Evangelio el dinero recogido mediante semejantes expolios?

    • Sí, es verdad que se acepta callar bochornosamente ante la ideología de género, pero ¿no se reciben de esa manera subvenciones que sirven para el bien?



    En ningún caso, parece que los protagonistas se inclinaran ante una imagen del Diablo y le ofrecieran sacrificio. Sin embargo, queda bien claro a quien sirven. No al Señor y Sus enseñanzas sino al que les proporciona el poder y la gloria aunque fueran limitados.



    Y es que, al final, siempre se puede encontrar una justificación incluso para las mayores atrocidades, pero tras esas acciones se encuentra directamente la acción de Satanás.



    Y es que, al fin y a la postre, sólo se puede adorar y servir al Señor y lo contrario es meramente idolatría y apostasía (4: 10).



    Jesús rechazó así la triple tentación de Satanás, la del materialismo, la espectacularidad y el poder político.



    Lamentablemente, no se puede decir lo mismo del cristianismo a lo largo de los siglos. Por el contrario, hay manifestaciones espirituales que se presentan incluso como las mejores, precisamente porque han aceptado las ofertas diabólicas e incluso han convencido a sus seguidores de que así debe ser.



    Sin embargo, el haber respondido adecuadamente no es garantía de un triunfo irreversible. El Diablo se apartó de Jesús, pero ya tenía pensado regresar en otro momento (4: 11).



    Continuará


     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Galo Nómez
    11/09/2017
    20:28 h
    1
     
    Debo recordar que los colonos británicos-que no eran católicos- también exterminaron a la población aborigen en América del Norte y Australia, cuando no la sometieron a un régimen opresivo donde la aceptación obligada y alienante del cristianismo no estuvo ausente. Y respecto a aceptar o siquiera aceptar la ideología de género, al menos no es tan malo como matar homosexuales, que algunos en ciertas épocas lo hacían igual que con herejes y brujas
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Y Jesús fue tentado
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

    La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

     
    “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia” “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia”

    Aarón Lara, coordinador del Congreso Iberoamericano para la Vida y la Familia, analiza lo sucedido en la última Asamblea General de la OEA.

     
    ¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

    Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Zacarías Toda la Biblia: Zacarías

    Lo más importante en la vida no son los logros que podamos conseguir, sino que sepamos disfrutar del camino.

     
    Mediterráneo Mediterráneo

    “Algo cambiará si tienes hambre y sed de justicia”, canta la artista valenciana Eva Betoret.

     
    ‘Mentiras’, Sal150 ‘Mentiras’, Sal150

    Primer adelanto de ‘Vale la pena vivir’, con el sonido inconfundible del grupo.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.