PUBLICIDAD
 
miercoles, 18 de octubre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    #500Reforma
    4
     

    Espiritualidad y teología protestante

    A propósito del VIII Congreso Evangélico Español: una reflexión en voz alta. Quizás ya va siendo hora de que busquemos de nuevo nuestras raíces y tratemos de ser “movimiento de Jesús” que leuda la masa de nuestro mundo. 

    LA PALABRA AUTOR José Luis Andavert 24 DE JULIO DE 2017 15:00 h
    lago, pivotes

    Hace apenas unos días que se ha clausurado el VIII Congreso Evangélico Español, y no he dejado de pensar y repensar en diferentes aspectos del mismo. Incluso he leído ya algunos comentarios, positivos y negativos, para todos los gustos, y algunos, en mi opinión, muy desafortunados.



    Yo no voy a entrar en analizar los pormenores del VIII Congreso, es pronto, ni a valorar su desarrollo y contenidos, incluidas las ponencias del pre congreso, que se deberían de haber debatido. Seguro que todo se podría haber mejorado, pues siempre todo es susceptible de hacerse mejor, pero en general podemos decir que fue un buen congreso y con contenidos, también en general, aceptables.



    Otra cosa es a donde nos llevará el trabajo realizado y si tendrá algún efecto en el pueblo evangélico español, pues un congreso precisa de una puesta en marcha de acciones pos congresuales que efectivamente dinamicen los resultados y propuestas resultantes del mismo.



    A decir verdad, nunca, en ningún congreso evangélico español de los que he asistido, he visto que eso se haga. Simplemente termina, se apaga la luz y cada uno a su casa. 



    Mi reflexión en esta ocasión tiene que ver con la mesa en la que yo estaba compartiendo las sesiones y mis percepciones en torno a ella.



    En mi mesa éramos personas, hombres y mujeres, de diferentes iglesias, a saber: Pentecostales de tres denominaciones (AADD; Iglesia de Dios y Cuadrangular); Asamblea de Hermanos (por cierto, una mujer); Bautistas de dos denominaciones (FIEIDE y UEBE). Esto en sí me es natural. Quienes me conocen saben bien que mi experiencia de vida ministerial se ha desarrollado desde Sociedad Bíblica siempre en la encrucijada de la diversidad confesional. Esto lejos de crearme conflicto me ha enriquecido, aún y desde mis propias convicciones confesionales.



    Y es que la diversidad de colores, formas y contenidos, siempre es una oportunidad de ganar experiencias y transformación. La diversidad nos hace, o nos debería de hacer, más abiertos y comprensivos a la vez que más críticos con lo propio y todo para crecer como personas, no solo en el entorno “evangélico”, sino de un modo más amplio en el contexto social en el que estemos, en una sociedad cada vez más diversa, más plural, y menos uniforme.



    Pero, volviendo a la mesa. Hablamos de todos los temas propuestos y siempre llegábamos a momentos de convergencia y acuerdo, incluso en la crítica “ad intra” de nuestro protestantismo. En la discusión, una cosa era evidente: en medio de la diversidad teológica primaba la unidad de la espiritualidad. Y aquí viene mi observación: la espiritualidad nos une, la teología nos separa. Y es que, la “espiritualidad,” entendida esta como los anhelos y experiencia de relación con Dios desde nuestro sentido de trascendencia, nos une a todos, mientras que nuestras “teologías”, entendidas estas como la verbalización y sistematización de nuestra experiencia de fe a la luz da la Biblia, nos separan.



    En realidad, ni lo uno ni lo otro es malo en sí mismo, excepto cuando se absolutiza lo propio como lo auténtico y verdadero. Incluso esa espiritualidad que nos une, por supuesto hay diversas formas de enfocarla y especialmente de expresarla, que hacen que nos sintamos más a gusto con una u otra.



    Ahí, en la expresión externa, cada uno buscará dónde y cómo encontrar hacerlo habitualmente, si en un contexto de adoración y alabanza con música contemporánea; en un culto tradicional con himnos; o si en el silencio de la meditación “monástica” por poner tres ejemplos. Pero esto en el fondo no nos separa.



    Por decirlo de un modo más evidente en mi propia tradición eclesial, hay diversos estilos y manifestaciones de la expresión de la espiritualidad. La espiritualidad, en último término, nos llevará a lo que también surgió en la mesa de trabajo: a la colaboración en el servicio y el amor al prójimo; a la acción conjunta por el testimonio del Reino de Dios.



    Nuestras teologías en cambio, cuando se absolutizan, como veo recientemente en algunos sectores “evangélicos”, nos separan. Y es que no se puede ni se debe de ser tan categóricos en lo que a la interpretación particular de las Escrituras se refiere por parte de cada confesión y/o denominación. Máxime porque esa misma diversidad teológica la encontramos en los propios escritos de la Biblia y no deberíamos de tratar de armonizarlos sino de comprenderlos en su propio contexto.



    Los dogmas son proclives a ser absolutizados y crean “religión” y una letra que mata, mientras que el espíritu vivifica. Jesús no estableció “dogmas” sino que con su vida toda, sus palabras y obras, su muerte y resurrección, inició un movimiento de personas que debían de encarnar el Reino de Dios en sus vidas. Él mismo era presencia y anuncio del Reino de Dios, como decía Orígenes, Jesús era “autobasileia”.



    Quizás ya va siendo hora de que busquemos de nuevo nuestras raíces y tratemos de ser “movimiento de Jesús” que leuda la masa de nuestro mundo.



    Después de este congreso no estaría mal una mesa de reflexión sobre espiritualidad y teología protestante a la luz del 500 aniversario de la Reforma, basados en la Palabra de Dios y con proyección de futuro.



    Ya va siendo hora de que las diversas confesiones evangélicas en España con sus respectivas denominaciones se articulen en el diálogo teológico para construir desde la diversidad un ámbito de diálogo en unidad de espíritu, con esos postulados comunes que surgen de la Reforma y que tanto se mencionaron en el Congreso.



    Quizá ya va siendo hora de la creación de un Consejo nacional de Iglesias para el diálogo. Los miembros de las iglesias lo reclaman, así se dijo en nuestra mesa. También se dijo que el problema somos los líderes.


     

     


    4
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    bnsalvador
    25/07/2017
    14:15 h
    4
     
    Gracias José Luis. Muy bien concretado en tu artículo lo que a otros asistentes nos ha parecido el congreso. La conclusión es especialmente interesante. Las teologías que se "absolutizan", son énfasis que separan, como mencionas, pero ¿Qué tal si probáramos en que estuvieran basadas, en la espiritualidad que nos une? Pienso que esa debería ser la principal teología, para que realmente consiguiera lo que se propone, "Glorificar al Ser del que trata".
     

    Enrique
    25/07/2017
    09:02 h
    2
     
    Espiritualidad que no emane de una clara unidad teológica es imposible. Marcos Vidal, la describe perfectamente "Antes morían abrazados en la arena del circo romano, hoy discuten si al orar hay que alzar o no las manos. Unos creen en profecías y otros no, unos predican la fe y otros el amor, uno habla en lenguas y otro presume de virtud y el mundo muere, muere, muere sin ver la luz"¿Consejo nacional de Iglesias? ¿otra institución más? ¿Acaso no ha concluido que el problema es el liderazgo??
     

    Protestantólogo
    24/07/2017
    17:35 h
    1
     
    La “diversidad”, mírese el patio, nos induce al homogéneo “silencio de la meditación monástica”. Separar espiritualidad de filtro teológico nos convierte en una colaboración humanitaria inespecífica, en una ONG de servicios alternativos, sin identidad. El protestantismo estriba sobre una unidad dogmática que deriva en coincidencia espiritual, gozosa y fructífera, nunca al revés, ¿cómo se explican las motivaciones de fondo del congreso en cuestión? Las “experiencias” son inciertas.
     
    Respondiendo a Protestantólogo

    Angel
    25/07/2017
    10:28 h
    3
     
    Aunque en parte tienes razón, ya que la Palabra precede a la experiencia, quizás sea conveniente, el olvidar esa actitud de tantos que enfatizan "su interpretación" de la Palabra, en favor de una espiritualidad genuina donde prime la búsqueda del amor y la unidad sin dejar la esencia teológica que nos une a todos. Esta cuestión no es simple. Me parece. Pero trabajar en favor de ella, seguro que traería algunos beneficios de los cuales el pueblo de Dios está necesitado.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Espiritualidad y teología protestante
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica

    El que ha sido director de la entidad durante 32 años nos habla de su experiencia y las expectativas de futuro en la Sociedad Bíblica de España.

     
    El secesionismo catalán: análisis de César Vidal El secesionismo catalán: análisis de César Vidal

    ¿Hay base para un independentismo catalán? ¿Cuál es el papel de Podemos, Iglesia católica, oligarquías catalanas, CUP y los antisistemas? Entrevista a César Vidal.

     
    El Coro de la Reforma en Galicia El Coro de la Reforma en Galicia

    Emilio Lagos y Jonatán Recamán cuentan la experiencia de cantar las verdades de la Biblia en varios conciertos en las principales ciudades de Galicia.

     
    “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona” “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona”

    Rubén Navarro, de ADF International, considera que la ley que se debate este martes en el Congreso supone una pérdida de derechos para el conjunto de los ciudadanos y un peligro para los que disientan de las opiniones protegidas por la norma.

     
    “El crecimiento evangélico en España no es solo numérico”

    Máximo Álvarez presenta el nuevo mapa misionológico de España, donde todavía hay 526 ciudades de más de 5.000 habitantes sin presencia evangélica.

     
    Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

    "El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

     
    FOTOS Fotos
     
    ‘La música del Señor de toda nación une Madrid y Barcelona’ ‘La música del Señor de toda nación une Madrid y Barcelona’

    Entrevista a Carla Suárez, musicóloga coordinadora de dos conciertos del 500 aniversario de la Reforma protestante a celebrar en Barcelona (18 O y Madrid (20 O). 

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Yo no estoy en venta! Yo no estoy en venta!

    "Los llamados afuera" (15J). Jóvenes cristianos reunidos en la Puerta del Sol de Madrid denuncian la trata de personas como una forma moderna de esclavitud y tráfico humano. Un flashmob realizado por tres ONGs que ayudan a mujeres que huyen de la esclavitud sexual en España.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Mucho más (y mejor) que la magia Mucho más (y mejor) que la magia

    Con Harry Potter podemos aprender sobre el valor de la amistad, la vulnerabilidad y la fuerza del amor.

     
    3MJ #74: Si no lo veo, no lo creo 3MJ #74: Si no lo veo, no lo creo

    Ninguno de los discípulos creía que Jesús iba a resucitar. Pero los mismos que al principio se escondieron, cuando le vieron, llegaron a dar su vida por contarlo.

     
    Trata, la realidad olvidada Trata, la realidad olvidada

    Millones de personas viven en la esclavitud hoy. Está ocurriendo en todo el mundo, también en nuestras ciudades.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.