PUBLICIDAD
 
domingo, 21 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
1
 

Consecuencias del maltrato a las mujeres (3)

Gobiernos, jueces, policías, iglesias y otras altas instituciones no son conscientes de los perjuicios que el maltrato a mujeres supone para sus respectivos países.

ENFOQUE AUTOR Juan Antonio Monroy 18 DE OCTUBRE DE 2017 10:47 h

Señor Director:



Usted debe estar al tanto de lo que se publica en su medio periodístico “Protestante Digital”. Por lo mismo quiero creer que lee mis artículos. Con esta de hoy llevo tres semanas escribiendo sobre las consecuencias que arrastran durante tiempo o por vida las mujeres maltratadas: secuelas físicas, trastorno de la personalidad, las consecuencias de un noviazgo conflictivo, las secuelas del primer golpe, síndrome de Estocolmo, hogares arruinados, efecto en los hijos. Hoy alargo la lista con nuevas reflexiones.



 



Octava consecuencia: peligrosidad social.



El maltrato a las mujeres supone un peligro para la sociedad.



Un escritor canadiense llamado Ralph White, que ha recorrido países de África y América Latina, dice que el maltrato a mujeres no sería tan elevado en países de estos continentes si los gobiernos invirtieran más dinero, esfuerzos y medios para controlar el problema. “Estos gobiernos –dice- no toman conciencia de lo funesto que es para una sociedad el maltrato a las mujeres”.



Muchas mujeres no denuncian porque las autoridades no son suficientemente severas. El maltratador denunciado entra por una puerta de la cárcel y sale por la otra el mismo día.



Sigue diciendo White que gobiernos, jueces, policías, iglesias y otras altas instituciones no son conscientes de los perjuicios que el maltrato a mujeres supone para sus respectivos países. “Esta falta de interés posiblemente se deba a que tanto miembros del gobierno como jueces, policías y líderes religiosos son hombres y como hombres no han sufrido maltratos. Hasta es posible que entre ellos existan también maltratadores”.



El maltrato a mujeres es un daño que se causa a la sociedad. Un país que se considere civilizado y quiera unirse al progreso no puede vivir con esa lacra en su seno.



 



Novena consecuencia: miedo a la soledad.



Hay mujeres que aguantan el maltrato por dos razones principales: 



Una, porque se ven impotentes para criar solas a los hijos.



Dos, porque les invade el miedo a la soledad.



En España se canta una pequeña copla procedente de las islas canarias que dice así:




Si tu marido te pega



no llores, Lola,



vale más llevar palos



que dormir sola.




La aceptación de este falso modelo supone un tremendo error.



Aunque la mujer maltratada y separada no encuentre nueva pareja, es preferible vivir sola a vivir con un hombre violento y agresivo.



La soledad siempre ha sido motivo de angustia para el ser humano.



La soledad la sienten más las mujeres que los hombres.



Cuando los hombres se deprimen por algún motivo, se van al bar con amigos y se emborrachan.



La mujer no puede hacer esto. Está mal visto. Tiene que vivir la soledad en casa.



El drama de la soledad es insoportable para muchas mujeres. Han pedido hablar conmigo algunas que me han dicho: “Es que no soporto vivir sola”.



Y llevan razón. Fuimos creados para vivir en compañía.



Un simpático pasaje del Eclesiastés dice:




“Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.



Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del sólo! Que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. 



También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo?



Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto” (Eclesiastés 4: 9-12).




Una consecuencia del maltrato contra las mujeres es la separación o el divorcio y la soledad en la que queda.



Sin embargo, es preferible vivir sola que vivir con un hombre que maltrata.



El poeta español del siglo XIX, Ramón de Campoamor, se expresó en estos términos:        




Sin el amor que encanta,



la soledad del ermitaño espanta.



¡Pero es más espantosa todavía



la soledad de dos en compañía!




Cuando la cuerda del amor se rompe, hombres y mujeres viven vidas solitarias, aunque vivan en una misma casa y duerman en una misma cama.



La mujer sola vive en un continuo escalofrío. Pero en el caso que estoy tratando, debe ser más soportable esta soledad que una existencia de sufrimientos diarios.



A partir de la próxima semana daré un nuevo giro al tema, señor Director.



Páselo bien.


 

 


1
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Earendil
20/10/2017
06:36 h
1
 
Saludos. Soy policía y como comprenderá vivo estas situaciones muy cercanamente y casi a diario en la población en la que trabajo. Teniendo enfrente a varias mujeres que pretendían interponer denuncia, he recibido de Dios mandatos diferentes al respecto, y no siempre ha sido animarlas a denunciar. La profundidad y fiereza de los males que debe enfrentar cualquier matrimonio o pareja son tan insondables, que el grueso el trazo con el que usted escribe al respecto me parece digno de un niño.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Consecuencias del maltrato a las mujeres (3)
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.