PUBLICIDAD
 
sábado, 21 de abril de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Estudios bíblicos (CXI)
    1
     

    Rut y Booz, amor con sello de eternidad

    Estudio Bíblico:  Libros históricos (XV):  Rut (IV): Final y principio (c. 4)

    LA VOZ AUTOR César Vidal 19 DE ABRIL DE 2017 18:00 h
    mujer sentada, cielo campo

    Tal y como quedó apuntado al final del capítulo 3, Booz se dispuso a cumplir con lo dispuesto por la Torah para poder tomar a Rut como esposa. La base de toda la situación descansaba en los preceptos de la Torah encaminados a mantener el patrimonio familiar.



    No deja de ser chocante a día de hoy cuando los estados han decidido quedarse con lo poco o mucho que puedan dejar los padres a los hijos. En otras palabras, la institución familiar, atacada por todos lados, también es objeto de embestidas en el terreno patrimonial. Tras pagar impuestos toda la vida, por añadidura, los herederos corren el riesgo de perder todo o casi todo.



    Sin embargo, en la Torah, las normas buscaban mantener el patrimonio en el seno de la familia. Eso implicaba la existencia de una institución especial llamada el goel –redentor– que, efectivamente, redimía las propiedades de la familia. Sin embargo, no se trataba sólo de una cuestión económica. Implicaba también hacerse cargo de los miembros de la familia desprotegidos como podían ser viudas y huérfanos.



    Cuando Booz señaló que quizá otra persona tenía un derecho preferente al suyo, ésta respondió que no asumía el coste (4: 6). Entendámonos. Si se hubiera tratado simplemente de asumir la propiedad de las tierras, quizá le hubiera interesado, pero cargar con una viuda y su nuera… Booz, entonces, siguiendo la fórmula del zapato (4: 7-8), redimió la propiedad familiar, pero, por encima de todo, anunció que tomaba por esposa a Rut (4: 9-10).



    Ese anuncio público fue inmediatamente reconocido por todos y aplaudido con deseo de bendiciones para la esposa (4: 11).



    No deja de ser interesante lo que leemos porque implica que la relación deseada por Dios es pública y dotada de compromiso. Por mucho que haya gente que no para de pregonar su inquina contra “los papeles”, la realidad es que el hecho de que la relación sea sometida a lo establecido legalmente en cada sociedad y tenga publicidad resulta indispensable para que hablemos de un matrimonio. Sin ese aspecto, puede haber muchas cosas –relaciones de hecho, concubinato, etc– pero no matrimonio. Como le señaló claramente Jesús a la samaritana, vivía con un hombre, pero eso no convertía a ese hombre en un marido (Juan 4: 16-18).



    En segundo lugar, esa relación tiene finalidades que van más allá del sexo aunque lo incluya. De esa relación de pareja se espera, de manera natural, que nazcan hijos, que sea una relación fecunda, que transmita la vida proyectándola hacia el futuro (4: 11), pero también que resulte una unión que añada buen nombre (4: 11). Cuando se examinan las actuales visiones de pareja con lo que aparece en la Biblia contemplamos que el abismo es inmenso y, sobre todo, desolador.



    Hace unos días contemplé un video donde una mujer que pretendía ser cristiana se confesaba como lesbiana y señalaba que había tenido en el último año tres relaciones estables con tres mujeres distintas. Enfatizaba además que nadie debería poner límite al número de relaciones estables que se pueden tener al año. Habría que preguntarse por el grado de estabilidad que tiene una relación que dura unos meses, unas semanas o unos días, pero, en cualquier caso, una mujer que insiste en que nadie debería limitar el número de relaciones que se mantienen al año -¿alguien lo hace?– y señala que ella tuvo tres parece un modelo de relación personal patético en relación con lo que vemos en la vida de Rut.



    Viuda, no se había considerado el centro del universo sino que había acudido a socorrer a otra viuda más desprotegida como era su suegra Noemí. Había trabajado honrada y laboriosamente en lugar de pretender vivir de otros. No había pensado en utilizar el sexo como un arma para enredar a un hombre deseable. Había puesto de manifiesto que su visión de la pareja pasaba no por reivindicar derechos sino por entregarse de manera desinteresada al ser amado. Incluso había aceptado que lo dispuesto en la Torah pudiera interponerse en sus propósitos.



    No deseo ofender a nadie, pero si tuviera que elegir entre la señorita del video –suponiendo que hubiera abandonado el lesbianismo– y Rut no dudaría un solo instante en elegir a Rut. Además, por añadidura, con una mujer como Rut habría la posibilidad de crear una familia donde no acabáramos sino que supiéramos que nuestra vida se prolongaría en los que vendrían tras de nosotros.



    Ésa es otra de las grandes enseñanzas del libro de Rut. Nuestros contemporáneos no suelen tener visión de futuro. Intentan disfrutar el presente –de manera limitada, dicho sea de paso– y se niegan a ver el futuro entre otras razones porque sería un espejo en el que se reflejarían las consecuencias de sus actos y éstas aparecen como verdaderamente pavorosas. De esa manera, la gente se aboca a existencias estériles en casi todos los sentidos del término. No fue el caso de Rut.



    Los últimos versículos son, al respecto, más que reveladores. Booz, a pesar de ser un hombre ya mayor, tuvo un hijo con Rut (4: 13); Noemí vio alegrados sus últimos días precisamente porque era útil y querida en el seno de su familia (4: 14-17) y, sobre todo, la Historia seguiría entregando bendiciones a través de los descendientes de Rut y Booz (4: 17-22). Obed, el hijo de la moabita Ruta, engendró a Isaí y éste, a su vez, al famoso rey David del que acabaría viniendo el mesías.



    Cuando Mateo, un milenio después, trazó la genealogía del mesías Jesús –una genealogía masculina– destacaría, sin embargo, a la mujer Rut, a pesar de no haber sido judía (Mateo 1: 5).



    En esta sencilla historia de amor, hemos tenido la ocasión de ver cómo el amor humano –cuando discurre de acuerdo al corazón de Dios– lleva la marca indescriptible de la Eternidad. No concluye al cabo de unas semanas o meses, a la espera del recambio; no se cierra sólo en un hombre y una mujer; no intenta enfrentar una tabla de reivindicaciones con otra… es algo llamado a unos frutos que van más allá de nuestra existencia mortal y que nos recuerda que el Amor es algo que procede del Dios que creó al hombre como varón y hembra, a Su imagen y semejanza y que puede derramar bendiciones durante generaciones.



    Y lo más bello es que ese amor sigue siendo posible a día de hoy de la misma manera que lo fue el de Rut y Booz en una época en que, como en la actual, “todos hacían lo que les parecía bien” (Jueces 21: 25).



    Y ahora, ya podemos entrar en el Nuevo Testamento. 


     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Galo Nómez
    20/04/2017
    03:21 h
    1
     
    Si tuviera que elegir, no me quedaría con la ex lesbiana, ni con una versión moderna de Rut,ni con alguna otra mujer o varón. Me basta con el Señor. Porque ningún humano de corazón engañoso, sino sólo Él, representa el verdadero amor
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Rut y Booz, amor con sello de eternidad
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    ¿Es fiable la Biblia? ¿No está llena de errores? ¿Es fiable la Biblia? ¿No está llena de errores?

    Para los cristianos la Biblia es Palabra de Dios. Pero ¿tenemos el texto original? Muchos creen que contiene errores ¿Es así, o podemos fiarnos de lo que dice? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

    Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Guillermo y Milagros Aguayo: ¡Salvemos la familia! Guillermo y Milagros Aguayo: ¡Salvemos la familia!

    Entrevista al matrimonio Aguayo, impulsores del movimiento #ConMisHijosNoTeMetas que ha impactado Perú y todo Latinoamérica.

     
    La resurrección de Jesús ¿realidad o fantasía?

    ¿Hay alguna razón para creer en la resurrección de Jesús en pleno s. XXI? ¿Y qué más da si ocurrió o no? Reflexión de Andy Wickham.

     
    “Me preocupa más que los cristianos se callen a que los callen”

    Ser influenciadores en una sociedad secular es el tema central del próximo Fórum de Apologética (4-6 mayo). Jaume Llenas introduce el tema.

     
    ¿Enterró la ciencia a Dios?

    El avance científico borra la superstición ¿Elimina también a Dios? Andy Wickham debate la relación fe cristiana-ciencia ¿Incompatibles y opuestas?

     
    Héctor Pardo, el evangélico que negoció con las FARC

    'La Colombia evangélica lucha por el Evangelio, la paz y la justicia social', dice el líder evangélico Héctor Pardo, hijo de uno de los fundadores de la guerrilla en Colombia.

     
    “Es muy poco progresista querer destruir a la familia”

    Xesús Manuel Suárez cuenta el trabajo que se está llevando a cabo en Latinoamérica para que los evangélicos sean agentes de transformación.

     
    FOTOS Fotos
     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Proverbios Toda la Biblia: Proverbios

    En este libro encontramos píldoras de sabiduría de Dios con un gran valor práctico.

     
    Mosaico en Buenas Noticias TV Mosaico en Buenas Noticias TV

    El programa evangélico de RTVE dedica un amplio reportaje a presentar la comunidad de youtubers cristianos, que está a punto de cumplir su primer año.

     
    ‘En la cruz’, Marcos Vidal y Ulises Eyherabide ‘En la cruz’, Marcos Vidal y Ulises Eyherabide

    “La realeza que se obstina, Tu cabeza que se inclina, Mi pobreza que termina en la cruz”.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.