PUBLICIDAD
 
viernes, 6 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

El Dios de la sed

¿Qué sed es la que padece el mundo hoy? Quizás la sed de Dios y no encuentran como saciarla.

DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro 11 DE ABRIL DE 2017 17:52 h

“Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed”. Juan 19:28. Dolor y sed físicos. Algunos quisieron calmar la sed del mismo Dios, pero nadie dijo: ¡Traed agua limpia para el crucificado! No. Le acercaron a la boca una esponja empapada de vinagre que el Maestro aceptó. ¿Era una mezcla con vinagre que adormeció al Dios de la vida? ¿Fue, en el fondo un acto de misericordia? “Cuando hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu”. ¿Se apagó allí la sed del Dios vivo?



La sed es un concepto que se usa mucho en la Biblia: Sed de Dios, sed de justicia, el que cree no tendrá sed. La sed es una especie de tormento terrible en situaciones extremas. La boca seca como símbolo del sufrimiento, de la cercanía de la muerte. Sin embargo, ante esta sed, muchos buscan algún sucedáneo que adormezca, que acelere la muerte, una mezcla de vinagre con hiel. No acercan un agua fresca y limpia a los sedientos del mundo. Es preferible adormecer a los sedientos, a los que tienen sed real de aguas limpias, a los que tienen sed de justicia. Quizás en este mundo sea más cómodo adormecer que trabajar por el agua limpia para todo tipo de sedientos que sufren en el mundo.



El mundo tiene sed. La justicia no llega a todos. ¿Seguirá vigente el grito de Jesús: ¿“Tengo sed”? Jesús sufrió esa sed a causa del hombre, para que el hombre pudiera ser librado de ella. Si la sed de Jesús era típica de los crucificados cercanos a la muerte por el derramamiento de sangre, ¿qué sed es la que padece el mundo hoy? Quizás la sed de Dios y no encuentran como saciarla, quizás la sed de justicia para muchos que no encuentran ni siquiera el acto de misericordia de la esponja empapada con esa mezcla de vinagre que adormecía y calmaba.



¿Cómo podremos calmar los seguidores de Jesús la sed de justicia? ¿Cómo podremos eliminar la sed del propio Jesús que hoy observa el sufrimiento de sus criaturas? Quizás no se trate de un acto de misericordia con un sufriente para que se aproxime más aún a la muerte. Para nosotros esa llamada de “sed tengo” debe ser una voz que nos anima a la práctica de una misericordia liberadora, una llamada a la solidaridad con tantos sedientos de justicia en el mundo hoy. Sería una buena manera de recordar la Semana Santa, la sed de Dios, del Dios vivo que aprobará nuestra acción: “Tuve sed y me disteis de beber”, no con una esponja mezcla de vinagre y hieles que adormezca, sino con verdadera agua que exprese la vivencia de la projimidad.



Hay muchos condenados en el mundo hoy que asumen la sed de Jesús en la cruz. Quizás ya no sean tiempos de vinagres, sino de justicias, de dignificación de las personas, de redistribución de bienes, de aliviar las bocas secas y próximas a la muerte. El mundo pide agua, Dios pide agua para el mundo.



¿Sufre Jesús hoy con los sedientos del mundo? ¿Nos pide Jesús de beber en nombre de los sedientos de nuestra historia en nuestro aquí y nuestro ahora? ¿Cómo vamos a responder desde la experiencia de Semana Santa en donde el Maestro, ante la muerte, nos deja esa petición de agua? La sed, agonía insufrible, tormento inaguantable, tortura extrema. Muchos en el mundo tienen sed.



¿Por qué no respondemos a la frase de Jesús con una búsqueda de justicia? Sed de justicia, sed de Dios, del Dios vivo. No respondamos con mezclas de vinagres adormecedores, sino con la búsqueda de aguas limpias capaces der calmar la sed de justicia, la sed de Dios que tiene el mundo. Evangelización, práctica de la misericordia, solidaridad humana, trabajo por una mayor justicia social entre los hombres entre los cuales a muchos les gustaría adormecerles como si también quisieran que entregaran ya su espíritu.



Evangelización, calmar la sed, ofrecer aguas limpias, solidarias, aguas de justicia. Dios tiene sed y la podemos calmar liberando a los hombres de la injusticia, dándoles de beber. “Venid, benditos de mi Padre, porque tuve sed y me disteis de beber”. 



Sí, la sed de Jesús va más allá de la sed física. Preocupación de Jesús por la sed del mundo, por el despojo de los empobrecidos, de los excluidos, de los que no tienen acceso al agua potable y mueren por infecciones. Sí, muchos de ellos niños. No tienen agua potable y limpia y beben de charcas infectas hasta morir. Tienen sed. Mueren uniéndose al grito de Jesús. La voz cansada de Jesús en la cruz sigue diciéndonos: “Tengo sed”.



No niegues el agua a Dios. Le negamos el agua al Jesús crucificado cuando nos resistimos y damos la espalda como respuesta a la ayuda a los humillados y dejados en el sin vivir de los márgenes del camino. Negamos el agua a Dios cuando negamos el agua al hombre. Cuando Jesús grita su sed, pide nuestra práctica de la projimidad a los sedientos del mundo. Muere por ellos.



“Tengo sed”, nos invita a la acción, a que tomemos nuestras esponjas y las empapemos, pero de agua limpia, pues si el mundo cambiara sus valores, sería posible. “Tengo sed” es la frase que deberían asumir los cristianos no sólo en épocas de celebración de la Semana Santa, sino que la deberíamos asumir como solidaridad con el prójimo empobrecido y sufriente. Es el grito por sed solidaria. Danos esa sed solidaria Señor y que no se nos calme hasta que no seamos agentes de liberación del Reino que llevan agua a los sedientos del mundo. 


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - El Dios de la sed
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

 
Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

 
Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

 
7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

 
FOTOS Fotos
 
Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

 
X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Héroes: cargando una cruz Héroes: cargando una cruz

Simón de Cirene fue testigo de la muerte de Jesús en un encuentro que cambiaría su vida y a toda su familia.

 
El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

 
Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.