PUBLICIDAD
 
lunes, 24 de noviembre de 2014   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
17
 

Adiós, hermanito adiós

Los problemas a la hora de integrar a los hermanos sudamericanos han sido variados y complejos.
ACTUALIDAD AUTOR Mario Escobar Golderos 21 DE MARZO DE 2012

Igual que la bonanza económica atrajo a miles y decenas de miles de latinoamericanos de todo el continente, la crisis está devolviendo a sus tierras a parte de estos hombres y mujeres que convivieron con nosotros un poco de tiempo.

No diré que las consecuencias de esta crisis son el fruto del pecado, ya lo dicen los medios de comunicación de masas por mí: “es una crisis de la avaricia”. Lo que si diré y afirmaré es que la Iglesia Evangélica ha sido una fuente de integración para miles de inmigrantes, aunque no todo ha sido perfecto.

Los problemas a la hora de integrar a los hermanos sudamericanos han sido variados y complejos. A pesar de hablar el mismo idioma y tener una historia común, son muchas las diferencias entre españoles y latinoamericanos.

El primer problema que se encontraron los latinos al llegar a las iglesias españolas era la frialdad del culto en muchos lugares, la seriedad y sequedad de los españoles, que en muchos casos les miraban como algo exótico, más que como hermanos provenientes del otro lado del océano.

Los españoles, por otra parte, se quedaban sorprendidos por la falta de formalidad de algunos hermanos latinos, que aparecían y desaparecían continuamente. Tal vez, lo que no se entendía desde la parte española, es que el inmigrante tiene que moverse en busca de trabajo y que su estabilidad es relativa.

El segundo gran choque fue litúrgico. La gran masa de evangélicos latinos era pentecostal, pero se encontró que en muchos pueblos y ciudades, su denominación no existía y tuvo que adaptarse a liturgias y énfasis diferentes a los que había aprendido en su país. Los españoles evangélicos de denominaciones más tradicionales aguantaron mal a los “ruidosos hermanos”. En más de una iglesia se les invitó a irse, en otras se les relegó o reeducó, pero en otras muchas, afortunadamente, se produjo una especie de mestizaje cultural.

El tercer choque fue a nivel doctrinal, muchos latinoamericanos no habían recibido mucha formación bíblica, ya fuera porque llevaban poco tiempo como creyentes o porque en sus mega iglesias no había mucho tiempo para la formación. No olvidemos que el crecimiento de protestantes en muchos lugares ha desbordado a los ministerios pastorales.

El cuarto choque yo lo llamaría con palabras gruesas: “racismo”. Muchos líderes y pastores han comentado en multitud de ocasiones: “en mi iglesia somos cien personas, pero latinos tenemos muy pocos”. Con esas palabras querían decir que un español cristiano valía por varios latinos, que ya venían convertidos o que eran más fáciles de convertir.

Ni que decir tiene, que algunos latinos tampoco quisieron adaptarse a la forma y fondo de nuestra cultura. Por lo que, en los últimos años han surgido muchas iglesias étnicas y nacionales, lo que dificulta aún más la integración de los inmigrantes latinos.

Yo no soy racista, no es mérito propio, me crié de niño en una iglesia pluricultural, con amigos africanos, norteamericanos, chilenos o ingleses, pero en muchos casos el racismo que he visto a mi alrededor me ha sonrojado, pero no de vergüenza, sino de ira.

También ha habido casos de integración y en muchas ocasiones las barreras sociales y culturales han desaparecido, dando lugar a una iglesia plural, rica y, como dirían algunos amigos míos latinos: sabrosa.

Es una pena que ahora que muchos latinoamericanos regresan a sus países y sus donaciones y el hueco que ocupaban en las sillas de las iglesias, vuelve a estar vacío, algunos empiecen a echarles de menos. Tal vez, los mismos que decían que no invitaban a sus amigos a la iglesia, porque estaba llena de latinos y se iban a asustar.

Para Jesús no había esclavo ni libre, judío o gentil, hombre o mujer. Todos eran iguales, ya fueran ricos o pobre, hombres de estado o prostitutas. Espero que hayamos aprendido esta lección, aunque haya sido al final, cuando los latinos regresan a sus países.

Ahora muchos dicen con pena al ver sus miembros y diezmos partir: Adiós, hermanito, adiós.
 

 


17
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Anónimo
08/05/2012
09:10 h
17
 
...Si ha sorprendido a algún hermano en la falta que critica, corríjalo en privado. Demasiada lucha tenemos ya con el mundo para comenzar a tirarnos piedras los unos a los otros.
 

Anónimo
06/05/2012
03:27 h
16
 
Amado hermano en Cristo. Siento discrepar con usted, pero he de decirle que no estoy de acuerdo ni con su comentario, ni con las formas. Creo que no deberíamos utilizar los escasos medios de que disponemos los evangélicos para atacarnos los unos a los otros; dese usted cuenta que esta es una página pública y que su artículo puede llegar a ojos de gente no conversa. Piénselo bien ¿en qué lugar deja usted a los cristianos a los que tacha de xenófobos y de querer a los extranjeros sólo por sus diezmos y ofrendas o por engordar el número de miembros de nuestras iglesias? Sé que no habrá sido su intención, pero lo cierto es que no quedamos en buen lugar. No se equivoque, no es mi caso el de el
 

Manu
26/03/2012
20:53 h
15
 
Ahora muchas Iglesias que se metieron en hipotecas y gastos sin sentarse a calcular el costo, se las veran muy mal, porque en su gran mayoria eran creyentes inmigrantes, que ahora con la crisis logicamente vuelven a sus paises, donde seguramente viviran los proximos años mejor que aqui. Que Dios ayude a esa multitud de Iglesias en España a salir adelante ahora sin hermanos inmigrantes. Saludos
 

Carlos
26/03/2012
18:29 h
14
 
DEBERIAMOS APRENDER DEL FUTBOL, BARCA Y MADRID ELLOS SI SABEN INTEGRAR A LOS MEJORES DE TODO EL MUNDO PARA HACER DE SUS CLUBES ALGO GRANDIOSO...LA IGLESIA POR SU DESCONFIANZA PERDIO A LOS MESSI Y CRISTIANO Y KAKA Y ETC, OJALA DIOS PUEDA DAR UNA MEJOR OPORTUNIDAD Y NO LA DEJEMOS PASAR IGLESIA AMADA DE CRISTO...
 

Emh
26/03/2012
13:40 h
13
 
Creo que lo primero como hermanos en Cristo que debemos saber de verdad es que todos somos hijos de Dios, aparte de alli en la iglesia que asisto se ha dado al revés , hay muchísimos latinos y pocos y se ha formado como un ghetto ( yo no soy nacido en España , pero tengo mi familia Española y mi cónyuge de España), y no me ha gustado para nada ver como es difícil al Español , aun así entiendo y creo que debemos estar completamente abiertos a las dos caras porque ante todos somos hermanos en Cristo, es horrible que un pastor o líder diga que la mayoría en su iglesia son españoles como lo contrario que alguien diga que en esta iglesia si se mueve mas el Señor porque casi todos son latinos, lo
 

Maria
26/03/2012
03:38 h
12
 
Cierto , que ahora con la marcha de los sudamericanos a sus países de origen y con ellos los diezmos , las iglesias se están quedando vacías . Seguramente sería de edificación tanto para Españoles como para los latinos , hacer un balance y quedarnos con lo positivo , con lo que el Padre Celestial desea que aprendamos de ello . Ver a nuestro SEÑOR JESÚS en cada uno de nuestros hermanos en la FE ,seguro que eso alegraría el corazón de DIOS . He visto a personas nacionales , no ser amables con la gente de fuera , pero lo que mas , me duele el corazón ver , es que eso mismo ocurra dentro de las iglesias evangélicas , pienso que eso no ayudo a la integración , sobre todo en los jóvenes , que
 

vio
26/03/2012
03:38 h
11
 
somos extranjero solo estamos de pasada ..suele pasar cosas asi nos falta aprender experimentar el verdadero amor de Cristo.,,
 

Nicolás
26/03/2012
03:38 h
10
 
El Estado español no ha sabido diseñar una auténtica política de integración. En España más bien ha existido políticas de asimilación... y eso no es integración, como que toda la responsabilidad recae en la persona que viene de fuera: 'el inmigrante'. Y este hecho se ha reflejado en administraciones locales, en otras áreas e instituciones españolas...
 

Carmen
25/03/2012
20:03 h
9
 
Me ha gustado el articulo, aunque es como si no estuviera del todo claro. Pero me gustaria tambien resaltar aqui , que ni siempre el 'prejuicio, racismo ' o sea como le nombre;es de la parte de los españoles.He estado en una iglesia que es dominante de latinos y uno o dos españoles, y he vividoel mismo desinteres que comento Sergio Lis. Creo que lo que deberiamos aprender es el verdadero amor de Cristo. Y todavia tenemos pendientes muchas asignaturas , tanto latinos como los españoles......
 

luis gomez
23/03/2012
22:29 h
8
 
quizas el problema es que no ha habido una pastoral especifica para los latinos,por ejemplo y en general los latinos demandan mas actividades en las iglesias etc
 

maria
23/03/2012
22:29 h
7
 
leemos que al tener el mismo idioma todo debe estar solucionado, pero los latinoamericanos vienen de varios países, no es lo mismo un Peruano que un Puertoriqueño, cada uno trae su cultura y su historia. Según el reportaje, los 'malos' son los españoles, pues no mire usted, países anglosajones recibieron emigrantes mucho antes que nosotros y no por eso cambiaron sus costumbres, si crees que algo esta bien ¿porque debes cambiarlo? o estaba mal y no nos lo dijeron?
 

Mario Escobar
23/03/2012
22:29 h
6
 
No en todas las iglesias se ha reaccionado igual ni todos los latinos han sabido integrarse, siempre se tiene que generalizar para poder hablar de algo, pero lo triste es que si ha sido la tónica general.
 

Sergio de Lis
23/03/2012
17:18 h
5
 
Gracias, Alfonso Chincaro. No solo lo has entendido perfectamente, sino que además, los pacificadores -como tú- serán llamados hijos de Dios (Mt. 5). Recuerdo, además, la reacción sentida al encontrarme con cualquiera -blanco o negro- y es cristiano (como relaté más abajo).
 

Alfonso Chíncaro (Perú)
22/03/2012
23:45 h
4
 
Hermana Noemí me parece que lo dicho por Sergio de Lis no está correctamente interpretado, la frase entrecomillada por usted en el contexto quiere decir '(se fueron) A pesar de haberlos acogido como un hermano más', no quiso decir que que les pesó recibirlos. Con esto tampoco digo que fue perfecto lo que ocurrió, algún error pudo haber, pero no está bien interpretada la frase. Bendiciones.
 

Noemí
22/03/2012
18:10 h
3
 
Increíble el comentario de Sergio de Lis, ' a pesar de haberlos acogido como un hermano mas......y como se los iba a acoger? Autocrítica hermano es hacer crítica de lo que YO he hecho mal y no criticar al prójimo¡¡¡ mas que ser latinoaméricano ó no es una cuatión de piel, una cosa es la integración del latinoamericano indígena y otra del 'blanquito', racismo que le dicen en el mundo y que en las Iglesias no debiera existir. Soy latinoamericana de origen alemán-italiano y nunca tuve ningún problema por ser latinoamericana. No pasa lo mismo en las Iglesias con los gitanos?
 

Sergio de Lis
22/03/2012
12:18 h
2
 
La autocrítica es siempre constructiva, y por lo tanto, necesaria. Respecto a los sudamericanos que he conocido en mi iglesia, buena parte de lo que recoge esta reflexión, en lo negativo, sí lo he observado en ellos. Actualmente, solo siguen asistiendo un matrimonio (desde hace bastantes años), un mujer joven con dos de sus hijos, y una familia muy integrada, incluso colaboradora de los ancianos. Pero, nadie mas. A pesar de haberlos acogido como un hermano más. Personalmente, allí donde he encontrado -¡en lugares inesperados, a veces!- a uno de ellos, y a pesar de prejuicios originados por una mala convivencia vecinal, he estrechado sus manos, los he besado, como hermanos míos en Cristo. Per
 

Samuel Escobar
22/03/2012
08:56 h
1
 
Gracias Mario Escobar por esta página escrita con sensibilidad, honestidad y espíritu constructivo. La medida de auto-crítica que encierra no es muy común en el ambiente evangélico español. Yo estoy profundamente agradecido a Dios por los muchos latinos que conozco integrados en iglesias de España. Samuel Escobar
 



 
 
ESTAS EN: - - - Adiós, hermanito adiós
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS
 
Luchar contra la trata - Carol Sánchez

“Casa Refugio” es un hogar preparado para acoger, restaurar y dar esperanza a víctimas de la trata y esclavitud sexual.

 
Violencia contra la mujer, con Asun Quintana

“No podemos escondernos ante esta situación. Desde las iglesias evangélicas tenemos mucho que hacer”, opina la Consejera de la Mujer del CEM.

 
Godly Play, aprender de Dios jugando

Un método para presentar de manera imaginativa las historias de la Biblia a niños... y también a mayores. Lo explica David Pritchard en esta entrevista.

 
Iglesia y Sola Escritura -J. Llenas

Sola Escritura y la Iglesia Reformada siempre en Reforma, una reevaluación continua de fe y doctrina a la luz de la Palabra, a veces con grandes tensiones. ¿Cómo se vive hoy en día?

 
FOTOS
 
Daniel Calveti en concierto

Fotografias del concierto de Daniel Calveti, Anna Cano y Julia en la Iglesia Pasión por Cristo, realizadas por César Iglesias.

 
Día de la Reforma en Madrid

Culto unido en Madrid para conmemorar el inicio de la Reforma protestante, hace 498 años. Fotos de Manuel García Lafuente.

 
VÍDEOS
 
Oración por la Iglesia Perseguida

La persecución de los cristianos alcanza a millones de personas. En noviembre, la Iglesia en todo el mundo se moviliza para orar por la iglesia perseguida.

 
Exponen N. Testamento euskera de la Reina protestante de Navarra

La Biblioteca de Navarra ha recibido en depósito la obra Iesus Christ Gure Iaunaren Testamentu Berria, traducción al euskera del Nuevo Testamento protestante realizada por J. Leizarraga por encargo de la reina Juana de Albret, publicada en 1571 en el bastión hugonote de La Rochelle.

 
Evan Craft: 'Diez mil razones'

Evan Craft, cantando 'Diez mil razones', una versión de '10.000 reasons' de Matt Redman.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.