PUBLICIDAD
 
martes, 22 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Pedro Tarquis
3
 

El ovillo del hilo de Rita Barberá

No sé si acierto o no en mi análisis, pero tengo algunas ideas bastante claras en medio de la ceremonia de confusión que se está generando en torno al trágico final de Rita Barberá.

MIRAD@ZUL AUTOR Pedro Tarquis 24 DE NOVIEMBRE DE 2016 19:00 h
lana, ovillos

Rita Barberá, ex alcaldesa de Valencia, ha fallecido ayer de forma inesperada, de un infarto de miocardio. Al hilo de su muerte se ha desarrollado todo un ovillo político y mediático que me gustaría al menos analizar desde una perspectiva puramente personal, sintiéndome plenamente libre de ataduras políticas o de cualquier otro interés, salvo el de mi conciencia a la luz de los valores de mi fe.



Rita Barberá ha sido una figura del Partido Popular rodeada en los últimos meses de un torbellino mediático en torno a tramas de corrupción en su última etapa en la alcaldía de la ciudad de Valencia.



A su muerte, otro huracán se ha levantado en torno a su cadáver. Por una parte, una facción del Partido Popular que reivindica ahora su figura. Un partido al que tuvo que renunciar ante el acoso mediático, sin sentencia firme en su contra.



Por otro, por la salida del partido de Podemos e Izquierda Unida del Congreso (no así en el Senado) la misma mañana de su fallecimiento, una hora después del mismo, para no tener que guardar un minuto de silencio por su pérdida, por entender que era “un homenaje político a una corrupta”.



Yo no sé si acierto o no en mi análisis, pero tengo bastante claro en medio de la ceremonia de confusión que se está generando en torno al trágico final de Rita Barberá que:



1.- Fue una querida y excelente alcaldesa de Valencia al menos gran parte de su trayectoria política (25 años), aportando a la ciudad un cambio positivo debido en una elevada proporción a su labor.



2.- El final de su carrera, como ocurrió con muchos reyes de Israel, sirvió para que se empañase su trayectoria. No creo que se pueda eludir, incluso en el caso de no estar ella implicada en las actividades de diversas corruptelas en torno a la vida municipal, que sí tuviese claras responsabilidades políticas debidas a la gestión de la economía que se produjo a su alrededor, mientras ella ostentaba el poder y la autoridad en la ciudad y el Partido Popular en la Comunidad valenciana.



3.- Dicho lo anterior, creo que el propio Partido Popular juega ahora a rasgarse las vestiduras cuando en sus propias filas cargos de peso condenaron claramente que continuase en la vida política (Javier Maroto e Iñaki Oyarzábal). También se facilitó que Barberá renunciase a ser miembro del PP, aunque siguiese como política independiente (Grupo Mixto en el Senado)



4.- Tampoco me parece correcto que se demonice a los medios con la responsabilidad de un “linchamiento público”, aunque bien es cierto que ha existido un juicio paralelo interesado y demagógico de la vida de Rita Barberá al margen de la realidad judicial (nunca fue condenada por causa alguna de corrupción). Pero lo mismo ocurre a la inversa con acusados sin sentencia firme en medios afines al PP que demonizan -por poner un ejemplo- a figuras de Podemos, o de los partidos catalanistas en similares circunstancias.



El problema no es la persona de Rita Barberá, sino el estilo de comunicación en que hemos caído. Dicho sea de paso, el programa de La Sexta sobre telepredicadores de la pasada semana (En “Equipo de investigación”) me pidió que participara como “experto evangélico” opinando sobre TBN en el programa, grabándome una hora entera de entrevista. Y luego, por motivos inexplicables, censuró descaradamente mi participación, no emitiendo una sola frase.



Sí emitió el conjunto de declaraciones de expertos sobre otras diferentes emisoras en un programa horroroso en que mezcló en un totum revolutum a programas de tarot, anarquistas vociferantes y predicadores religiosos.



5.- Para terminar, las posturas críticas no deben ni pueden estar exentas de la mínima humanidad y objetividad.



La salida del Congreso de Podemos en el minuto de silencio en recuerdo de una compañera de la vida política, fallecida inesperadamente, nunca puede convertirse en una inhumana crítica oportunista contra la corrupción.



Y por otro lado, por muchos errores que alguien haya cometido (o podido cometer) no debe empañar el conjunto de su vida y su labor. Se podrá criticar y debatir sobre sus fallos, pero no negarle el respeto de un adiós, un último gesto de agradecer lo mucho bueno que hizo. Somos muy ligeros para olvidar lo positivo, y muy prontos para utilizar lo negativo, especialmente en nuestro favor.



Este es mi análisis de la situación. Es de lamentar la muerte de cualquier ser humano. Es de caballeros reconocer lo bueno que alguien que nos deja para siempre ha hecho en su vida. También es necesario que la muerte no signifique ensalzar de forma acrítica a quien ya ha desaparecido.



En cualquier caso, quien realmente nos va a juzgar será un Dios eterno en la eternidad. Un Dios justo que conoce hasta lo más íntimo de nuestros corazones y actos.



Porque todos nosotros, de una forma u otra, aunque hayamos hecho cosas buenas, somos de naturaleza corrupta, inclinados al mal, como Rita Barberá y cualquier otra persona. Y que en la balanza de la justicia divina sólo podremos encontrar una condena como sentencia merecida.



Por ello Dios mismo afirma que sólo en la sangre de Jesús encontraremos la justicia del perdón inmerecido. La vida de Aquel inocente que murió sin culpa alguna ocupando tu lugar y el mío para pagar nuestros errores.



Y esa noticia, que no saldrá en los medios pero que conocerás sin duda alguna, sí será el titular definitivo para nuestra eternidad.


 

 


3
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Petti
25/11/2016
21:22 h
3
 
Estimado Pedro, el artículo suena muy raro y parece que obedece a intereses personales, amistad con Rita, o un no se qué, pero raro. Para nada estoy de acuerdo con tu valoración muy de derechas, por mucho que pretendas decir que eres imparcial. No es creíble y es hipócrita decir que no se tiene ideología política, eso es imposible. Y en cuanto a Rita, por sus frutos la conocemos, y su soberbia y prepotencia ha sido siempre insultante y nunca tuvo en cuenta los intereses del pueblo que la votó
 

Director pais7.org
24/11/2016
21:02 h
2
 
Rita Barberá era pasión por la política en grado superlativo, lo que se podrá asumir como vocación por el servicio público, que es de agradecer. En su persona se densifica lo más parecido al fenómeno del poder absoluto- mayorías abrumadoras y por mucho tiempo- y caída abrupta una vez acaecidos cambios de escenarios y generacionales. Se refleja, y muy gráficamente, la incapacidad humana por retener lealtades cuando sobrevienen nubarrones. Una instantánea de la España actual y del “mundo”.
 

Óscar Margenet Nadal
24/11/2016
19:51 h
1
 
Visité Valencia dos años atrás. La noté bellísima, con su patrimonio histórico urbano rehabilitado; inmensas áreas verdes recuperadas y equipadas para disfrute de ciudadanos de toda edad. Mi creible informante me dijo que por eso la mayoría hablaba bien de su alcaldesa (QEPD). Pedro da en el clavo al describir cómo la avaricia embrutece a seres 'educados'. Ni los buitres pelean así para quedarse con los restos de un muerto. Verdaderamente: solo Jesucristo puede cambiar el corazón humano.
 



 
 
ESTAS EN: - - - El ovillo del hilo de Rita Barberá
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.