PUBLICIDAD
 
domingo, 14 de febrero de 2016   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • YouTube
  • Rss
 

 
PUBLICIDAD
 
 



1
 

Correr hasta que te pillen

Dios espera es que descansemos en él y prestemos atención a lo que hemos oído, a lo que está escrito en su Palabra.
CON OTRO RITMO AUTOR Jaime Fernández Garrido 08 DE AGOSTO DE 2014

Michael Johnson en los JJOO de Sydney / jimmyharris (Wikimedia Commons)


«El cinco veces campeón olímpico Michael Johnson devolverá su última medalla de oro conseguida en el relevo de 4x400 metros en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 después de que un compañero de equipo admitiera haberse dopado». Ese fue el enunciado de la noticia el día siguiente a que Antonio Pettigrew testificara en el juicio contra el entrenador Trevor Graham y admitiera haber tomado sustancias dopantes desde las clasificatorias estadounidenses de 1996. Su confesión llegó tras las suspensiones a Alvin y Calvin Harrison y Jerome Young, que también fueron integrantes de ese equipo.

No son casos únicos, ¡y no solo ha ocurrido en el mundo del deporte! Cada vez encontramos más personas que devuelven medallas, cargos o dinero cuando comienzan a ser procesados por problemas de corrupción, cohecho, dopaje, delitos económicos, estafas, etc. No es que esté mal que lo reconozcan, ¡todo lo contrario! Lo que me llama la atención es que casi todos lo hacen cuando son descubiertos. Nunca antes.

Yo lo llamo «conducta jurídica». Es decir: todo lo que haces es correcto mientras no te descubran. Cualquier cosa que hagas es válida con tal de que nadie lo sepa. En cuanto hay sospechas y te denuncian, casi todo el mundo se arrepiente. Muy pocos toman sus decisiones de acuerdo a lo que está bien o a lo que está mal. Casi todos intentan engañar, ¡y si nadie se entera mejor! Al final, la mayoría de las personas dejan de vivir de acuerdo a la justicia. Solo acuden a ella cuando son engañados, o cuando son descubiertos.

Dios ya conocía adónde íbamos a llegar con nuestro comportamiento y nuestras excusas, así que dejó escrito: «Por tanto, debemos prestar mucha mayor atención a lo que hemos oído, no sea que nos desviemos» (Hebreos 2:1). Es genial la palabra desviarse, porque en el original significa «perder el rumbo»; vivir sin saber adónde ir. La mejor definición de muchas personas en nuestra sociedad.

Y esa señal de alerta, «no sea que perdamos el rumbo», está escrita para todos, creyentes y no creyentes. La mayor parte de la sociedad ya no vive bajo principios cristianos ni le preocupa demasiado lo que es correcto o no. Muchos han perdido el rumbo de una manera definitiva, y lo peor es que no les preocupa demasiado.

Pero esa es una advertencia válida también para los que creen en Dios, porque podemos ir deslizándonos poco a poco (¡casi sin darnos cuenta!) hasta seguir un rumbo equivocado. Podemos desperdiciar meses enteros (¡o años enteros!) de nuestra vida pensando que lo que hacemos es correcto sin vivir la vida que Dios tiene preparada para nosotros. En cierto modo, podemos estar perdiendo el rumbo aunque estemos en el camino correcto.

No se trata de hacer el bien únicamente por temor al castigo. La conducta jurídica no va a transformar la sociedad ni hacerla más justa. El pensar que algo está bien mientras no nos descubran es un engaño infantil. Además, otros pueden estar robándonos sin que nosotros lo sepamos. Lo que Dios espera es que descansemos en él y prestemos atención a lo que hemos oído, a lo que está escrito en su Palabra.

Que cada decisión que tomemos la hagamos en su presencia.No podemos perder el rumbo.
 

 


1
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Sergio de Lis
11/08/2014
14:05 h
1
 
El relativismo, adoptado por esta sociedad, invita a concebir deseos que la moral antes desaconsejaba. La frase, tan certera, de que todo hombre (persona) tiene un precio, acusa de que cualquiera puede corromperse. Y respecto a nosotros, los cristianos, es cierto, Jaime, que no podemos permitirnos ni la más mínima relajación. Cristo nos muestra el camino; Él, 'cordero sin tacha', cumplidor de la Ley. No espera menos de nosotros que nos parezcamos a Él.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Correr hasta que te pillen
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS
 
Refugiados, desde Catania

El periodista Joel Forster nos cuenta ideas, estrategias y experiencias en la atención a refugiados que se están compartiendo en la conferencia de Refugee Highway Partnership que se celebra en Italia.

 
JA Monroy en clave personal

Entrevista a Juan Antonio Monroy sobre sus experiencias en los medios de comunicación, opinión de líderes evangélicos, encuentros con Fidel Castro y Gabriel Gª Márquez, cómo ve a la iglesia actual...

 
La oscuridad humana en ‘Spotlight’

José de Segovia analiza los temas que surgen de una película basada en el trabajo periodístico que sacó a la luz el escándalo de abusos sexuales a menores en la diócesis católica de Boston.

 
JA Monroy, Evangelio y cultura en los medios

Entrevista a Juan Antonio Monroy, uno de los grandes comunicadores protestantes contemporáneos, sobre su experiencia en la lucha por la libertad religiosa en España y su labor en los medios de comunicación

 
La persecución a cristianos aumenta

Ted Blake explica la situación de los cristianos perseguidos en el mundo, tras la publicación de la Lista Mundial de la Persecución de 2016 de Puertas Abiertas.

 
FOTOS
 
Así afectamos al planeta Tierra

Siete fotos aéreas que muestran la explotación de recursos, la desertización y otros efectos provocados por la acción humana en el medio ambiente.

 
Día Europeo Contra la Trata

Miles de personas salieron a las calles para manifestar su repulsa a la trata y a la esclavitud sexual que sufren miles de mujeres.

 
70 años del fin de la barbarie nazi

Millones de personas, la mayoría judíos, murieron en los campos de trabajo y exterminio. Pasó hace sólo 70 años en una Europa que no debe olvidar.

 
VÍDEOS
 
“Donde hay más oscuridad, podemos ser luz”

El DJ y productor musical Marcos Cruz anima a los cristianos a publicar el mensaje de salvación aún en los sitios donde hay mayor maldad.

 
3MJ #7: Todo comenzó en una boda

Jesús transforma el agua en vino: así comienza una fiesta sin igual, la de una vida llena de alegría.

 
‘Sobre la lava’, Sal150

Una canción sobre los momentos difíciles de la vida y la capacidad de transformarlos en piedras preciosas en el inconfundible estilo del grupo tarraconense.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
 

 
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.