PUBLICIDAD
 
miercoles, 11 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

Ética: para la vida y la economía

La moral cristiana es la más completa, exigente y comprometida en relación con el hombre, con el prójimo.

DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro 04 DE OCTUBRE DE 2016 16:11 h
Beggars, Beihai Park [c1917-1919] Sydney D. Gamble [RESTORED] / ralph repo (flickr - CC BY 2.0)

Algunas veces he dicho que el cristianismo es la religión más ética que existe en el mundo. Bastaría con ver la definición de la auténtica religión, la pura y sin mancha que se da en la Biblia: “Visitar a los huérfanos y las viudas en sus tribulaciones y mantenerse sin mancha hasta el fin”. Los huérfanos y las viudas en la Biblia son el prototipo de los marginados y empobrecidos del mundo. La moral cristiana es la más completa, exigente y comprometida en relación con el hombre, con el prójimo. A veces, somos nosotros los que la descafeinamos cuando miramos solamente hacia lo alto. Perdemos la dirección horizontal, la dimensión ética, la urdimbre moral de la vida humana… perdemos al prójimo.



Si alguien piensa que la moral cristiana, que la ética bíblica es para vivirla en privado e intramuros de la iglesia, se equivoca, no entiende lo que es la vivencia de la auténtica espiritualidad cristiana. ¿Quién o qué sostiene la ética cristiana? Se podrían citar muchos valores o pasajes bíblicos, pero baste con citar los valores del reino que trastocan nuestra visión aristocrática de la vida, la visión que se tiene de dar los primeros puestos a los importantes, a los considerados dignos, a los poderosos o ricos. El trastoque es éste: “Muchos últimos serán primeros”.



Los valores del reino que irrumpen en nuestra historia con la llegada de Jesús al mundo, conforman toda una ética impregnada de misericordia, de justicia y de amor para con el hombre y, fundamentalmente, para con el hombre marginado, empobrecido o estigmatizado. Una ética que también tiene una característica especial: es denunciadora y buscadora de justicia social, sí, de justicia social aunque valoremos en todo su sentido la justificación por fe. Dios nos demanda en esa ética cristiana que hagamos justicia para con el huérfano, la viuda, los extranjeros y los pobres, para volver a los colectivos bíblicos.



Esa es nuestra responsabilidad ética como cristianos, pero ¿qué pasa con la economía? ¿Es ésta una ciencia divorciada de la ética, de la moral bíblica? ¿Tenemos en nuestro mundo una cosmovisión en la que la economía es completamente autónoma sin dejarse impregnar por la ética? ¿Es cristiano apoyar una economía que deja tirados al lado del camino, en marginación y pobreza a tantos desahuciados de los sistemas económicos actuales? ¿Se puede apoyar una economía de tipo descriptivo que dé la espalda a la ética buscando el beneficio de los más poderosos?



A veces la economía narra lo que hay en el mundo. Es consciente de que las dos terceras partes de la humanidad están contempladas como sobrante humano, como personas empobrecidas en mayor o menor medida hasta llegar a los mil millones de hambrientos que hay en el mundo. Si llega el caso, lo describe, da datos, hace estudios y narraciones espeluznantes, pero describe y narra dando la espalda a la moral y a la ética.



Al no estar la economía impregnada de una ética humana que mire al prójimo en necesidad, en pobreza, con ojos de amor y misericordia, no puede entrar en los campos bíblicos que son exigibles al mundo cristiano: la denuncia de la opresión, la reducción de la pobreza en el mundo, el compartir, la condena de la excesiva acumulación de bienes que, además, se considera como una necedad, un atentado contra el prójimo.



Una economía de espaldas a la ética, es incapaz de ver el escándalo humano del infierno de los empobrecidos en la tierra, es totalmente inútil para emitir juicios de valor que, de alguna manera, estén impregnados de solidaridad humana, es incapaz de echar una mano a ese conjunto de hombres a los que considera simplemente y de manera inmisericorde como sobrante humano.



¿Qué es lo que preocupa a una economía sin ética, sin rostro humano, sin acogerse a los valores de una moral cristiana? El hombre en su miseria no le preocupa a esta economía, no es sensible al sufrimiento humano. Sólo le importa la rentabilidad en beneficio de unos pocos y, cuando éstos rebosan, quizás llegue algo a otros, pero nunca a los más pobres de la tierra. ¡Injusta economía! ¡Injustos valores económicos antibíblicos en contracultura bíblica! ¡Tantos hombres sumergidos en el no ser de la marginación!  



¿Quién tiene solución para que la economía se impregne de ética y de moral? No. No la tienen los hombres de negocios ni los que están en la cumbre de la escalada social rodeados de riquezas. Estos permanecen callados. Lo extraño, lo ilógico, lo antibíblico y contrario a la moral cristiana es que los seguidores de Jesús también permanezcan silenciosos, callados, mudos, silentes ante el espectáculo del mayor escándalo de la humanidad. No luchamos, no trabajamos por teñir la economía de ética y seguimos las líneas de los sistemas económicos: Buscar rentabilidad y beneficio sin pensar en los más débiles, en los pobres de la tierra.



Renunciar a parcelas de bienestar en beneficio de los pobres de la tierra es un pecado para los sistemas injustos económicos. La dignidad humana y el desarrollo de los pueblos pobres le importan poco a la economía divorciada de la ética. Y no hablemos de acercarnos a una cierta igualdad entre los hombres. Causaría risa y desprecio de los que así piensan. Pero el pueblo cristiano es grande y tiene la fuerza del Señor. ¡Convirtámonos en buscadores de justicia! Transformémonos en manos tendidas, en voceros que desean reducir o, en su caso, eliminar la pobreza del mundo. Trabajemos por la dignidad de todos los hombres… Tenemos nada menos que un acervo importantísimo que hemos de comunicar como línea evangelizadora esencial: Los valores del Reino. ¿Cómo podremos callar? ¿Cómo podremos rechazar el ser la voz de Dios que clama por justicia?



Si a la economía le importa lo descriptivo y se detiene narrando y trabajando sobre lo que es, sobre lo que hay sin misericordia alguna, los cristianos deben trabajar sobre “lo que debe ser” corrigiendo las injusticias del mundo. Si no, ¿cómo seremos sal y luz en medio de la tierra? ¿Cómo acercaremos el reino de Dios a los pobres? ¿Dónde está la levadura que ha de leudar la masa? ¡Cuidado! No sea que al callarnos nos convirtamos en colaboradores necesarios de los injustos sistemas económicos, parte necesaria del sistema mundo y acabemos almacenando nosotros también más de lo necesario para una vida digna.



Sería un error que los cristianos pensaran que los valores del cristianismo son para vivirlos ellos en la intimidad, intramuros de sus iglesias, separados del mundo y en silencio. Tenemos que lanzarnos al mundo como manos tendidas de ayuda y como voceros del Altísimo que busca la misericordia, la justicia y la fe. Como los nuevos profetas del siglo XXI.


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Ética: para la vida y la economía
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

 
Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

 
Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

 
7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

 
FOTOS Fotos
 
Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

 
X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Héros: una mujer admirable Héros: una mujer admirable

Una reflexión sobre el encuentro de Jesús con la mujer sirofenicia, que fue una de las primeras voces en reconocerle como Hijo de David.

 
El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

 
Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.