PUBLICIDAD
 
lunes, 22 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Día mundial del Refugiado
1
 

Ponte en sus zapatos

Nunca antes se había producido, en la historia de la humanidad, un número tan grande de desplazamientos forzados. La iglesia tiene mucho que decir, pero una gran parte calla.

ACTUALIDAD AUTOR Francisco Sánchez 20 DE JUNIO DE 2016 10:24 h
refugiados italia Refugiados en la costa italiana. / Massimo Sestini, ACNUR

Cientos de sandalias de goma barata se desgastan y se rompen; desaparecen. El día 20 junio es el Día Mundial de los Refugiados. Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU desde 2007, justifica esta fecha recordándonos que “los refugiados son personas como las demás, como tú y como yo”. Y añade: “antes de ser desplazados, llevaban una vida normal y su mayor sueño es recuperarla... En este Día Mundial de los Refugiados, recordemos la humanidad que nos es común, celebremos la tolerancia y la diversidad y abramos nuestro corazón a los refugiados en todo el mundo”. Un emotivo discurso que se pierde nada más caer en el saco roto de Europa.



Nunca antes se había producido, en la historia de la humanidad, un número tan grande de desplazamientos forzados. Según ACNUR, “la persecución, los conflictos, la violencia generalizada y las violaciones de derechos humanos han creado una “nación de desplazados” que, si fuera un país, sería el vigésimo cuarto mayor del mundo”.



La mayoría de estos nómadas, el 51%, son menores de 18 años. Huyen de la guerra sin mirar atrás. Clavan sus ojos en nuestro estado de bienestar. Como nosotros, también quieren paz, bufet libre y un selfservice de comodidad todos los días. Ansían habitar en la doctrina de Occidente: la autoayuda. “Cumple tus sueños; si tú quieres, puedes”. No está de moda depender de terceros. El discurso que hoy triunfa es el de “Juan Palomo: yo me lo guiso; yo me lo como”.



¿Qué pasaría si por un solo día calzáramos aquellas sandalias de goma barata? Un día sin comer, sin beber, sin asearnos, sin descansar, sin leer, sin reír, sin saber hacia dónde huír. Un día sin libertad, forzado por una mano violenta a salir corriendo de la escuela, del trabajo, de tu hobby favorito. Un día sin llorar de alegría, porque el zarpazo, esta vez, te priva para siempre de las personas que más amas.



Pero a nosotros, unos kilómetros más a la izquierda, nos preocupan otros temas: ¿usan la tablet nuestros hijos en la escuela?, ¿compraremos una televisión de 55”? ¿ gestionamos bien las emociones?, ¿iremos a la playa este verano? El hombre que explora el universo levanta muros de exclusión en la tierra. ¿De verdad que queremos ser robots?



La iglesia tiene mucho que decir, pero una gran parte calla. La religión es la vara que azota al prójimo. El amor no es religioso. Dios no vino a mejorar el mundo. ¿Cuál es la religión verdadera? Los que se afanan por explicarla sacan a Jesús de la ecuación y encarcelan a Dios en la jaula ciega de sus parámetros. Son “ultras” religiosos.



Los púlpitos no palpitan porque han reducido el faro de la Palabra a una pequeña velita que se enciende a nuestro capricho, con tan solo unos céntimos, para satisfacer nuestros deseos. “Pedís y no recibís”. Hemos olvidado el Pan que calma el hambre y el único Vino que no nos embriaga de hedonismo. Queremos comida rápida, basura que no sacia pero sí engorda y crea adicción. En definitiva, buscamos un Dios de calderilla que nos sirva para pagar nuestras cuentas mal balanceadas.



¿Dónde están los pescadores de hombres que se preocupan por los menores atrapados en la Red? ¿Qué cobertura les damos a los que dependen de nosotros?, ¿la 3G o la 4G? Los refugiados siguen llorando, pero nuestros oídos están taponados por el estruendo de las pantallas digitales. Levantemos la mirada ante el prójimo que agoniza. Sujetemos con una mano a los que están cerca mientras ayudamos a los lejanos.



Jesus sigue abrazando al que huye, al desvalido y al enfermo terminal. También al refugiado. El Maestro no pasa de largo ni cierra su Puerta. Él sigue contando contigo y conmigo para marcar la diferencia también entre los refugiados.


 

 


1
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Marc
20/06/2016
17:28 h
1
 
No comparto lo que dice Sanchez de "nunca antes". Solo basta ver los registros de llegada de barcos y gente al Puerto de Buenos Aires a principio del siglo XX para notar que esto sucedio muchas veces. No seamos alarmistas. Hay crisis y tragedias, pero estoy ya sucedio. Mis abuelos llegaron de Italia a Sudamerica en una patera a vapor. Y eran millones. Solo de Italia, 5 millones en poco tiempo. Argentina los recibió a todos con hotel, comida y trabajo y libertad.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Ponte en sus zapatos
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.