PUBLICIDAD
 
jueves, 27 de junio de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Estudiando la Biblia (V)
     

    El Éxodo (Torah II)

    Un episodio trastornó la vida de Moisés (y de Israel). Mientras se encontraba guardando las ovejas de su suegro, contempló una zarza que ardía, pero que no se consumía.

    LA VOZ AUTOR César Vidal 01 DE DICIEMBRE DE 2014 20:35 h
    zarza ardiendo

    El segundo libro de la Torah -Éxodo- comienza donde terminó Génesis. Sin embargo, el punto de arranque no puede ser más tétrico. Tras la desaparición de José se produjo también un cambio dinástico que implicó la caída en desgracia de los israelitas.



    Como consecuencia directa, un nuevo faraón decidió controlar el crecimiento demográfico de los israelitas mediante el exterminio de los niños varones a la vez que sometía al resto de la población a servidumbre (Ex 1). Sin embargo, uno de estos niños -al que sus padres depositan cobijado en una cestilla en el Nilo- no sólo se salvó sino que además fue recogido por una hermana del faraón que lo prohijó (Ex 2).



     



    MOISÉS



    Cuando el muchacho, que se llama Moisés, creció, no se identificó con su pueblo de adopción sino que se sintió solidario con el sufrimiento de sus verdaderos correligionarios. Incluso llegó a matar a un egipcio al contemplar como éste maltrataba a dos israelitas. Pero la solución violenta de Moisés no funcionó lo que constituye una lección no poco relevante. De hecho, los propios israelitas se lo censuraron –no parece tampoco que fuera gente muy dispuesta dejarse liberar- y Moisés se vio obligado a huir del país para escapar del faraón (Éx 2).



    En el exilio, Moisés encontró la ocupación de pastor, contrajo matrimonio con una joven llamada Séfora e incluso tuvo descendencia. Por cierto, ese hijo no habría sido miembro de Israel según la interpretación talmúdica que sigue una línea matrilineal, pero, tal y como aparece en la Biblia, por supuesto que lo era. El hecho de que su hijo se llamara Gerson recordando que era un forastero hace pensar que Moisés añoraba en aquellos años a los suyos aunque no parece que tuviera ninguna esperanza de volver a verlos.



    Entonces aconteció un episodio que trastornó su vida y la de Israel. Mientras Moisés se encontraba guardando las ovejas de su suegro, contempló una zarza que ardía, pero que no se consumía. El fenómeno no era sino una manifestación de el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, el Dios que no puede ser representado, que había escuchado el clamor de los israelitas y había decidido liberarlos. Para esa misión había elegido a Moisés, un Moisés cuya reticencia tuvo que vencer y al que reveló que su nombre era Yo soy el que soy por lo que debía anunciar a los israelitas que Yo soy le había enviado a liberarlos (Éx 3). En el cumplimiento de esa misión Moisés contaría con la ayuda de su hermano Aarón que durante ese tiempo había permanecido en Egipto.



     



    EL LARGO INICIO DEL ÉXODO



    Si inicialmente los israelitas se alegraron de aquella noticia, cuando el faraón se negó a dejarlos marchar y además empeoró sus condiciones de vida, su entusiasmo desapareció. El texto señala que “no escucharon a Moisés por su consternación de espíritu y la dura servidumbre” (Éx 6, 9). Sin embargo, la resistencia del faraón tuvo como consecuencia directa el que Egipto se viera azotado por una sucesión ininterrumpida de plagas. Al agua convertida en sangre (Éx 7) sucedieron las ranas; a éstas, los piojos ; a los piojos, las moscas (Éx 8) ; a las moscas, la mortandad del ganado ; al colapso de la ganadería egipcia, unas úlceras que afectaron a la población y, finalmente, aniquilando las últimas reservas del país y sus postreros deseos de resistir el granizo, la langosta y la oscuridad (Éx 10). El enfrentamiento no sólo había ocasionado terribles costes a Egipto sino que además implicó una ridiculización evidente de su politeísmo en la medida en que cada una de las plagas mostró la impotencia de una o más divinidades egipcias a la hora de cumplir con su misión. Posiblemente, el faraón seguía resistiéndose a aquellas alturas más por razones de prestigio que de verdadera utilidad. Sin embargo, cuando la población egipcia se vio asolada por una nueva plaga que afectó a los primogénitos - pero que no dañó a los israelitas que colocaron la sangre de un cordero sacrificado en el dintel de sus puertas - consintió en dejar salir a Israel (Éx 11-12).



    No obstante, una vez que los israelitas se vieron libres el faraón se arrepintió de su decisión. Quizá pensaba que había capitulado cuando estaba a punto de cansar a su adversario o simplemente la idea de la derrota se le hacía insoportable. Fuera como fuese, el caso es que movilizó a sus fuerzas militares y salió en persecución de los israelitas con la intención seguramente de reducirlos o exterminarlos. El faraón logró alcanzarlos a la altura del mar de las Cañas, pero el resultado de la expedición de castigo no pudo resultar más nefasto. Los israelitas comenzaron a cruzar a pie enjuto una extensión que había quedado seca poco antes, pero cuando los egipcios se lanzaron en su persecución se vieron anegados por las aguas (Éx 14).



     



    EN EL DESIERTO



    En los capítulos 16-19, el Éxodo narra el camino de Israel hasta el Sinaí donde Dios iba a entregar a Moisés la ley –la Torah- en virtud de la cual vivirían. Este conjunto de normas aparece recogido en los capítulos del 21 al 23 y contiene los denominados diez mandamientos (Éx 20) consistentes en 1. Tener un solo Dios rindiéndole sólo culto a él, 2. No hacer imágenes ni rendirles culto; 3. No tomar el nombre de Dios en vano; 4. Acordarse del día de descanso semanal que debía favorecer incluso a siervos, emigrantes y animales; 5. Honrar al padre y a la madre; 6. No matar; 7. No cometer adulterio; 8. No hurtar; 9. No levantar falso testimonio y 10. No codiciar ningún bien del prójimo.



    Asimismo en las disposiciones entregadas por Dios a Moisés se limitó la duración de la esclavitud a un máximo de siete años que debían ser seguidos por una indemnización del antiguo dueño (Éx 21), se incluyeron normas que castigaban los atentados contra la libertad, la vida y la integridad de las personas (Éx 21), se estableció la obligación de restituir en daños y hurtos, se incluyeron una serie de leyes humanitarias que iban desde la prohibición de oprimir a extranjeros o de prestar con interés a la proscripción de brujas o normas de carácter ecológico (Éx 22). Por último, los capítulos del 24-31 señalan las tres fiestas religiosas anuales que deben celebrar los israelitas y la manera en que tenían que fabricarse diversos objetos de culto como el arca del testimonio, la mesa de los panes de la proposición, el candelabro, el tabernáculo, el altar de bronce, etc.



    Precisamente mientras Moisés estaba recogiendo la ley de Dios los israelitas decidieron fabricarse un becerro de oro (¿una referencia al buey Apis egipcio o a un animal sobre el que se posaba Dios supuestamente para ser adorado?) al que rindieron culto (Éx 32). Aquel episodio significó la primera fractura de importancia entre Israel y el Dios que deseaba suscribir un pacto con ellos y fue asimismo ocasión del primer enfrentamiento entre israelitas en el que corrió la sangre.



    Los capítulos 33-34 narran como el pacto entre Dios e Israel fue, no obstante, renovado y los 35-40 describen la construcción del tabernáculo con todos sus aditamentos.



    Al acabar el libro, Israel cuenta con una identidad espiritual, una normativa por la que regirse y sólo espera poseer el suelo en el que se asentara como pueblo.



    Como lecturas recomendadas para comenzar a familiarizarse con el libro del Éxodo, podemos ver:



    - Éxodo 1. La esclavitud de Israel.



    - Éxodo 2. El fracaso y la huida de Moisés.



    - Éxodo 3 y 4. El llamamiento de Moisés.



    - Éxodo 11 y 12. La última plaga y la liberación de la Pascua



    - Éxodo 20: 1-17. Los diez mandamientos



    - Éxodo 40: 34-38. La nube guiando a Israel



    Continuará


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - El Éxodo (Torah II)
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

    Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar” “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar”

    El próximo 8 de junio las iglesias evangélicas son invitadas a participar de España oramos por ti, un evento simultáneo en 52 puntos del país.

     
    Protestantes en España: creer a la contra Protestantes en España: creer a la contra

    Documentos RNE dedica un amplio reportaje sonoro a la historia del protestantismo en España. Participan Gabino Fernández, Doris Moreno y Ricardo García.

     
    “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración” “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración”

    Jaume Llenas comienza una nueva etapa como asesor de los Grupos Bíblicos Graduados. En esta entrevista comparte su visión sobre el trabajo, la vocación y la misión en el ámbito laboral.

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París

    La crisis de refugiados que salen de Venezuela es uno de los temas en esta nueva edición del programa.

     
    Toda la Biblia: 1ª Juan Toda la Biblia: 1ª Juan

    Esta carta una y otra vez nos presenta la preeminencia del amor de Dios, un amor que quita todos los miedos.

     
    El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas

    El 22 de agosto es el día designado por la ONU para conmemorar a las víctimas de violencia por motivo de creencia o religión. Esta y otras noticias en nuestro resumen semanal.

     
    Las Tres Tabernas: Marcos Vidal Las Tres Tabernas: Marcos Vidal

    Alex Sampedro entrevista a Marcos Vidal en profundidad sobre iglesia, pastorado, arte, literatura o redes sociales.

     
    Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

    En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

     
    Yo soy el pan de vida Yo soy el pan de vida

    Si ningún placer de la vida puede satisfacernos del todo, puede que estemos hechos para algo más.

     
    “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia” “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia”

    Conversamos con Javier Martín, coordinador de min19, sobre la necesidad de dar espacio e importancia a los niños, tal y como hizo Jesús.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.