PUBLICIDAD
 
martes, 3 de marzo de 2015   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

Los dineros de la evangelización

A aquella Iglesia llegó un nuevo predicador que se caracterizaba por su ferviente vocación misionera. Inmediatamente entró en acción, contactando a los miembros económicamente pudientes de la congregación para que contribuyeran al mantenimiento de misioneros. “Lo lamento –respondió un rico agricultor-. No soy la persona que usted busca; no creo en mandar misioneros a otros países”. “Pero –insistió el predicador – el Señor nos pide que alimentemos a las multitudes”. “Es cierto –continuó el endure
ENFOQUE AUTOR Juan Antonio Monroy 09 DE NOVIEMBRE DE 2007

Esta historieta de poca importancia viene a ilustrar una verdad profunda y actual: Los misioneros cristianos cuestan hoy mucho dinero y producen un rendimiento ínfimo. Si pensáramos en la evangelización como una empresa humana y contabilizáramos gastos y producción, a la mayoría de los misioneros les saldría cada convertido por una suma astronómica.

-¿Por qué? A mi modo de ver, y sin rechazar otras razones, porque la filosofía misionera ha dejado de entenderse como una vocación individual y se ha convertido en una sociedad mercantil que incluso reparte beneficios.

¿Me equivoco? ¿Qué son hoy las grandes empresas misioneras, con sus inmuebles de muchos pisos dedicados a oficinas centrales? Todo está mecanizado y automatizado en estas oficinas. Ejércitos de secretarias manejan las fichas con frialdad cerebral. Muchas de ellas no son ni convertidas. Agentes especializados recorren los países y las iglesias para recaudar fondos, con un tanto por ciento de comisión sobre la cantidad recaudada. Secretarios, vicepresidentes, presidentes y enviados especiales viajan de un continente a otro para supervisar, dicen, el trabajo - ¿qué trabajo? – de los misioneros. Hay entidades de éstas que invierten hasta el 70 por ciento de lo que recaudan para los misioneros en actividades burocráticas y ejecutivas, que ninguna vida salvan.

Cuando un predicador nacional decide anunciar el Evangelio en un país de misión, antes de nada piensa en el presupuesto económico. ¿Quién me va a pagar? ¿Cuánto me a pagar? ¿Cómo me va a pagar, es decir, por qué medios va a hacerme llegar el cheque mensual? ¿Tendrá en cuenta el incremento anual del coste de la vida? ¿Estará al tanto de la depreciación de la moneda? ¿Me dotará de un fondo especial para gastos de automóvil, gasolina, colegio de los niños y otros? Sólo si se le promete -en muchos casos bajo contrato- que se van a cumplir estos presupuestos económicos, el candidato a misionero se decide a emprender la salida. Y así ocurren las cosas: Llega a su lugar de trabajo completamente fracasado. No es que fracase en el campo misionero, no, es que ya llega vencido, derrotado al anteponer presupuesto económico a evangelización.

He conocido candidatos a misioneros que han pasado tres y hasta cuatro años recorriendo iglesias, hablando de sus proyectos y pidiendo apoyo económico. Al final de tan angustiosa mendicidad han logrado reunir la cantidad presupuestada mensualmente. Pero al fallar dos o tres de sus sostenedores se han visto obligados a volver al país y comenzar de nuevo el mismo calvario itinerante. Estos hombres no son efectivos en sus respectivos países y menos aún en el campo de misión. Aquí viven con la angustia de que en cualquier momento pueda fallarles el sostenimiento económico y se encuentren desamparados y necesitados. Con sus esperanzas puestas en los hombres que les ayudan, la providencia divina ha quedado relegada a un plano secundario. En estas condiciones es imposible evangelizar.

Tal como yo entiendo la obligación misionera de la Iglesia, misionero debe ser solamente aquel que haya sentido la llamada personal de Dios. Que esté realmente preocupado por la salvación de las almas, que sienta deseos irresistibles de comunicar a otros las bendiciones espirituales en Cristo, comenzando por las personas que tenga más cerca de él. Porque si no es fiel en lo poco, en lo cercano, tampoco será fiel en lo mucho, en lo lejano. Que le salga de dentro del alma el quejido que oprimió en un determinado momento el corazón de Pablo: “¡Ay de mí si no predico el Evangelio”.

Cuando esté totalmente seguro de su vocación, que se embarque en la aventura misionera, la más maravillosa de todas las aventuras, sin pensarlo más, sin pedir nada, esperándolo todo del Dios que lo envía.

Punto aparte, la experiencia viene demostrando que la evangelización más efectiva hoy no es la que llevan a cabo los misioneros profesionales, sino aquella que se produce a través del contacto personal, de tú a tú.

Además de ser gratuita, es la que finalmente queda, porque está basada en experiencias íntimas, no en esquemas académicos, monótonos, mecánicos y vacíos.
 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Los dineros de la evangelización
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS
 
‘El chavismo ha dividido la Iglesia’ (C. Vidal)

Los gobiernos de Chávez y Maduro han llevado a un liberticidio, utilizando y enfrentando a los cristianos evangélicos venezolanos entre ellos, dice el escritor e historiador César Vidal.

 
Franklin Graham: ‘Sólo Dios puede llenar nuestro vacío’

El conocido evangelista visitará Barcelona el próximo mes de mayo, en el Festival de la Esperanza, donde expondrá “el mensaje de la salvación que tenemos por medio de Jesús”.

 
¿Ecumenismo? José de Segovia

Dice José de Segovia: “¿Porque tengamos puntos en común con católicos significa que en lo doctrinal estamos más cerca?”. “No”, responde, y explica las diferencias insalvables.

 
Pablo Mnez. Vila ¿Una identidad evangélica?

“Una Palabra sin autoridad lleva a una fe sin milagros, que desemboca en un Cristo sin poder, y una iglesia sin mensaje. Acaba en un evangelio humano y humanista”, expone el psiquiatra Pablo Martínez Vila.

 
‘China mira a Jerusalén y a Jesús’ (C. Vidal)

Entrevista a César Vidal tras su viaje a China, con un análisis social, cultural y espiritual de este país que "será una superpotencia mundial en el siglo XXI".

 
'Ida' ¿Quién soy y quién es Dios?

Dice el periodista José de Segovia que ‘Ida’ nos muestra la lucha entre razón y fe, carne y espíritu, odio y perdón. Una historia de fe e identidad premiada con el Oscar a la mejor película extranjera,

 
Desafíos de la bioética

Carmen Medina Castellano expone sobre dos asuntos de máximo interés: el valor del ser humano y el aborto, ambos tratados en la recién publicada Guía Bioética de la AEE.

 
FOTOS
 
Las fotos del año

El World Press Photo 2015 premia la denuncia de la homofobia en Rusia, el retrato del conflicto en Ucrania y Gaza, y el drama del ébola o la inmigración.

 
Diarios europeos: Portadas sobre París

Portadas publicadas por diarios europeos recogiendo los ataques en Francia y la reacción de los ciudadanos. 

 
Fórum 2014

Un resumen de fotos de lo que fue el encuentro Fórum 2014, organizado por GBU. Unas 500 personas participaron en Cullera (Valencia) del 5 al 8 de diciembre en un fin de semana largo con exposiciones bíblicas, plenarias, tracks, arte y conciertos, programa Joven, programa infantil, etc.

 
VÍDEOS
 
‘El poder de la cruz’

¿Crees en el poder del sacrificio de Jesús en la cruz? Doce personas responden a esta pregunta en esta nueva película.

 
Lanzan el spot de Global.Radio

Se inicia oficialmente Global.Radio con un videoclip de lanzamiento con quienes participan en esta plataforma multimedia.

 
21 mártires (video)

Un llamado a la oración por la iglesia perseguida, ante una persecución que se incrementa en el mundo. 

 
‘A Cielo Abierto’, Samuel Arjona

Interpretación en directo de una de las canciones del disco 'A Cielo Abierto', basado en la epístola de Santiago.

 
J.A. Monroy: 'Mi apoyo total a Global.Radio'

El gran comunicador de la España protestante contemporánea, pionero de la radio evangélica, acoge a Global.Radio; radio online creada por una plataforma de las principales radios españolas evangélicas.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.