PUBLICIDAD
 
sábado, 7 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    Constitución 1978 e Iglesia católica

    Franco muere el 20 de noviembre de 1975. Dos días después el príncipe de España jura en el palacio de las Cortes como rey Juan Carlos I. El 3 de julio de 1976, sorprendiendo a casi toda la clase política, el rey designa presidente del Gobierno a Adolfo Suárez González.
    ENFOQUE AUTOR Juan Antonio Monroy 06 DE OCTUBRE DE 2006

    El 10 de agosto del mismo año Adolfo Suárez y Felipe González, secretario del Partido Socialista Obrero Español, se reúnen en una cena para departir sobre la política general española y, en especial, el papel que el PSOE habría de desempeñar en el futuro.

    El 21 de octubre se constituye Alianza Popular. El líder indiscutible de esta formación de derechas es Manuel Fraga Iribarne.

    El 15 de diciembre tiene lugar un referéndum sobre la Ley para la Reforma Política. España dice si. Con la participación del 77,47 por ciento del censo, el 94,2 por ciento vota favorablemente, frente a un 2,6 por ciento que lo hace en contra. El Gobierno no podía esperar mejores resultados.

    El 9 de abril de 1977, nueva sorpresa política: El Gobierno da luz verde a la legalización del Partido Comunista, cuyo secretario general es Santiago Carrillo.

    El 15 de junio del mismo año se celebran elecciones generales. Los españoles vuelven a votar para elegir a sus representantes después de cuarenta y un años de dictadura franquista. La Unión de Centro Democrático de Adolfo Suárez, en el poder, obtiene el 34,7 por 100 de los votos. El PSOE un 29,25 por 100. El Partido Comunista de España un 24 por 100 y Alianza Popular un 8,34 por 100, lo que se considera un descalabro de la derecha.

    Entre la muerte de Franco y las elecciones de junio de 1977, España experimenta un gran cambio. Año y medio después de la muerte del dictador, lo que parecía “atado y bien atado” no daba señales de estarlo tanto. Nadie podría haberse imaginado en tan poco tiempo que España llegaría a tener un Gobierno elegido por votación popular empeñado en democratizar el país. En el parlamento se encontraron dirigentes de partidos provenientes del franquismo, socialistas, comunistas, nacionalistas. Un verdadero y radical cambio.

    El próximo paso fue dotar a España de una Constitución lo más amplia que fuera posible. Al efecto se nombró una comisión compuesta por siete representantes de los grupos parlamentarios: Miguel Herrero de Miñón, Gabriel Cisneros y José Pedro Pérez-Llorca por la Unión de Centro Democrático; Gregorio Peces Barba por el Partido Socialista Obrero Español; Jordi Solé Tura por el Partido Comunista Español y Partido Socialista Unificado de Cataluña; Manuel Fraga Iribarne por Alianza Popular y Miguel Roca por Convergencia y Unión de Cataluña.

    El 5 de enero de 1978 se publicó el primer borrador del texto constitucional. A este primer borrador se presentaron 2.300 enmiendas. Después de un discutido anteproyecto, el proyecto final fue aprobado por las Cortes en sesión celebrada el 31 de octubre. El 6 de diciembre el Gobierno sometió la Constitución a referéndum y el pueblo español respondió mayoritariamente a favor. Sancionada por el rey el 27 de diciembre, dos días después la totalidad del texto constitucional fue publicado en el Boletín Oficial del Estado.

    No obstante la mención específica de la Iglesia católica en el mismo, el artículo 16 de la Constitución de 1978 desterraba definitivamente la intolerancia y la desigualdad de los españoles en materia religiosa. La libertad de cultos quedaba plenamente garantizada. Los protestante y otras confesiones religiosas no católicas figuraban reconocidas y amparadas en el texto constitucional.

    El párrafo uno de dicho artículo garantizaba la libertad de conciencia como un derecho subjetivo de la persona en la sociedad y frente al Estado: “Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la Ley”.

    Luís Prieto Sanchís, citado por García de Enterría en su obra LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1978, afirmaba: “La redacción del párrafo es bastante satisfactoria, pues considera que la libertad ideológica es un concepto distinto y más amplio que el tradicional de la libertad religiosa”.

    El segundo párrafo del artículo 16 aparecía ya en la Constitución republicana de 1931. Daniel Basterra sugiere que también pudo estar inspirado en la constitución de Weimar, vigente cuando se redactó la Constitución española. Establecía que nadie estaría obligado a declarar sobre su ideología o creencias religiosas: “ Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias”.

    Basterra observa que lo que garantiza este párrafo es el derecho a no declarar, pero no prohíbe la posibilidad de que determinados funcionarios, haciendo caso omiso al texto de la Constitución, acosen a preguntas a evangélicos indefensos. Esta situación se ha dado desde entonces y, de hecho, se sigue dando en la actualidad, en plena democracia. Hoy día, el sistema constitucional español sigue manteniendo un panorama impreciso y cerrado que traslada al futuro la necesidad de reconstruirlo.

    El párrafo tercero fue, sin duda, el más conflictivo. Describir las batallas que la jerarquía católica libró desde el principio para ser mencionada con carácter privilegiado en la Constitución de 1978, exigiría la redacción de dos o tres libros.

    Yo podría acometer la empresa, porque mis archivos están repletos de documentación de la época, pero estimo que a estas alturas del tiempo pasado no merece la pena. La jerarquía católica creó un cuerpo jurídico especial para seguir la redacción del texto. Los obispos publicaron cartas pastorales y documentos dirigidos a la opinión pública. Movilizó a todos los medios de comunicación a su alcance. Dio instrucciones concretas a los diputados católicos en las Cortes. Invocó ayuda al Vaticano. El poderoso cardenal Tarancón se batió en todos los frentes en defensa de lo que él consideraba un derecho de la Iglesia católica y el entonces arzobispo de Toledo, Marcelo González Martín publicó una carta pastoral aconsejando que se votara en contra de la Constitución.

    Otra vez, como siempre desde que España es España, la Iglesia católica ganó la partida, logrando ser mencionada en la Constitución de forma explícita. Así quedó la redacción final del párrafo tercero en el artículo 16: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones”.

    El diputado socialista Barrera Costa consideró la expresión del párrafo “las demás confesiones” como un complemento despectivo para ellas. Los españoles quedaban divididos en dos clases: primero los católicos, luego los otros.

    Con todo, este discutido artículo otorgaba a las confesiones protestantes un derecho constitucional y abría las puertas a lo que vendría después: Nueva Ley de libertad religiosa y Acuerdos de cooperación con el Estado.
     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Constitución 1978 e Iglesia católica
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

    En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

     
    Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

    Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

     
    Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

    El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

     
    7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

    Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: cargando una cruz Héroes: cargando una cruz

    Simón de Cirene fue testigo de la muerte de Jesús en un encuentro que cambiaría su vida y a toda su familia.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.