PUBLICIDAD
 
jueves, 21 de febrero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

Macabeos y asideos

Helenismo contra judaísmo (III)

´En aquellos días surgieron de Israel unos hijos rebeldes que sedujeron a muchos diciendo: «Vamos, concertemos alianza con los pueblos que nos rodean, porque desde que nos separamos de ellos, nos han sobrevenido muchos males.»(1). De esta manera comienza la descripción que el autor de Macabeos hace de los judíos pro-helenistas que apoyaron las reformas que Antíoco Epífanes quería llevar a cabo. Los epítet
CLAVES AUTOR Wenceslao Calvo 22 DE FEBRERO DE 2008

Durante los siete primeros años del reinado de Antíoco las reformas se llevaron a cabo de manera gradual, pero como el judaísmo seguía siendo mayoritariamente una entidad refractaria al cambio helenístico, el rey dio el paso decisivo el día quince del mes de Kisléu del año 167 a. C., al dar la orden de levantar sobre el altar de los holocaustos el altar de Baal Šamem o Zeus Olímpico. En ese nuevo altar se concretaba el sincretismo religioso, que era la característica principal del helenismo.

Es decir, la intención de Antíoco era que aquel altar fuera polivalente y sirviera no como un lugar de culto exclusivo para un solo Dios, como hasta entonces, sino inclusivo. Pero para los judíos el altar de los holocaustos representaba el testimonio del Dios de Israel y su pacto con ese pueblo, por lo que van a denominar al nuevo altar con el nombre de Abominación de la desolación(6), un calificativo que volverá a aparecer en Daniel 11:31 y al que Jesús mismo aludirá en Mateo 24:15.

A partir de ese momento se van a suceder los atropellos, extorsiones y asesinatos. Por primera vez en su historia, los judíos se van a enfrentar ante un poder político que pretende difuminar las características que distinguen al judaísmo de las demás creencias, para convertirlos en ciudadanos homologados de una entidad supra-nacional y supra-religiosa.

Si siglos antes habían sido objeto de intentos de aniquilación o de invasión, ahora se trata no tanto de aniquilación o invasión sino de asimilación. No era la primera vez que los judíos sufrían como pueblo, algo que ya conocieron bajo Faraón, ni tampoco la primera ocasión en la que habían entrado en colisión con otros pueblos, como los filisteos, asirios o babilonios. La diferencia es que lo que estaba en juego ahora no era su independencia política o nacional sino su ethos (carácter), el cual estaba indisolublemente unido a su religión. Es decir, es el alma misma del judaísmo lo que estaba bajo ataque, razón por la que la guerra que iba a estallar no tenía carácter secular sino sagrado. No se trataba tanto de fidelidad a principios nacionales o étnicos sino de fidelidad a Dios y a su Palabra revelada.

Lo que en su origen fue una resistencia pasiva ante el desafío del rey, se va a convertir en una resistencia activa, en la que una familia, que luego será conocida por el apodo Macabeo (Martillo), va a aglutinar a las distintas facciones judías anti-helenistas en una rebelión abierta contra Antíoco.

Al principio dicha rebelión tomará la forma de una huida a las montañas o al desierto, pero en vista de que en esos lugares son también hostigados, finalmente van a tomar la determinación de pasar al contraataque. Todos los descontentos y celosos por el estado de cosas al que Antíoco había encaminado al judaísmo se unieron a los Macabeos, estando entre ellos los asideos, a quienes el autor de Macabeos denomina israelitas valientes y entregados de corazón a la Ley(7).

La palabra asideo procede del hebreo hassid, plural hassidim, y puede traducirse por fiel o piadoso, siendo el grupo apegado a la Ley, además de ser los maestros de la misma ante el pueblo. Muchos fueron víctimas de la persecución desatada por Antíoco y es posible que Daniel 11:33 se refiera, sin nombrarlos, a ellos. Algunos han querido rastrear sus antecedentes hasta los nazareos de Números 6, pero en realidad es más cierto asociar los ideales de los asideos con cualquiera que en Israel haya resistido los intentos de penetración de una idea ajena a la Palabra de Dios. En ese sentido, bien podemos conceptuar al profeta Elías como a un asideo antes de los asideos. O a cualquiera de los profetas de Israel.

Es interesante que, con el paso el tiempo, se producirá una ruptura entre los asideos y los Macabeos, ya que estos últimos finalmente se conformarán con lograr la independencia política nacional, lo que para los primeros será a todas luces insuficiente. Las consideraciones de índole económica o política eran secundarias para ellos, pues su fin último era la reconstrucción del Reino de Dios.

Los asideos evolucionarán hasta convertirse en la raíz de dos grupos que en los tiempos de Jesús tendrán una gran importancia en el judaísmo: los fariseos y los esenios. Dos grupos bien diferenciados entre sí, aunque sus orígenes y propósitos finales fueran idénticos.



1) 1 Macabeos 1:11
2) 1 Macabeos 1:11
3) 1 Macabeos 1:15
4) 2 Macabeos 1:7
5) 1 Macabeos 1:34
6) 1 Macabeos 1:54
7) 1 Macabeos 2:42




Artículos anteriores de esta serie:
1El helenismo, más que Alejandro Magno
2El dios-loco que reinó en Israel
 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Macabeos y asideos
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
“Que Venezuela vuelva a ser el país próspero que siempre fue” “Que Venezuela vuelva a ser el país próspero que siempre fue”

Luis Troconis y Mena Giuliano nos cuentan su historia: por qué salieron de Venezuela, cómo viven la situación crítica que atraviesa el país en la distancia, y cómo ha sido su acogida en España.

 
“No estamos en contra de ningún grupo, sino contra la imposición” “No estamos en contra de ningún grupo, sino contra la imposición”

Julio Pérez entrevista a Christian Rosas y Samuel Justo, de la plataforma ConMisHijosNoTeMetas que comienza su andadura en España.

 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
FOTOS Fotos
 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Colosenses Toda la Biblia: Colosenses

No podemos llamarnos cristianos si Jesús no ocupa el centro de nuestra vida.

 
Desánimo Desánimo

En los momentos más difíciles, las preguntas nos pueden asaltar.

 
Tips para leer más Tips para leer más

Algunos consejos para que la lectura forme parte del día a día.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.