PUBLICIDAD
 
martes, 21 de octubre de 2014   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
La Economía del Reino (XIII)
5
 

Posesiones materiales (III): la justa medida (I)

Cuando Jesús llegó a Jericó (Lucas 19) decidió quedarse precisamente en la casa de Zaqueo, un hombre que no sólo era rico sino además jefe de una casta tan poco recomendable como los publicanos.
LA VOZ AUTOR César Vidal Manzanares 21 DE FEBRERO DE 2014

Siguen existiendo zonas pobres en India, pero el avance económico en los últimos años resulta prodigioso.


Sin duda, uno de los caballos de batalla más recurrentes en veinte siglos de cristianismo es el de la posible relación entre la riqueza y la vida del Evangelio. La cuestión ha venido enturbiada por no pocos condicionantes históricos.

Por ejemplo, desde la Segunda guerra mundial, debido a la influencia del marxismo, se ha hecho común repetir una y otra vez que los ricos son cada vez más ricos y los pobres son cada vez más pobres.La afirmación resulta ideal como forma de agitación política, pero es radicalmente falsa.Los ricos son, en general y salvo crisis o revoluciones, más ricos y los pobres… también. El avance experimentado por las clases más humildes y las naciones más pobres ha sido en las últimas décadas verdaderamente espectacular. Basta mirar en torno nuestro y cualquier persona que tenga más de medio siglo sabe que los pobres de hoy en España viven infinitamente mejor que no poca de la gente de clase media de hace cincuenta años.

Lo mismo sucede con el panorama mundial. Durante mi infancia, la India era un paradigma de pobreza y es lógico que así resultara porque pasó del régimen colonial al socialismo no-alineado. Al igual que en el caso de China, los dragones de Extremo Oriente y otras economías asiáticas – y hablamos de un porcentaje nada baladí de la población mundial – el salto económico ha sido astronómico. Siguen existiendo zonas pobres en India, pero el avance resulta prodigioso y es prácticamente imposible dar con una aldea sin servicio de internet o de telefonía móvil.El que escribe estas líneas lo ha comprobado en varios viajes.

Es verdad que el socialismo del siglo XXI está quebrando, por otro lado, economías como la de Venezuela, pero, en términos absolutos, en el conjunto del globo, los pobres no son más pobres sino menos e incluso en centenares de millones de casos han dejado de serlo.No sólo eso. Por primera vez, en la Historia de la Humanidad, los organismos internacionales coinciden en que la meta de acabar con el hambre en el planeta es posible y alcanzable en un plazo relativamente breve.

Otro factor que enturbia el análisis es definir exactamente la pobreza. Si ésta queda señalada por los criterios del siglo I habrá que conceder que incluso un porcentaje nada pequeño de los miserables de hoy son enormemente ricos. Salvo en algunas zonas muy localizadas de África, los pobres de la actualidad están mejor alimentados, mejor vestidos y mejor atendidos que la inmensa mayoría de la población del imperio romano en época de Jesús.Incluso en el caso de las clases altas, las vacunas o la odontología configuran un universo que, al menos ocasionalmente, resultaría envidiable para un emperador como Tiberio o Nerón… o incluso para alguien que hubiera vivido en la primera mitad del siglo pasado.

Por si todo lo anterior fuera poco, los intereses de las entidades eclesiales han contribuido también no poco a emborronar la cuestión. Por ejemplo, la iglesia católica no tuvo nunca problema en aceptar que un sector del clero fuera pobre siempre que la riqueza que esos “pobres” tenían siguiera en manos eclesiales.Teóricamente, los benedictinos deberían haber sido pobres centrados en el “ora et labora”. Sin embargo, al cabo de pocas generaciones, no sólo habían acumulado inmensas riquezas sino que habían abandonado el “labora” descargado sobre siervos para dedicarse sólo al “ora”.

Cuando algunos personajes, como Francisco de Asís, intentaron regresar al pauperismo inicial, la Santa Sede no tardó en controlar al movimiento.Antes de su muerte, Francisco había perdido el control de su orden y aquellos de sus seguidores que pretendieron seguir el impulso inicial – los fraticelli – acabaron condenados conciliarmente y procesados por la Inquisición. La pobreza estaba bien, sin duda, sobre todo para inspirar legados y donaciones, pero, por supuesto, no podía erosionar lo más mínimo el inmenso caudal de riquezas y propiedades que la iglesia católica iba amasando con el paso de los siglos y que sólo podían aumentar gracias a mecanismos como el régimen de manos muertas – suprimido por la Reforma en el siglo XVI y en otras naciones por los liberales en los siglos XVIII y XIX – o el celibato del clero.

La misma teología de la liberación – uno de los mayores dislates teológicos de todos los tiempos – podía utilizar el marxismo como instrumento de análisis como reconocían abiertamente algunos de sus autores e igualmente podía subrayar la denominada “opción por los pobres”, pero, de manera bien reveladora, en los lugares donde alcanzó el poder, como Nicaragua, no socializó ni una sola propiedad eclesial. No es sorprendente que, con el paso de los años, en la Nicaragua actual, el cardenal Obando, antiguo enemigo de los sandinistas, se abrace con Daniel Ortega y con su programa de “¡Viva Nicaragua socialista, cristiana y solidaria!”, consigna, por cierto, ideada por la esposa de Ortega, una ferviente católica que, a la vez, practica la hechicería.

A día de hoy, sin duda, las proclamas del papa Francisco en pro de la solidaridad y de los pobres pueden conmover a muchos. También al autor de estas líneas le conmueven hasta lo más hondo de su ser porque no termina de comprender cómo se puede afirmar todo eso viviendo en un edificio con centenares de dependencias y siendo la cabeza de una institución que es la mayor propietaria de bienes raíces – sin entrar en otro tipo de bienes - del mundo y que cuenta con un banco cuya opacidad resulta proverbial. Dicho sea de paso, se trata de una institución que desde mediados de los años noventa y sólo en España se está apoderando de millares de propiedades sobre las que no tiene título alguno.

Lamento haber sido farragoso con la introducción, pero me parece indispensable antes de abordar un tema que exigirá varias entregas y que ha sido desenfocado vez tras vez por condicionantes históricas nada inocentes que deben desbrozarse de manera previa. Y, sin embargo, en las Escrituras todo parece meridianamente claro. Cuando Jesús llegó a Jericó (Lucas 19: 1 ss) decidió quedarse precisamente en la casa de Zaqueo, un hombre (v. 5) que no sólo era rico sino además jefe de una casta tan poco recomendable como los publicanos (v. 1). Lejos de asumir las críticas propias de la lucha de clases – y de la pésima teología de la liberación – que descalificaban a Zaqueo (v. 7), Jesús entró en aquella casa porque vio a Zaqueo como un hijo de Abraham que necesitaba salvación (v. 9).El Hijo del Hombre, a fin de cuentas, no había venido a hacer demagogia, a pronunciar discursos pauperistas ni a proferir majaderías interesadas como la de la “opción preferencial por los pobres”.Había venido “para buscar y salvar lo que se había perdido” (v. 10).

Poco sorprende que Zaqueo, de manera voluntaria, decidiera cumplir con la sanción que la Torah marcaba para los casos de apropiación indebida de la propiedad de otros e incluso anunciara que entregaría una parte de su patrimonio a los pobres (v. 8). Como en tantas ocasiones en que el Reino de Dios se hace visible, las categorías que actúan resultan mucho más profundas – y veraces – de lo que la mayoría de los seres humanos puede ver. En la acción de Jesús, estaba el mesías buscando y salvando al pecador y el pecador, transformado, cambiando radicalmente su punto de vista. Es cierto que, a consecuencia de lo sucedido, Herodes no creó una partida del presupuesto para que de ella, bajo excusa de acabar con el hambre, viviera gente mantenida por los impuestos que Zaqueo hasta entonces había sacado a los pobres habitantes del territorio. Tampoco un comité local se apoderó de la casa de Zaqueo o la llenó de okupas. Mucho menos Jesús se dedicó a pedir el exterminio de Zaqueo y de los que eran como él. Pero, por mucho que desilusione a algunos, en la acción de Jesús y en la respuesta de Zaqueo hay una profundidad, un calado e incluso una belleza que supera lo anterior de la misma manera que un ángel está muy por encima de una cucaracha. Deberíamos reflexionar en ello. Pero del tema, centrados en la Biblia y desprovistos de condicionantes históricos, seguiremos hablando en próximas entregas.
CONTINUARÁ
 

 


5
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Paco
02/03/2014
23:12 h
5
 
Abramos los ojos, si los apóstoles Pedro y Pablo se levantasen de nuevo -¡y lo harán en su día!-, no podrían creer que esa es la misma iglesia en la que ellos se reunían.
 

Jose Macìas Corredera.
28/02/2014
20:02 h
4
 
señor o sra. Ikari: estoy en todo de acuerdo con lo que d. Cesar dice de la que se llama icaromana. Yo pienso que es cierto que la catolica r. Es la secta mas venenosa en el mundo entero,junto con musulmanes y otras religiones sanguinarias, por experiencia de 4 años de seminarista, y hasta los 20 años de mi juventud en que estuve en ella. Le pido a don cesar que escriba acerca y mas profundamente, para que destape lo que papa francisco quiere tapar como todos los papas, dejense de idolatrar a maria madre de jesus, y no la saquen del tiesto lea lucas 1: 26 - 56. Los encumbrados papados por toda la historia se han preocupado de su vientre,poco o nada de los pobres salvo algun misionero, sinc
 

ikari
24/02/2014
23:12 h
3
 
Nunca he visto que alguien fuera capaz de comparar la calidad de vida de los pobres actuales, con los pobres de la época de Jesús, honestamente he quedado con la boca abierta lo desubicado del analisis. Que la Iglesia de caracter universal sea la mayor propietaria de bienes raices es más mito que realidad ¿que resultaría de unir todas las denominaciones evangélicas (especialmente los de la prosperidad) y se les practicase un inventario de sus bienes y el valor de ls mismas? ¿será que Don César maneja esos datos para sustentar objetivamente su afirmación hacia la institución católica? Tomando por cierto que las denominaciones evangelicas forman lo que conocemos como 'la iglesia invisible', ta
 

EZEQUIEL JOB
24/02/2014
23:12 h
2
 
Gracias, muy buen artículo. Dios no es comunista ni socialista, nunca reparte por igual (parábola de los talentos), sino de acuerdo a la capacidad de cada uno, y al que trabaja mas le dará aun mas, siempre me he preguntado porqué en la parabola de los talentos dios le da el talento del que no hizo nada, al que tenía 10 y no al que tenía 4. Si Dios sería comunista repartiría 5 talentos a cada uno, premiando al que no hizo nada. Pero gracias a Dios, que no lo es.
 

Galo Nómez
24/02/2014
14:30 h
1
 
El aumento de la brecha entre ricos y pobres es un hecho real que ha acaecido en los últimos años y otros artículos publicados en este mismo sitio lo confirman. Por otro lado, los ejemplos de países del Sudeste Asiático expuestos aquí no efectuaron ese salto apoyados en los términos del capitalismo occidental, sino en una combinación de éste, las estructuras políticas señaladas -y despreciadas- por el autor y la aplicación de sus culturas ancestrales (CV podría haber puesto como emblemas a países que estaban más cerca de sus teorías, como Corea o Japón: no entiendo por qué los evitó) Lo último: la católica y socialista Nicaragua es uno de los seis países del orbe que tiene prohibido el abort
 



 
 
ESTAS EN: - - - Posesiones materiales (III): la justa medida (I)
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS
 
Corrupción en España - César Vidal

"Desde el exilio" en Miami, César Vidal trata la actualidad de la corrupción en España, sus raíces, y la necesidad de arrepentimiento. Una entrevista de P. Tarquis.

 
Hispanoamérica y la Reforma Protestante

Emilio Monjo nos cuenta cómo en el recién descubierto continente americano, al igual que en la península ibérica, hubo lugar para un evangelismo basado en las Escrituras, aún antes de la eclosión de los reformadores europeos.

 
Conectando jóvenes EnRed -Héctor Escobar

Héctor Escobar, líder de jóvenes de EnRed, es uno de los participantes y organizadores de este encuentro nacional de líderes de jóvenes que tendrá lugar en Ugena (Toledo), del 7 al 9 de noviembre. Una entrevista de Daniel Oval.

 
Jesús se mueve en la Rusia de Putin

Jaime Fernández da cuenta del hambre de Dios que encontró en un reciente viaje a Moscú. Una entrevista de Daniel Hofkamp.

 
¿Vivir juntos sin casarse? Will Graham

El problema surge cuando gente que dice que pertenece a Jesús comienza a vivir juntos y cohabitar, dice Will Graham en una entrevista de Daniel Oval

 
FOTOS
 
#WeAreN, orando por los perseguidos

El 11 de septiembre, un centenar de evangélicos participaron de la concentración de oración por los perseguidos en Siria e Irak. Fotos de Asun Quintana.

 
¿Hay solución! Madrid

Resumen en imágenes del acto central de ¿Hay Solución! en Madrid, celebrado el viernes 18 y sábado 19 de julio, en la explanada junto a la Plaza de Toros de Las Ventas. Fotos: César Iglesias.

 
VÍDEOS
 
Malala: ‘Las balas no pudieron silenciarme’

Malala Yousafzai defendió la educación frente al fanatismo talibán en un histórico discurso ante las Naciones Unidas.

 
Trailer#2 de 'Exodus: dioses y reyes'

La productora estadounidense 20 th Century Fox ha publicado el segundo tráiler de 'Exodus', dirigida por Ridley Scott,y protagonizada por Christian Bale.

 
Volar sobre la Tierra

Espectaculares imágenes desde la Estación Espacial Internacional.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.