PUBLICIDAD
 
miercoles, 20 de noviembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    La economía del reino de Dios (IV)
    8
     

    Pobres y pobres: espirituales y materiales

    Vimos la semana anterior que en el seno del cristianismo convivían todas las clases sociales –no sin tensiones inmediatamente advertidas por los apóstoles– y no encontramos ninguna referencia a la superioridad moral de los pobres o a una opción preferencial por los mismos.
    LA VOZ AUTOR César Vidal Manzanares 30 DE OCTUBRE DE 2013

    Decíamos que pocas cuestiones hay más confusas - y han sido más manipuladas – que las referencias a los pobres en la Biblia. En estas entregas, nos acercaremos a tan espinoso tema.

    La referencia a los pobres se convirtió hace unas décadas en uno de los elementos más llamados a crear confusión en la teología católica y, por ende, universal.

    Y en realidad, no debe sorprender que no exista ninguna referencia a la superioridad moral de los pobres o a una opción preferencial por los mismos.en el cristianismo primitivo porque el concepto de “pobre” presenta en la Biblia un sentido más amplio que el material. De entrada, debe señalarse que las Escrituras establecen una clara dicotomía entre los pobres materiales y los pobres espirituales[1]. Ambas categorías pueden coincidir, pero no es así siempre.

    La carta de Santiago parece indicar que, junto a la pobreza de tipo material que caracterizaba a cierto número de los que integraban el cristianismo primitivo en Jerusalén también estaba otro tipo de pobreza que podríamos encuadrar en términos más espirituales y que, quizá, podría ser traducida más correctamente como "humildad". Bernabé, que vendió su propiedad (Hechos 4, 36-7), parece haber sido una persona que renunció voluntariamente a parte de sus bienes y lo mismo cabe decir al menos de otros antiguos seguidores de Jesús. Encontramos en una situación de cierto desahogo a Pedro y los hijos de Zebedeo. No es menos cierto que la misma fue sustituida por una especie de pobreza voluntaria al seguir a Jesús[2]. El círculo de los más cercanos a éste, desde luego, parece haber tenido una bolsa común (Juan 13, 29) cuyos fondos no sólo se empleaban para cubrir los gastos del mismo sino que también se destinaban a dar limosnas a los pobres.

    Esta pobreza no era algo identificable con la miseria, sino más bien con una sencillez de vida y una humildad de espíritu, que no cuestionaba necesariamente las posesiones de cada uno aunque sí alimentaba la solidaridad y la ayuda a los demás, y ponía toda su fe en la intervención de Dios.

    Tal es el caso de la carta de Santiago y, por supuesto, el de Jesús.

    La comunidad no estaba tanto formada por "pobres" en un sentido material, cuanto por "humildes", entendiendo los mismos más como un concepto teológico que como una categoría económica y social. La idea, lejos de ser una innovación, contaba con un rancio abolengo dentro del desarrollo teológico del pueblo judío[3].

    De hecho, el termino "anav" en el Antiguo Testamento tiene, como en español, un significado ambivalente. Mientras en algunos casos, sólo se refiere al necesitado (Isaías 29, 19; 61, 1; Amós 2, 7; etc), en otros es equivalente de "humilde" (Numeros 12, 3; Salmo 25, 9; 34, 3; 37, 11; 69, 32, etc). Lo mismo puede decirse de "ebion" (Jeremías 20, 13) o de "dal" (Sofonías 3, 12) cuyo significado puede ser tanto el de necesitado como el de humilde en algunos pasajes. Así, de manera específica, a los pobres los vemos mencionados en Isaías 61, 1 (los de corazón abatido) o definidos como los que buscan a Dios (Salmo 22, 27; 69, 33, etc), cuyo derecho es violentado (Amós 2, 7) pero a los que Dios escucha (Salmo 10, 17), enseña el camino (Salmo 25, 9), salva (Salmo 76, 10), etc.

    Todo ello provoca el que los pobres (anavim) alaben a Dios (Salmo 22, 27), se alegren en El (Isaías 29, 19; Salmo 34, 3; 69, 33), reciban sus dones (Salmo 22, 27; 37, 11), etc. Los anavim, pues, no son los pobres sin más, sino los pobres de Dios (Sofonías 2, 3 ss), los que confían en El en medio de las tribulaciones.En los LXX, esta interpretación del término “pobre” aparece tan asumida que pobre es traducido no sólo como "ptojós" y "pénes", sino también por "tapeinós" (humilde) y "prays" (manso) o sus derivaciones. Por lo tanto, en la Biblia, los "pobres anavim" no eran sino aquellos que no son meramente indigentes sino que esperan la liberación de Dios porque son conscientes de que no cabe esperarla de ningún otro.

    Cualquiera que analice, pues, las Escrituras con seriedad percibe porqué no pueden considerarse aceptables la tesis de F. Engels[4], K. Kautsky[5], Rosa Luxemburgo[6] y, más modernamente, Y. A. Lientsman[7] o Gonzalo Puente Ojea[8], en el sentido de contemplar el cristianismo como un movimiento cuyo contenido ideológico, en buena medida, es sólo una supraestructura falsa superpuesta a una situación de opresión social y que estaba formado fundamentalmente por los desposeídos de la sociedad.

    Ciertamente tal tesis ha gozado durante décadas de un considerable predicamento por razones que, más que históricas, habría que denominar meta-históricas, pero la misma no puede ser sostenida a la luz de las fuentes con que contamos a menos que accedamos a violentarlas injustificadamente o a eludir su examen[9].

    Lo mismo puede decirse de las posiciones de los teólogos de la liberación.

    Por lo tanto, si alguien pretende identificar a los primeros cristianos con un simple movimiento social de clases oprimidas incurre en una perspectiva totalmente equivocada. No bastaba con ser pobre para pertenecer al grupo de Jesús y tampoco parece que tal circunstancia se considerara una recomendación especial o digna de una “opción preferencial”.

    Ser pobre era, sustancialmente, darse cuenta de cuál es la verdadera condición humana, de hasta qué punto somos incapaces de controlar las situaciones y el futuro y, por lo tanto, de que la única salida lógica y razonable para cada ser humano es aferrarse a Dios, la única esperanza que jamás defrauda.

    Establecido esto, queda por ver qué enseña la Biblia respecto a los pobres materiales.

    CONTINUARÁ: Pobres y pobres, compasión y acción



    [1]Aparte de la bibliografía sobre clases sociales mencionada al principio del capítulo, sobre este tema, ver: E. Jenni y C. Westermann, "'Aebyon" y "Dal" en ”Diccionario Teológico manual del Antiguo Testamento”, Madrid, 1978, I, e Idem, "`Nh" en ”Ibidem”, II; W. E. Vine, "Poor" en ”ExpositoryDictionary of Old and New TestamentWords”, Old Tappan, 1981; C. Vidal, "Riqueza" en ”Diccionario de las Tres Religiones monoteístas”, Madrid, 1993.
    [2]Mateo 8, 20; Mateo 10, 5 ss y par. (posiblemente una especie de manual de instrucciones para misioneros); Mateo 19, 16-30 y par.
    [3]Ver en este sentido: R. Martin-Achard, Yahwé et les ^anawim: ThZ 21, 1965, pgs. 349-357.
    [4]C. Marx y F. Engels, ”Sobre la religión”, Salamanca, 1979, en especial pgs. 313 ss, 323 ss y 403 ss.
    [5]K. Kautsky, ”Orígenes y fundamentos del cristianismo primitivo”, Salamanca, 1974.
    [6]R. Luxemburgo, "El socialismo y las iglesias" en ”Obras escogidas”, vol. I. Bogotá, 1976, pgs. 167 ss.
    [7]Y. A. Lientsman, ”Proisjodjdieniyejris­tyanstba”, Academia de Ciencias de la URSS, Moscú, 1958.
    [8]G. Puente Ojea, ”Ideología e historia: La formación del cristianismo como fenómeno ideológico”, Madrid, 1984. Este autor, que adolece de un desconocimiento grave de las fuentes coetáneas, ha caído con posterioridad en la formulación de hipótesis que, como mínimo, han de ser calificadas de novelescas, como la de atribuir al cristianismo, desde sus inicios, la práctica de una conspiración destinada a dominar el mundo. Ver en este sentido: G. Puente Ojea, ”Imperium Crucis”, Madrid, 1989, pgs. 41 ss.
    [9]Críticas similares a la que aquí esbozamos en A. J. Malherbe, ”Social Aspects of EarlyChristianity”, Filadelfia, 1983; D. J. Kyrtatas, ”Thesocial structure of theEarly Christian communities”, Londres, 1987; W. A. Meeks, ”Los primeros cristianos urbanos”, Salamanca, 1988.
     

     


    5
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Victor MC Montes
    04/11/2013
    00:25 h
    5
     
    Excelente tema y mejores comentarios comparativos sobre el idioma original, le felicito Sr. Vidal. Saludos desde México.
     

    ikari
    01/11/2013
    13:50 h
    4
     
    Buen artículo, conozco poco al Sr. César Vidal. Suelo leer los artículos de Juan Simarro un verdadero maestro en cuanto a los temas que trata don Vidal.
     

    Pep Porta
    01/11/2013
    13:50 h
    3
     
    O sea, que no hay una superioridad moral en los pobres (indigentes), pero sí en los humildes. O yo mucho me equivoco o las ideas de Juan Simarro son otras.
     

    Galo Nómez
    30/10/2013
    22:27 h
    2
     
    La expresión 'pobres en espíritu' también puede indicar que la pobreza material suele arrastrar a la pobreza espiritual. Una persona que no cuenta con acceso a los servicios básicos pierde mucho de la necesaria privacidad que requiere todo ser humano, lo cual a la larga repercute en su dignidad (el asunto del hacinamiento, por ejemplo). Y dado que tales servicios aseguran la supervivencia del sujeto, entonces éste se ve obligado a recurrir a triquiñuelas reñidas con la legalidad o la moralidad (factores que en ciertos casos se miden con un patrón bastante arbitrario) Por otro lado, los profetas del AT fueron enfáticos en denunciar la desigualdad social y los abusos de las clases más pudient
     

    Esteban Soto. Protestantólogo.
    30/10/2013
    22:27 h
    1
     
    Qué privilegio el contar en esta revista con las aportaciones de un intelectual brillante como lo es César Vidal Manzanares. La ignorancia es atrevida, sólo el estudio acucioso, entregado, logra despejar la nube de oscuridad que envuelve temáticas como estas tan expuestas a ser afectadas por lo ideológico-voluntarista. De todo esto se colige la necesidad de manejar los idiomas originales, de respetar principio hermenéuticos, de poseer una cultura general que enriquezca sin apabullar- y aburrir- con lugares manidos y comunes.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Pobres y pobres: espirituales y materiales
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España tras el 10N: César Vidal España tras el 10N: César Vidal

    Análisis de los resultados de las elecciones generales en España tras la votación del pasado 10 de Noviembre.

     
    Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05 Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05

    El rapero Andrés Pérez visita nuestro podcast para comentar la conversión al cristianismo de Kanye West y su disco ‘Jesus is King’.

     
    Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04 Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04

    Esta semana en 7 Días, la crisis política y social en Chile, las marchas por la libertad y contra el tráfico humano de A21 y la presencia evangélica en el parlamento de Suiza después de las elecciones federales.

     
    La indispensable formación en atención familiar La indispensable formación en atención familiar

    “La sociedad cambia a pasos agigantados”, explica Juan Varela, director de un curso de consejería y orientación familiar en el que, basados en la Biblia y de la mano de las ciencias, se enseñan principios prácticos.

     
    Unamuno y Mackay: el balcón y el camino Unamuno y Mackay: el balcón y el camino

    El teólogo Samuel Escobar explica la amistad entre el misionero escocés y el escritor vasco, y la influencia del Unamuno en el pensamiento teológico contemporáneo.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: el valor de una adolescente Héroes: el valor de una adolescente

    Una reflexión sobre la historia de Eliseo y Naamán desde su inicio, desde la joven israelita que animó al funcionario sirio a buscar el favor del Dios de Israel.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
    31 de octubre, Día de la Reforma 31 de octubre, Día de la Reforma

    El movimiento que se inició con Lutero se extendió por todo el mundo, cambiando la historia para siempre.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.