PUBLICIDAD
 
martes, 18 de diciembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    Protestantismo y revolución científica

    De algunos mitos difundidos sobre el protestantismo (XXVII)
    Sin ningún género de dudas, uno de los mayores aportes del protestantismo a la Historia del género humano ha sido el hecho de que la Reforma provocó una verdadera revolución del saber que, convencionalmente, se conoce como la Revolución científica.
    LA VOZ AUTOR César Vidal Manzanares 08 DE JULIO DE 2010

    Ese extremo ha sido reconocido por historiadores de las ciencias como Thomas Kuhn o por filósofos como Whitehead o Schaeffer. Al respecto, los datos son de una contundencia y relevancia enormes.

    Como sucedió con el capitalismo, el origen de la revolución científica tuvo lugar en la Edad Media y en la Europa que quedaría en el s. XVI en el terreno de la Contrarreforma. Al respecto, los avances técnicos logrados por italianos, portugueses y españoles durante las últimas décadas del s. XV y el inicio del s. XVI resultaron verdaderamente prodigiosos y, en un sentido muy literal, abrieron el camino hacia nuevos mundos. Se trataba en no escasa medida del fruto de una institución que sólo se dio en el contexto de la cultura cristiana y que estaba ausente de otras. Me refiero, claro está, a la universidad. La primera apareció en la España que combatía al Islam y fue seguida con bastante rapidez por Inglaterra, Francia e Italia. Con todo –insisto en el paralelo con el desarrollo del capitalismo– la Reforma implicó un salto cualitativo de enorme relevancia.

    Aquellas naciones que se situaron en el ámbito del protestantismo –por regla general, más atrasadas e incluso con muchos menos medios– lograron dar un salto técnico que procedía de manera directa del regreso a la Biblia, mientras que las naciones católicas, a pesar de ser más ricas y poderosas, comenzaron a quedar rezagadas.

    No deja de ser significativo que en plena hegemonía española, los temas pictóricos discurran por el mundo de los santos y los reyes con algunas concesiones –ciertamente, geniales– al mundo popular de vagabundos y borrachos. Si, por el contrario, uno observa la pintura de un autor tan medularmente protestante como Rembrandt lo que encuentra es una cosmovisión muy diferente. No se trata sólo de que en el área de la temática espiritual, la Biblia haya sustituido a las vidas de santos. Además, Rembrandt retrata el avance científico de La lección de anatomía o recoge el capitalismo de La ronda de los pañeros. La pequeña, protestante, capitalista y liberal Holanda ha comenzado un despegue a pesar de no contar con riquezas naturales, de la presión de la potencia española y de contar con un medio geográfico hostil. Son éstas circunstancias que deberían recordar los nacionales de algunos países que sólo saben atribuir la causa de sus desdichas a la cercanía de los Estados Unidos.

    En ese sentido, la ciencia se convirtió en casi un monopolio protestante durante los tres siguientes siglos y no deja de ser significativo que esos científicos eran, a la vez, piadosos creyentes desmintiendo el interesado mito izquierdista de que la ciencia es incompatible con la fe. Los ejemplos al respecto resultan innumerables. La química moderna se debería a Robert Boyle (1627-1691), el avance en la catalogación de la flora y la fauna a John Ray (1627-1705), el descubrimiento de las bacterias a Antonie van Leeuwenhoek (1632-1723), la taxonomía a Carolus Linnaeus (1707-1778) – hijo de un pastor protestante -, las matemáticas avanzaron con Leonhard Euler (1707-1783) y George Boole (1815-1864), la moderna teoría atómica surgió con John Dalton (1766-1844), la investigación eléctrica se disparó con Michael Faraday (1791-1867), la física de la termodinámica se la debemos a William Thomson (1824-1907) igual que la física moderna es incomprensible sin James Clark Maxwell (1831-1879). Todo ello por no hablar del mayor genio científico de todos los tiempos, el inglés Isaac Newton que además de sus obras científicas escribió tratados de teología y de interpretación de las Escrituras.

    Ciertamente, en el mundo católico existían las bases y el capital humano para un desarrollo similar, pero el rechazo de la Reforma abortó un proceso semejante. Al respecto, los ejemplos no dejan de ser notables. Galileo fue juzgado por la inquisición, Pascal fue considerado un hereje por sus posiciones sobre la gracia muy cercanas al calvinismo y Athanasius Kircher -un jesuita genial- se vio obligado a ocultar muchos de sus puntos de vista y conclusiones por temor a la acción de la Inquisición.

    Sin duda, España o Italia podrían haber avanzado científicamente más que Holanda, Alemania o Inglaterra. Partían de mejor posición económica, geográfica e histórica y contaban con generaciones de extraordinarios eruditos, pero su repulsa de la Reforma las descolgó del tren del progreso, tren, dicho sea de paso, que casi nada tiene que ver con los que se autodenominan progresistas. Desde luego, no deja de ser revelador que las dos primeras utopía socialistas de la Edad Moderna – la Utopía de Tomás Moro y La ciudad del sol de Campanella – fueran escritas por autores católicos. El primero fue un antiguo inquisidor que torturó y envió a la estaca a varios protestantes; el segundo, un monje. En buena medida, parecían ambos presagiar una de las grandes desgracias del mundo mediterráneo, la de una división en dos alternativas: el Antiguo –y atrasado– Régimen o la utopía socialista.

    De manera ciertamente trágica, las grandes potencias de finales de la Edad Media e inicios de la Edad Moderna, perdieron la conexión con motores de avance tan extraordinarios como la democracia, la revolución científica y el capitalismo. Nunca han llegado a realizarla después de manera completa y exenta de fragilidad y, lamentablemente, han preferido, siglo tras siglo, culpar de sus males más a la perfidia de sus vecinos norteños que examinar donde se habían equivocado e incluso optar por vías muertas que repudiaban con ignorante desprecio el protestantismo, la democracia, la investigación científica y, por supuesto, el capitalismo. Así nos va.

    Y ahora debo comunicar a mis lectores que, a mi juicio, catorce horas –como mínimo– de trabajo diario durante esta temporada se merecen ya un descanso. Me lo tomo desde hoy. Continuaré con estos mitos sobre el protestantismo, Dios mediante, al regreso del verano.

    Continuará: El protestantismo y la revolución científica (II)


    Artículos anteriores de esta serie:
    1Juan Calvino y la Inquisición
    2Enrique VIII y los protestantes ingleses
    3Inglaterra y María la sanguinaria
    4Cisneros ¿precursor de la Reforma?
    5Juan de Valdés y la Reforma en España
    6Juan de Valdés huye de la Inquisición
    7Españoles del siglo XVI con la Reforma
    8Las ekklesias y «la» Iglesia católica
    9La verdadera Iglesia no tiene Papa
    10Salvación por gracia, no por obras
    11Carta de Santiago: fe, salvación y obras
    12Obispos casados
    13Los protestantes y la Virgen María
    14María durante el ministerio de Jesús
    15La Inmaculada Concepción
    16El culto a la Virgen María
    17La virginidad perpetua de María
    18El culto a las imágenes
    19La corredención de María
    20La Asunción de María
    21Lutero y el antisemitismo
    22Antisemitismo de Lutero y Holocausto
    23Protestantismo y capitalismo
    24El origen de la democracia moderna
    25El puritanismo y la democracia moderna
    26Democracia: Padres fundadores de EEUU

     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Protestantismo y revolución científica
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Esto es Navidad: Hillsong presenta 'El país de nunca jamás' Esto es Navidad: Hillsong presenta 'El país de nunca jamás'

    Juan Mejías nos da detalles del musical que presentarán estas fechas en Barcelona y Madrid.

     
    #Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

    Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

     
    ¿Qué pasa con el Brexit?: César Vidal ¿Qué pasa con el Brexit?: César Vidal

    Causas, situación actual y posible resolución del "divorcio" Reino Unido-UE. Análisis de César Vidal.

     
    Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

    Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

     
    Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

    Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

     
    El crecimiento evangélico en Córdoba y España El crecimiento evangélico en Córdoba y España

    Máximo Álvarez, director del ministerio Evangelismo a Fondo España (EVAF), expone las causas del crecimiento evangélico y su perspectiva sobre los próximos años.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Expectativas Expectativas

    A veces esperamos que las cosas puedan llenar nuestro vacío.

     
    Toda la Biblia: Romanos Toda la Biblia: Romanos

    Esta carta nos muestra el diseño del plan de salvación por el que somos perdonados bajo la gracia de Dios.

     
    El sello de la Reforma se presentará en Ourense El sello de la Reforma se presentará en Ourense

    La presentación del sello dedicado a la Reforma Protestante y la Biblia del Oso se realizará en Ourense (Galicia, España) este próximo enero de 2019.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.