PUBLICIDAD
 
viernes, 6 de mayo de 2016   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

Nada menos que uno más

Es cierto que en muchos contextos cristianos, quizás por miedo a la idolatría hacia los erráticos humanos, se honra poco a las personas que son ejemplo y testimonio en la obra de Dios. Dicho esto, debo manifestar mi incomodidad cuando oigo hablar de individuos que han conocido a Cristo a través de Paco, Rodolfo o María.
DLIRIOS AUTOR Luis Marián 20 DE ENERO DE 2006

En un par de ocasiones he contemplado a predicadores que instaban al auditorio para que levantaran la mano quienes habían llevado “al menos una persona a los pies de Cristo”. Me recordaban a aquellos pilotos de combate que colocaban una pegatina en su avión por cada objetivo conseguido gracias a su pericia militar.

En esta misma línea, fue hace unos días cuando escuchaba a una señora orar dando gracias por Pepito, hermano que –según sus palabras– era digno de elogiar por causa de ser el instrumento por el cual una tercera persona se convirtió recientemente a Jesús de Nazaret. Precisamente yo conocía este último caso, y puedo decir que, para empezar, en la conversión de este señor participaron diferentes factores y personas que iban desde un compañero de trabajo cristiano hasta una novia protestante de buen testimonio. Esta persona no fue tocada por el amor de Cristo a través de una sola persona. Es más, diría que siempre existen infinidad de elementos que desconocemos en el milagro del arrepentimiento y que convierten en simplismo el afirmar que Antonio o Fulano se convirtieron a través de una única persona. Falta amplitud de miras.

Quizás fueron hasta cientos las personas que Dios usó para conceder a Antonio –por proponer un nombre- la oportunidad de la salvación. Es posible que hace catorce años este hombre asistiese a una charla en su universidad donde un científico creyente contribuyó a eliminar de la mente de Antonio tremendos prejuicios hacia la Biblia. Probablemente, Antonio se enterase de la existencia de esta conferencia a través de un folleto diseñado por Daniel y colgado por Marcos. Las dedicadas oraciones de Amparo y Ruth rogando que el Evangelio provoque impacto en aquella universidad también fueron atendidas por un Dios misericordioso. Es incluso probable que, desde aquel momento hasta el día de su conversión, Antonio haya conocido hasta doscientos nueve fragmentos del Evangelio que, de algún modo, diferentes personas le habrían hecho llegar hasta sus ojos y oídos a través de folletos de iglesia, comentarios en la mesa de al lado del bar, por medio de Internet o en un e-mail…; diferentes porciones de vida que le impactaron en mayor o en menor medida, aunque no le impulsaran por entonces a nacer de nuevo. Es probable que la simbología evangélica de El Señor de los Anillos o de Las crónicas de Narnia sembrasen en el corazón de Antonio la matriz de un soporte de asombro ante el Dios que escoge a los débiles y que da su vida por los traidores. Tolkien, Lewis, Peter Jackson, Disney… también fueron parte de la obra divina en la mente y corazón de Antonio. ¿Cuántos más?

A pesar de esta misteriosa y desconocida complejidad del mundo espiritual, a las personas nos gusta ser protagonistas y sentirnos útiles por los logros obtenidos como creyentes.
Y no es malo. Pero sería de insensatos ignorar que de los éxitos espirituales personalizados a la vanidad religiosa hay tan sólo un paso, con precipicio de patetismo y falsa humildad por medio.

Me imagino el día que parta de este mundo hacia la presencia de Dios y el soberano se acerque para decirme: “Te voy a mostrar a través de qué persona pudiste conocerme como Señor y Salvador”. Seguro que me enseña una imagen con cientos o miles de personas…, unos orando por España, otros predicando, otros escribiendo, otros sonriendo, otros traduciendo la Biblia, otros repartiéndola, otros predicando a quien posteriormente me predicaría el Evangelio… A todos ellos, anónimos y conocidos sin más deseo de protagonismo que el de ser parte del engranaje de la vida eterna: gracias. Sigo vuestro ejemplo.

 

VALORA EL ARTÍCULO (0)











 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Nada menos que uno más
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS
 
“Nuestra tarea es servir”

Efraim Tendero, secretario general de la Alianza Evangélica Mundial, se interesa por la opinión de los latinos con respecto a asuntos como ecumenismo, cobeligerancia o participación en la vida pública.

 
L. Carballosa: Santiago, fe en acción

Entrevista a Luis Carballosa conocido conferenciante, escritor y teólogo analizando su libro "Santiago, una fe en acción" recientemente actualizado.

 
Abuso espiritual, desafío para la iglesia actual

Marcos Zapata explica la problemática del abuso en contextos religiosos, en base a la Guía Pastoral de prevención del Abuso Espiritual que acaba de publicar la Alianza Evangélica Española.  

 
10.000 niños perdidos: #BuscameEuropa

Loida Muñoz explica la campaña que desde A21 llevan a cabo para concienciar sobre la desaparición de niños, muchos de ellos cayendo en manos de mafias de trata.

 
Cómo tratar la fibromialgia: Dra. Capa

Entrevista a la Dra. Francisca Capa sobre cómo tratar y prevenir la fibromialgia, y su relación con la celiaquía y el síndrome de fatiga crónica.

 
FOTOS
 
Bruselas, el día después

Otra ciudad en Europa golpeada por el terrorismo que busca en la unión su esperanza. Fotos de Joëlle Philippe.

 
#ComparteJesus en Semana Santa

Imágenes con versículos para compartir esta Semana Santa, en español y en inglés.

 
Idea 2016, en fotos

El encuentro de la Alianza Evangélica Española se celebró del 19 al 21 de febrero, en Sevilla. Fotos de Juan Pablo Serrano.

 
VÍDEOS
 
#500Reforma: de la Edad Media a la Moderna

De la Edad Media al humanismo y la Edad Moderna. Primer programa de “Hacedores de Historia”, una emisión mensual que conmemora el 500 aniversario de la reforma protestante en 2017.

 
3MJ #19: Jesús se detiene

Aunque a su alrededor las personas le mandaban callarse, Jesús escuchó el clamor de un ciego.

 
“Rompamos con la religiosidad”

Debemos dejar de enfatizar las formas para poner el acento en el fondo y abrir más la mente, opina el pastor Rubén Sánchez.

 
¿Cómo abrir las puertas de mi iglesia a los refugiados?

¿Hay que ser un experto para conectar con los refugiados que viven en tu ciudad? ¿Qué pasos sencillos se pueden dar? Robert Strong (OM Holanda) explica cómo su iglesia empezó a ofrecer café y juegos de mesa. 

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
 

 
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.